Imagina que Ripley, ante Alien, lo que echa de menos es un támpax: la obra de Julie Doucet


Leer a Julie Doucet es el descojono máximo porque cuando dibujó sus fanzines a finales de los 80 no esperaba nada ni de nadie, ni del mercado ni de nada. Por eso cada viñeta supone manguerazos de ácido sulfúrico. Pero es que, además, tiene su óptica femenina, la que hace que cuando plantea la misión de una astronauta esta, en el espacio, tenga que enfrentarse una y otra vez a su menstruación fundamentamente (y masturbarse con patatas cuando tiene un respiro)

etiquetas: comic, julie doucet

» noticia original (valenciaplaza.com)

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s