Estas experiencias virtuales vuelven más atractivo al PlayStation VR


Arriba: Captura de pantalla de Apollo 11 cortesía de Sony.

No he utilizado mi equipo de PlayStation VR durante varias semanas. No por el hardware, sino por los juegos que estaban disponibles. O, más bien, por la falta de ellos. Más allá de Resident Evil 7, han sido pocos los títulos del PS4 compatibles con VR de 2017 que me hayan atraído. Pero haber sacado de nuevo el visor ahora —y literalmente quitarle el polvo en el proceso— ha sido una delicia, especialmente con otra gente cerca.

No estoy hablando de algún juego en particular, aunque hay algunos que saldrán pronto. En un evento reciente de exhibición pude probar el shooter en primera persona Farpoint y el control parecido a un arma de Sony, “Aim Controller”; y el survival-horror The Persistence, ambos ejercicios agradables para impulsar el potencial de este medio. Que ambos tengan la opción de añadir al menos un segundo jugador a la mezcla, el primero como un compañero en modo cooperativo, y el segundo para ayudar u obstaculizar al jugador que tiene el visor puesto mediante el ingreso de comandos en una segunda pantalla, reafirma mi sensación de que los juegos de realidad virtual funcionan muy bien en espacios sociales: el renacimiento de los viejos espacios de maquinistas empieza aquí, dijo con ilusión.

Ahora mismo, sin embargo, la plataforma da la bienvenida a algunas atracciones que no son juegos, las cuales son más representativas de cómo se verá el uso de la realidad virtual en el hogar si este medio logra ganar un punto de apoyo significativo en las salas de nuestros hogares. Ninguna de las experiencias es tan revolucionaria, pero en su conjunto ofrecen una probada de a dónde nos puede llevar la realidad virtual. De hecho, pueden darle al PSVR el derecho de ser llamado una “plataforma”, independiente del propio PS4.


Relacionados: Capcom explica el largo y confuso proceso para la creación de ‘Resident Evil 7’


El próximo shooter, Farpoint, se juega mejor con un amigo: será interesante ver lo que Sony puede hacer con su control Aim Controller, más allá de la su uso obvio en los juegos de disparos. Imagen cortesía de Sony.

Una de mis mejores y más memorables experiencias de realidad virtual hasta la fecha fue con Everest VR de Sólfar Studios, y ese simulador de alpinismo saldrá para el PSVR. Logra lo que ningún juego puede ofrecer: escapismo a una verdadera fantasía, a un lugar que existe, pero que personas como yo, y la mayor parte de nuestros lectores, nunca verán por sí mismos. Todos podemos explorar paisajes fantásticos en los juegos recientes de acción y juego de rol, o las profundidades del espacio a través de los ojos de un héroe intrépido; pero estos son sueños hechos en polígonos. El Everest es real y Everest VR es lo más cercano que voy a estar de llegar ahí.

Eso es a lo que puede llegar el conjunto de experiencias que tuve hoy, y que mis hijos observaron también tomando turnos. Apollo 11, un documental interactivo sobre el icónico aterrizaje en la Luna de 1969, salió hace unas semanas, y ahora se le une a una clase diferente de (pre)historia, David Attenborough’s First Life VR. Es un paseo en rieles, pero esta inmersión en los océanos de hace 540 millones de años, durante el período cambriano, nos tenía a mi hijo de seis años y a mí, en turnos separados, totalmente embelesados. Por supuesto, ayuda mucho la voz del inconfundible e inimitable Sir David; pero incluso sin eso, es el tipo de entretenimiento educativo que va a ayudar a los padres, maestros, y personas sin interés en los juegos a acercarse a la realidad virtual con entusiasmo.


Relacionados: Así entrena un equipo profesional de League of Legends


También están disponibles un par de documentales de 360 grados de los creadores de First Life, Alchemy VR, que exploran la población de tiburones de una isla del Océano Pacífico —bajo el oleaje costero, obviamente— y los barcos hundidos del Atolón Bikini. Tampoco es sorprendente la información que se nos presenta, a pesar la narración de David Tennant (al menos, estoy bastante seguro de que es el Doctor), pero ambos sumergen al espectador en el lugar y en la historia.

Captura de pantalla de Virry VR cortesía de Sony.

El que más atrajo a mis hijos fue Virry VR, un “safari virtual” que salió hace unas semanas. Seleccionas tu región de Kenia, seleccionas un animal para observarlo, y puedes comenzar el safari, cortesía de las capturas de imagen de una cámara de 360 grados. Ver a mi hijo más grande dar gritos de emoción —al menos la mitad con deleite— cuando una leona tenía su rostro justo en su cara fue maravilloso; y el más joven trató de alcanzar a un elefante que pasaba, y saludó a las cebras cuando pasaron por “su” punto de vista. También hay preguntas sobre conservación y cifras de población como parte de la experiencia. Además, siempre es valioso que brinden información inestimable sobre el estado de nuestro mundo en un paquete diseñado para ser divertido, en un medio que los niños quieren tener en sus manos. También probamos algunos de los videos de YouTube de 360 grados. Si no has visto el video de Gorillaz con Popcaan, “Saturnz Barz (Spirit House)” en VR, y puedes hacerlo, hazlo.

Aunque estos lanzamientos descargables son quizás un poco costosos si tenemos en cuenta su longevidad —lo más probable es que sólo los acabes una vez— y que ninguno supera los 15 minutos de duración, no tengo duda de que son precisamente lo que se necesita para conseguir que aquellos que no juegan se sientan cómodos con la realidad virtual. Y en vista de que el visor del PSVR es el más accesible del mercado, tiene sentido que estén disponibles títulos mayormente pasivos, experiencias en las que puedes sentarte y disfrutar: turismo y comunicación virtuales, experiencias realmente verdaderas, desde deportes extremos hasta la exploración de las extremidades de nuestro planeta, algo con lo que la mayoría de nosotros sólo podemos fantasear.


Relacionados: Una conversación honesta con los creadores de ‘The Witcher’ y ‘Metro 2033’


No puedo hacer que mi papá visite el hogar de los Baker de Resident Evil 7 durante diez minutos la próxima vez que lo vea… pero puedo verlo viajando a toda velocidad a la Luna, o sumergiéndose a la guarida de un Anomalocaris. Y cuanto más tengamos de eso, más posibilidades tienen los defensores de la realidad virtual de hacer que los visores lleguen al público más amplio posible.

Sigue a Mike en Twitter.

http://ift.tt/2pgQn1T

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s