‘Vas muy provocativa siendo gorda’: hablamos de body positive con Apuesta Princesa


Esta entrevista forma parte de ‘Body positive: la guerra contra las tallas’, el reportaje de DIARIO VICE que se emite hoy a las 00:05h en #0, el canal exclusivo de Movistar+.

Los príncipes de cuento son apuestos y fuertes y las princesas, bellas y delicadas. Pero a Clara de la Rubia, modelo y feminista de 20 años, no le da la gana y ha decidido ser las dos cosas al mismo tiempo para convertirse en una Apuesta Princesa. Así es como se presenta en las redes sociales para reivindicar que se siente fuerte, bella y segura de sí misma.

A través de su cuenta de Instagram se ha convertido en una de las abanderadas del movimiento body positive, una corriente feminista que declara la guerra a los estándares de belleza de la industria y llama a las mujeres a sentirse bien con su propio cuerpo. Detrás de este hashtag, con más de dos millones y medio de publicaciones, encontramos a chicas que, como Apuesta Princesa, tienen cuerpos con tallas por encima del canon que la moda considera como normales pero que lucen con mucho orgullo.

Durante la grabación de un reportaje para DIARIO VICE en el que nos hemos acercado a conocer a las protagonistas del movimiento, tuve la oportunidad de acompañar a Apuesta Princesa en una sesión de fotos en la playa de Punta Umbría junto a la fotógrafa Verónica Garrido. Allí, entre pose y pose, pude hablar con ella de complejos superados, amor propio y como mandar a la mierda a los haters.

VICE: Tu apodo ya es toda una declaración de intenciones, ¿cómo surgió?
Apuesta Princesa: Hace tres años, cuando empecé como modelo, buscaba un nombre que tuviese un trasfondo feminista y Apuesta Princesa lo tiene. Para mí es como un nombre de guerra para reivindicarme a mí misma.

En tu perfil hablas de modelo “alternativa”, ¿por qué?
Digo alternativa porque soy Suicide Girl aspirante desde hace 3 años. Suicide Girls es una plataforma de chicas desnudas con tatuajes, pelo de colores o también gorditas, así que son alternativas en el sentido de que son algo que no verías en una página de modelos convencionales.

Etiquetas tus fotos con el hashtag #BodyPositive, ¿qué significado tiene para ti la etiqueta?
Para mí el movimiento body positive significa quererte a ti misma tal y cómo eres, da igual que seas delgada, que seas gorda, tu género, tu aspecto… Lo importante es quererse a uno mismo.

¿Tú te quieres a ti misma?
Por supuesto. A veces me dicen “vas muy provocativa para lo gorda que estás”. Y yo digo que me da igual, que me quiero a mi misma y que voy a seguir vistiendo así aunque pese 120 kilos.

¿He leído en tu blog que esto no ha sido siempre así?
No, no siempre he sido así. Tuve una época en la que fui bulímica pero gracias al apoyo de mis amigos y al apoyo incluso de Suicide Girls salí de la enfermedad, que es lo importante.

Si tuviésemos que buscar las causas que acabaron por provocar la bulimia, ¿dónde tendríamos que señalar?
Pues sobre todo fue porque no encajaba en los cánones de esta sociedad. No encajaba en la ropa, no encajaba en una 38, había a veces incluso que no podía encontrar nada de mi talla… Todo eso es lo que me hizo caer. Pero empecé a salir cuando me di cuenta de que realmente no tenía importancia, que era una tontería el cuerpo, que le cuerpo no tiene que ser tu cárcel. Hay que ser libre y entender el cuerpo sólo como una moldura del alma. Yo ahora lo pienso así.

¿Quién crea esos cánones estrictos de los que hablar?
El sistema heteropatriarcal. Hay una frase que dice que “una mujer que está más obsesionada con su peso que con la política, es una mujer dócil”. Es exactamente lo que hace el sistema, atarnos e intentar que nos peleemos entre nosotras. Por eso para mí la positividad corporal es sobre todo un movimiento feminista que busca la sororidad entre todas las mujeres para aceptarnos unas mismas y también las unas a las otras. ¡Dejemos de insultarnos y llamarnos gordas!

¿Cómo te diste cuenta de que a pesar de tener un cuerpo no normativo podías ser modelo?
Pues me di cuenta gracias a mis fans. Yo empecé a subir fotos mías y empecé a ver que realmente gustaba. La gente me dice que es un poco triste que me tenga que dar cuenta de que gusto porque la gente me lo diga, pero yo me di cuenta así. Y la verdad es que estoy orgullosa de ello, de todas las personas que me siguen día a día y me dicen lo guapa que estoy. La verdad es que estoy orgullosa de mis fans.

¿Fueron dos pasos diferentes? ¿Primero aceptarte y después descubrir que gustabas?
¡Exacto! Me gusto aunque estoy fuera del canon y me gusto porque sé que soy bella. Si te fijas hace unos siglos, en el renacimiento, en la época de Rubens o Boticelli ese tipo de cuerpo era bello. ¿Por qué no voy a ser yo bella? ¿Por qué con unos kilos de más no vamos a ser bellas?

Quizá de una forma oportunista, algunas marcas han utilizado como campaña a las “mujeres reales”, pero para referirse siempre a aquellas que están por encima del estándar de la industria. ¿Existe una especie de discriminación positiva hacía las que están por encima, descuidando a aquellas que están por debajo, no incluyéndolas también “reales”?
Me gusta que me preguntes eso porque yo odio lo de “mujeres reales”, me molesta mucho, en serio. Reales somos todas: delgadas, gordas, por encima del peso, por debajo, las “normales”… Todas somos iguales. Yo por ejemplo tengo una amiga que sufre porque es extremadamente delgada pero yo le digo que no por eso deja de ser bella. Todas somos bellas a nuestra manera, todo el mundo tiene ese toque especial que lo hace bello.

Siempre que uno se expone a las redes, se expone también a los haters. ¿Tú recibes críticas?
Claro, tengo fans pero a la vez gente que me critica. Me suelen decir que estoy muy gorda para dedicarme al soft porn, que debería adelgazar… “Hola, lo admito, estoy gorda. Pero hago cosas y tú lo único que haces es criticar. Haz cosas tú también y cállate”. Hay gente que se ofende porque dice que estar gorda no es sano y que yo en vez de cuidarme me dedico a promocionarme. De eso me acusan.

¿De hacer una especie de apología a estilos de vida no saludables?
Sí, algo así. Pero se equivocan totalmente. Yo en mi caso voy al gimnasio dos horas al día, como sano, soy vegetariana… Claro que me cuido. Pero me ha tocado tener hipertiroidismo y a veces subo mucho de peso. Eso no significa que haga una apología a la gordura, la apología que hago es a quererse uno mismo, a aceptarse y a ser feliz. Joder, y a que todo el mundo se una. Repito, da igual su peso, su talla, su género, su sexo, su orientación sexual, su todo… yo sólo pido que nos unamos y dejemos de echarnos mierda los unos a los otros. Eso, eso es exactamente el body positive.

http://ift.tt/2qyjOO3

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s