La agonía y la euforia de ser extremadamente guapo


Las personas atractivas no son como el resto de nosotros. La gente las trata diferente gracias a su buena apariencia. Y de acuerdo con las investigaciones de psicología que se han realizado desde hace décadas, eso le puede dar forma a varias facetas de sus vidas, desde sus trabajos y personalidades hasta la manera en que perciben el mundo.

Primero, sería de gran ayuda definir qué significa “atractivo”. Hay algunas cosas que universalmente están asociadas con la belleza, como la simetría facial, la forma de la cara, y la piel clara. Algunos estudios muestran que por lo general, las caras de un aspecto promedio también son consideradas más atractivas.

Lo atractivo no depende de la capacidad de apreciar la belleza sino de detectar los defectos. Entre menos defectos tenga una persona, parece ser más atractiva, dice Kristin Donnelly, estudiante de doctorado en psicología experimental en la Universidad de California en San Diego. Otros elementos de la belleza, como la forma del cuerpo, el peso y el color de piel, pueden ser más subjetivos e influenciados por la cultura. Además hay cosas que no son tan físicas que pueden hacer que una persona parezca atractiva, como la confianza, el olor o la voz.
Para los experimentos fisiológicos, los investigadores a veces les muestran a los participantes una cantidad de caras para establecer la base de referencia de lo que consideran atractivo; otras veces, usan caras clasificadas con anterioridad de una base de datos, como la base de datos de rostros de Chicago (básicamente es una especie de HotOrNot pero para la ciencia).


Relacionados: La belleza complicada de la nariz persa


Durante décadas, los investigadores han estado buscando dentro de los efectos de lo atractivo. Los resultados muestran que por lo general ser considerado atractivo significa que otras personas te tratan mejor. “Asumimos que la gente atractiva tiene cualidades positivas que no tienen nada que ver con su belleza física”, dice Lauren Human, profesora asistente de psicología en la Universidad McGill. Algunas veces a esto se le llama el efecto de halo. En general, la gente atractiva supuestamente es más inteligente, más confiable, y tienen mejores habilidades sociales. Nos parecen más interesantes y les prestamos más atención, por lo tanto tendemos a tener una mejor idea de lo que son como individuos. La gente guapa es más exitosa, les pagan más en su trabajo y los promueven más rápido. Muchas veces, también son más felices. Incluso los papás tratan mejor a los bebés que están bonitos que a los feos. No es que a la gente que no es atractiva se les perciba de manera más negativa, dice Human, simplemente no es percibida de manera tan positiva como a la gente que es más bonita.

Muchas veces le atribuimos estas cualidades a la gente atractiva sin conocer bien sus personalidades, por lo tanto, muchas veces nos equivocamos. Pero otras veces, estas suposiciones se pueden convertir en profecías que se cumplen. “Si eres una persona atractiva que va por el mundo y todos te abren las puertas, te invitan tragos, eres él o la favorita de tu jefe, de tus papás, entonces vas a pensar que el mundo es un mejor lugar”, dice Donnelly, después de todo, tal vez serás más amable y estarás más abierto a hablarle a la gente.

Puede haber desventajas por ser demasiado atractivo. A veces, la gente guapa puede tener demasiadas opciones de parejas, lo que puede hacer a la gente menos feliz en sus relaciones o incluso tener matrimonios más cortos. Las personas que se vuelven menos atractivas conforme crecen se pueden cuestionar su perspectiva del mundo, o se pueden obsesionar con la belleza de una manera que podría causar problemas fisiológicos. “Si toda tu vida has tenido esta estructura de reconocimiento, que constantemente te dicen que eres atractivo y que mucho de tu valor como persona está atado a tu apariencia, puede ser peligroso”, dice Donnelly.


Relacionados: Les preguntamos a algunos jóvenes por qué usan botox


Además no todas las personas promedio tratan mejor a las bonitas. La gente que es menos atractiva, que se siente insegura y que le teme al rechazo, puede asumir que la gente bonita es tonta (aunque estudios demuestran que muchas personas atractivas de hecho son más inteligentes). Esto te podría afectar cuando vas a buscar trabajo, un estudio de 2010 mostró que tanto la gente hermosa como los jefes, sin importar el género, asumen que eres incompetente, demasiado descuidado y por lo tanto no te consideran apto para el trabajo. “Parece que en general el estereotipo (de la gente atractiva) es positivo, pero creo que todos podemos pensar en algún caso que no sea así”, dice Human.

En general, los prejuicios son algo de lo que nos queremos deshacer, ¿no?. Pero al asumir que la gente positiva tiene cualidades buenas de hecho podría estar haciendo del mundo un lugar mejor. “En la medida de lo posible esperamos que la gente sea buena, estos prejuicios pueden resultar en cosas buenas, por lo tanto no necesariamente es algo malo”, dice Human. Lo que sí es peligroso es asumir que alguien no es interesante o que no vale la pena tener una conversación con él o ella sólo por su apariencia. Human sugiere que podría ser de más ayuda superar las suposiciones que no son tan positivas de la gente que es menos atractiva. Aunque, cómo logramos eso, esa es una pregunta diferente, y una que todavía no tiene una respuesta. Donnelly sugiere que podríamos tratar de hacer más amplia la definición de lo que se considera hermoso, una transformación que cuesta trabajo pero que ya se está dando gracias a los defensores del cuerpo y al impulso hacia la exhibición de personas de diferentes colores y tamaños en los medios de comunicación.

La belleza a veces puede ser difícil de estudiar. “Una de las dificultades es que es una construcción sin forma, muchas de las cosas que se involucran son amorfas, por lo tanto los investigadores tienen que tomar decisiones sobre cómo medirla”, dice human. Y a pesar de que los científicos han puesto muchas de estas cuestiones en pausa, hay algunos aspectos de este campo que todavía no han sido explorados. Human tiene la intención de investigar más a fondo el componente de la precisión, por qué algunas personas ven a la gente atractiva con más exactitud que los que son menos atractivos.


Relacionados: Fotos del concurso Miss Gordita


Y para todos ustedes amigos que no son atractivos, no se preocupen. Aún hay cosas que pueden hacer para aparentar ser más atractivos y sacarle provecho a algunos de los beneficios. Tomen como ejemplo los descubrimientos de uno de los estudios de Human de 2012: a las personas que se les dijo que trataran de lograr una buena impresión tuvieron más confianza y fueron más consideradas, más positivas, independientemente de su atractivo. Después de todo, la belleza, y todas las cosas positivas que vienen con ella, puede ir más allá de lo superficial.

http://ift.tt/2p4rTIS

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s