¿Por qué hay tantas personas que no usan condón?


Este artículo se publicó originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres.

El verano pasado conocí a un profesor de primaria en un bar. Después de platicar un rato, decidí que quería tener sexo con él. Acto seguido: estábamos en su cama –más bien en el sofá-cama de su hermano. (Los dos estábamos pasando por un mal momento).

Le pregunté si tenía condón, y mientras encogía los hombros me dijo que no.

“Perfecto, entonces no vamos a tener sexo”, le dije, mientras buscaba mi celular. Me preguntó si tomaba algún tipo de anticonceptivo, le dije: “Si, pero no conozco tu pene”. Se pasó cinco minutos insistiendo que estaba limpio. Cuando por fin se dio cuenta de que era en serio lo que le había dicho, porque nunca es suficiente cuando una mujer dice algo una vez, me dijo: “De hecho, sí tengo condones. Voy por uno”.


Relacionados: Por qué algunas mujeres quieren tener sexo con animales


Exacto, el tipo trató de engañarme, se me hizo tan despreciable que aborté la misión. Desafortunadamente, esto es bastante normal. A pesar de que usar condón le beneficia a las dos partes, me he dado cuenta de que siempre tengo que ser yo la que lo propone. Obviamente, el sexo sin condón se siente mejor pero, ¿a costa de qué? La respuesta es “a costa de mucho”. Los condones funcionan como una barrera para protegernos de las infecciones que se contagian a través de los fluidos vaginales, el semen, y el líquido preeyaculatorio, además de las que se contagian por el contacto piel con piel. El método de sacarlo antes ofrece cero protección contra las ITS que te pueden dar por los fluidos preeyaculatorios. Que te contagien una ITS definitivamente no es el fin del mundo, pero tampoco es divertido.

Creo que muchas personas lo saben. Sin embargo, un estudio reciente sobre el sexo sin protección que se llevó a cabo por la cadena de farmacias británicas Superdrug tuvo algunos resultados decepcionantes: de los 1000 estadounidenses encuestados, el 65,5 por ciento dijo haber tenido relaciones sexuales sin protección y el 29,1 por ciento de esas personas dijo que nunca se protegía. (Un poco sorprendente, hubo mucho más mujeres que hombres que respondieron esto). Pero lo que más me sorprendió fue esto: una encuesta de 2000 personas encontró que el 68,4 por ciento nunca le pregunta a sus parejas si están limpios antes de tener sexo con ellos. Por supuesto, no puedes saber si alguien te va a decir la verdad. Pero, ¿deberías acostarte con alguien que no te da la confianza ni para preguntarle si está limpio o no?

Un amigo que admite haber tenido sexo casual sin condón recientemente me trató de explicar este fenómeno de no preguntar este tipo de cosas.

“Como ya sabrás, gracias a mi y probablemente a otros tipos, tomar alcohol hace que sea súper difícil que te vengas; ahora agrégale el condón y es casi imposible, si tomaste lo suficiente”, me dijo. “Cuando era más joven, tengo que confesar, que si la chava no decía ni preguntaba nada, me valía, aunque nunca apliqué la de quitarte el condón sin que se den cuenta. Siempre fue consensual. También algunas chavas odian los condones, así que era una confianza mutua”.

Muchas personas dudan en parar el foreplay para preguntarle a la pareja algo tan personal como: “¿te ha dado alguna enfermedad por coger? Aunque debería de ser una pregunta tan casual como el sexo que vas a tener.


Relacionados: ¿Es mejor tener sexo ebrio o pacheco?


De la misma forma, muchas personas con las que hablé dijeron que se sentían intimidadas con la idea de que la pareja las rechazara en pleno momento. Como lo demuestra mi experiencia, algunos hombres harán cualquier cosa para hacerte decir, “Ok, no importa, está bien”. Eso es lo que más me molestó de mi encuentro con el maestro, que él daba por hecho que yo me sentiría muy tímida, cansada o borracha como para seguir insistiendo. Muchas veces, los hombres presionan a las mujeres para que no usen condón.

“Definitivamente, puedo entender que te dejes llevar por el calor del momento, pero recuerdo sentirme un poco asustada hace unos años cuando estuve con un tipo que básicamente me presionó para no usar condón”, me dijo una amiga. “Estaba borracha, pero me acuerdo muy bien de que le pregunté si estaba limpio en ese momento, y después le pregunté a un amigo que teníamos en común para asegurarme de que no tenía que ir a checarme”.

Para muchas mujeres, el protocolo del condón varía dependiendo de que tan seria sea la relación, y una situación prolongada de sexo casual se puede convertir en tener relaciones sexuales regularmente sin usar protección, suponiendo que los dos ya se hayan hecho pruebas. Pero a veces, después de algunos encuentros, el sexo se vuelve libre de condón.

“Cuando tenía sexo casual, usaba condón las primeras dos o tres veces y después lo dejaba de usar –como si de alguna manera ser responsable las primeras veces, me diera un pase libre para disfrutar del sexo sin protección sin tener que preocuparme”, me dijo un amiga. “Parte de eso era porque no quería tener esa conversación con un tipo, porque sabía que esas aventuras eran casuales y quería que siguieran de esa manera. Sentía como que no se merecían, o que no valía la pena tener una conversación que profundiza en lo personal y que me hacía sentir incómoda. Sólo quería tener sexo que se sintiera rico”.

Una amiga me dijo que era demasiado insegura para preguntar algo cuando empezaba a tener sexo con alguien, así que sólo le seguía el juego al hombre. (Por lo general, no usaban condón).

“Cuando empecé a tener sexo, tenía muy poca confianza en mí misma y simplemente no creía que estos tipos quisieran tener sexo conmigo, entonces sólo les seguía el juego y hacía lo que creía que era más sexy o cool”, me dijo. “No podía imaginar arruinarlo por pedirles que usaran condón porque entonces a lo mejor ellos pensarían que ya no era sexy o cool. Así que si querían usar condón, lo hacía y si no, no preguntaba nada. Tampoco me preocupaba mucho porque siempre eran personas que conocía muy bien y me gustaban y no creía que pudieran estar enfermos”.

Otra de mis amigas, Clare, se siente frustrada porque han sido muy pocos los hombres con los que se ha acostado que han tenido la iniciativa de usar condón.

“Me cuesta trabajo pensar en esas noches en las que era momento de que el tipo se pusiera el condón, y me dijera algo como, ‘bueno, pero tomas anticonceptivos, ¿no?'”, me dijo. ” Y yo les contestaba: ‘bebé, eso es irrelevante, ponte el condón por favor'”.

“Definitivamente hay muchos hombres que tratan de llevarlo al límite y se esperan hasta que yo lo mencione”, me dijo otra amiga. “Nunca he entendido por qué, si ni siquiera saben si estoy limpia o no. Nada más les preocupa si tomo anticonceptivos, como si el embarazo fuera el único riesgo”. (A pesar de que el estudio de Superdrug también encontró que, de los participantes que dijeron que estarían “devastados” si ellas o su pareja quedaran embarazadas, sólo el 14,8 por ciento dijo que nunca había tenido relaciones sexuales sin protección).

Como una mujer sexualmente activa y promiscua según los estándares nacionales, siempre he considerado que la protección es esencial para mi salud y también lo considero como un estilo de vida libre de niños. Una buena manera de empezar estas conversaciones, incluso si te estás dejando llevar por el momento, o literalmente estás en la cama con algún famoso, simplemente pregunta, teniendo en cuenta que cualquiera que se resista a contestar o te quiera manipular es un idiota y no vale la pena tener sexo con él.

http://ift.tt/2rAhfwU

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s