Esto es lo que la mariguana le hace a los adolescentes


Justo dos días antes de Año Nuevo, un estudio de la Universidad de Montreal pasó a la primera plana de los periódicos al concluir que, en comparación con los jóvenes que empiezan a consumir mariguana a los 17, aquellos que empiezan a los 14 tienen un riesgo mayor de presentar déficits de aprendizaje y para solucionar problemas.

“No hay ningún acontecimiento de desarrollo en particular que ocurra a los 17 años”, dice Natalie Castellanos-Ryan, la psicóloga que dirigió el estudio. “El cerebro simplemente tiene más tiempo para desarrollarse, esto hace que el cerebro de un joven de 17 años sea menos vulnerable a los efectos neurotóxicos”.

Castellanos-Ryan dice que en el estudio que realizó, a pesar de controlar “una gran variedad” de factores de confusión, incluyendo problemas de conducta y otros tipos de abuso de sustancias, no se demostró una relación de causa y efecto entre la mariguana y una alteración en el desarrollo del cerebro. Sin embargo, esto se suma al incremento de las evidencias que relacionan un hábito de fumar marihuana constantemente con resultados mentales y de salud cognitiva no tan favorables entre los adolescentes.

A nivel nacional, las tasas del consumo de drogas para adolescentes están cayendo. Los porcentajes de estudiantes de preparatoria que usan metanfetaminas, cocaína, heroína e inhalantes están más bajos que nunca, según la última “Encuesta del Monitoreo del Futuro” del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés). A pesar de que el consumo de la marihuana no está tocando fondo, hoy en día son menos los estudiantes que fuman mariguana que hace cinco años, incluso ahora que varios estados han suavizado las leyes relacionadas con la posesión y el uso de la marihuana.


Relacionados: Los jóvenes inteligentes fuman mariguana


Sin embargo, la mariguana sigue siendo la droga ilícita más común entre los adolescentes. Aproximadamente uno de cada tres estudiantes fuma mota, según datos del NIDA. Pero la pregunta de si fumar mariguana daña el cerebro de los adolescentes o no es difícil de contestar.

“Me siento ofendida cuando veo que los científicos dicen que hay una relación de causalidad entre la mariguana y los resultados negativos en el cerebro”, dice Margaret Haney, directora del Laboratorio de Investigación de la Mariguana en la Universidad de Colombia.

Eso no significa que Haney crea que la mariguana es segura para los adolescentes. Dice que la mayoría de los datos que tienen sugieren exactamente lo contrario. “Tenemos asociaciones evidentes con gente que empezó a fumar en la adolescencia y siguió hasta tener resultados peores en diferentes áreas”, dice. También menciona que hay vínculos entre el uso constante de mariguana y un desempeño académico débil, así como problemas cognitivos, de humor y de psicosis.

Sin embargo, es muy difícil comprobar que la mariguana es la causa de estos problemas en el cerebro, y que no es algo que simplemente los adolescentes problemáticos o con otras capacidades son más propensos a tener. “Vemos estas asociaciones una y otra vez, pero no hay una manera ética de hacer un juicio clínico al azar, por eso no podemos atribuírselo a la mariguana”, dice.

Dicho esto, se está haciendo un gran esfuerzo para estudiar la manera en que diferentes sustancias y factores de estilo de vida afectan el cerebro de un joven (principalmente la marihuana, pero también otros hábitos como los videojuegos y el uso de las redes sociales). Este esfuerzo lleva el nombre de Estudio del Desarrollo Cognitivo del Cerebro Adolescente (ABCD, por sus siglas en inglés), el proyecto involucrará a más de una docena de universidades importantes, y seguirá a aproximadamente 10.000 niños entre nueve y diez años hasta que lleguen a ser adultos jóvenes.


Relacionados: “La gente pierde su trabajo, su familia y la dignidad”: Personas mayores nos cuentan qué piensan de la mariguana


Deanna Barch, jefa del departamento de psicología y ciencias del cerebro en la Universidad de Washington en St. Louis, es una de las investigadoras principales del Estudio ABCD. A pesar de que dice que el estudio aún está en su periodo de “recolección de datos”, y por esa razón aún no puede contribuir a la conversación sobre la mariguana y la salud de los adolescentes, hay razones para sospechar que el cerebro de una persona más joven puede ser más vulnerable a los químicos de la mariguana que el de un adulto. “Hay experiencias y procesos de desarrollo realmente importantes que ocurren en la adolescencia en comparación con los que hay en la edad adulta”, dice Barch. Estas experiencias y procesos, dice, pueden hacer que el consumo de mariguana sea “particularmente riesgoso” para los adolescentes.

Para ser más específicos: “Durante la adolescencia, hay un crecimiento rápido del cerebro en la corteza prefrontal”, dice. Esta región del cerebro parece jugar un papel importante en tareas como la toma de decisiones y el procesamiento de información social, y también el logro de objetivos y algunos aspectos de la personalidad. También está repleta de receptores cannabinoides, dice Haney.

Estos receptores responden a una clase especifica de químicos que tu cuerpo produce de manera natural. Pero tus receptores cannabinoides también reaccionan a las sustancias en la mariguana, es decir al THC, el cual se parece mucho a los químicos cannabinoides que produce tu cuerpo. 

Los investigadores siguen tratando de clasificar las funciones exactas de tu cerebro y el sistema cannabinoide del cuerpo. Sin embargo, las interacciones entre tu sistema y la mariguana ayudan a explicar por qué te droga y por qué a algunas personas les quita las nauseas. Debido a que tu corteza prefrontal es la ultima parte de tu cerebro en madurar, y también gracias a que está cargado con estos receptores que son especialmente susceptibles a los químicos en la mariguana, Haney dice que hay una “posibilidad biológica” que podría afectar el desarrollo del cerebro de un adolescente si se llega a exponer mucho a la mariguana. Pero “una vez más”, dice que, “es muy difícil mostrar cuál es la causa”.

Entonces, sí, es verdad que no tenemos estudios que demuestren la causa. Pero, ¿con qué correlaciones se han encontrado los investigadores? Un estudio de 2007 de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda concluye que la atención, el aprendizaje y la memoria parecen verse afectadas entre los adolescentes que consumen mariguana con regularidad. En comparación con los compañeros que no consumen, los que sí parecían tener más dificultades para realizar “funciones ejecutivas”, incluyendo la capacidad de recordar la información almacenada para resolver un problema complejo, según el estudio.

Ese estudio también encontró que hay más investigaciones que sugieren que algunos de estos problemas se resuelven solos cuando el adolescente deja de fumar por unas semanas. Pero los déficits de atención (la capacidad de permanecer concentrado y haciendo algo) podrían no desaparecer tan rápido.


Relacionados: Cómo cultivar mariguana


También hay cierta evidencia de que la marihuana podría “interrumpir las trayectorias normales del desarrollo del cerebro [adolescente]”, según una reseña de 2015 de la Universidad de California en San Diego. Los autores de esa reseña mencionan un estudio de 2010 que encontró que entre más pronto empiece a fumar mariguana un adolescente, es probable que tenga menos volumen en su corteza prefrontal, la región que describe arriba Haney. Por otro lado, un estudio de 2011 encontró que los consumidores de mariguana adolescentes tienen el cuerpo amigdalino más grande (una parte del cerebro que maneja el proceso emocional) y como resultado son más propensos a sufrir de ansiedad y depresión.

Pero como ya se mencionó antes, estos descubrimientos son prueba únicamente de una correlación. No son pruebas contundentes de que fumar mariguana cause estos cambios en el desarrollo o en la morfología del cerebro. Tampoco hasta el momento está claro: cuánta hierba tendría que fumar un adolescente para aumentar estos riesgos teóricos, o si fumar una cantidad menor de THC de alguna manera pueda mejorar o no los efectos dañinos de la mariguana.

Muchas de estas preguntas tal vez nunca tengan una respuesta. Así como ningún doctor te puede decir cuántos cigarros te puedes fumar antes de desarrollar cáncer, cualquier causa y efecto hipotético de los daños de la mariguana entre los adolescentes siempre tendrá un elemento de suposición. Pero a estas alturas, la evidencia que sí tenemos sugiere que la mariguana y un cerebro en desarrollo no se llevan bien. Hasta que sepamos más, entre menos consuma un adolescente y entre más grande lo haga, mejor.

http://ift.tt/2oupllU

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s