Los memes son arte: conocemos al creador de Museum of Internet


Si la Gioconda y las momias están en el Museo del Louvre, Salt Bae y los gatitos están en el Museo de Internet. En una época en que el mundo digital reina sobre el mundo analógico se hacía raro que no hubiera nadie que recopilara y compartiera con la humanidad algunas de las grandes obras que el universo de internet genera a diario a través de sus infinitas formas de expresión.

Museum of Internet es el mayor archivo —o al menos, el más relevante— que existe hoy en día del arte online. Es una idea transgresora y no apta para puristas, y es complicado interpretar los memes y los gifs como los cuadros y las esculturas del futuro. “La idea era juntar todas estas cosas que hacen de internet algo increíble; no sé, fotos del móvil, capturas de pantalla, memes de Drake, perros, gatos, cualquier cosa, y crear un archivo conjunto”, explica Félix Magal, un creativo francés de 24 años que trabaja en varios proyectos culturales y museos en la zona de París.

Su museo virtual nació el 25 de diciembre de 2012 —”por Navidad, cómo Jesús”, bromea—y en cinco años ya acumula en Facebook más de 600,000 seguidores de 100 países distintos. De un vistazo, el Museum of Internet no es más que eso, una página de Facebook que sube unas diez obras de arte al día. Para los críticos, que la plataforma elegida sea la red social de Mark Zuckeberg responde a un claro objetivo: estar donde están los usuarios y hablar como ellos.

Más críticas, probablemente, tendrá su concepción del meme como obra de arte. “Algo nuevo y que cambia la manera en la que vives siempre es criticado, porque la sociedad fue educada de una manera y ahora se vive de otra. Al día de hoy, las cosas cambian a diario y tienes que saber adaptarte. No sé, quizás en un mes este museo será irrelevante aunque he conocido a mucha gente de todo el mundo que flipa así que supongo que es algo bastante grande”.

Para ser cosa de dos, no está nada mal. Magal colabora con una creadora canadiense, Emilie Gervais, y reconoce que selecciona las obras de manera bastante aleatoria y según les llegan. “Lo divertido es que las imágenes salen de cualquier sitio de internet; es completamente aleatorio. A veces nos mandan cosas, pero la mayoría de ellas nos las encontramos sin más. Creo que el contenido nos encuentra, y no al revés”.

De hecho, esas 600,000 personas quizás no están siguiendo un museo, sino más bien una galería de arte personal. Magal saca mucho contenido de VK y otras webs rusas, a las que se ha aficionado recientemente. Eso no quiere decir que no pueda sacar alguna cosa de Le Monde, el periódico con el que se informa. También es cierto que hay más memes de perros que de gatos, cuestión de gusto personal.

Este museo virtual no entiende de categorías, títulos y autores. Todas las imágenes, gifs o memes del Museum of Internet van acompañadas de la nada, porque Félix quiere que sean los usuarios los que se formen su propia idea y den contexto, a través de los comentarios, a las piezas. “Creo que si acompañáramos cualquier imagen con un crédito o un título podría generar interpretaciones erróneas o no buscadas”.

Para Félix, su museo puede compararse con cualquier otro. “Creo que en Facebook estamos en el mismo nivel que cualquier museo físico, como el Louvre o la Tate. Lo más divertido es que mucha gente que me conoce me pregunta si también somos un museo en la vida real”, ¿pero qué no es real en internet? Ese es otro debate. “Lo divertido es que solo con poner la palabra museo puedes crear una idea muy concreta en la mente de la gente”, reflexiona.

Sobre si el Museum of Internet contiene arte, Félix opina que sí, aunque no tiene una respuesta concreta que defina los límites de lo que es y no es arte en la red. “Cuando hablamos de arte, a veces parece que son cosas demasiado complejas y se les busca interpretaciones profundas. En cambio nosotros queremos generar una reacción inmediata en la gente”, comenta. “En la actualidad no tenemos capacidad de atención. Si no captas algo en tres segundos se acabó, la gente ya no lee un artículo de prensa que te pide 20 minutos. Pienso que es una gran parte del modo en que consumimos las cosas a día de hoy, pero tampoco lo es todo. A mí también me gusta leer un buen libro y ver una película en el cine. No es incompatible, pero lo que tengo claro es que los memes están aquí para quedarse”.

Al final, su mérito es que como el Prado o el Pompidou, sabes que siempre puedes volver, que está allí y que siempre tiene nuevas obras que exponer.

@GuilleAlvarez41

http://ift.tt/2pPszG9

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s