Las mujeres que duermen todo el día para perder peso


Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres.

El buen comer y el buen dormir no suelen ir juntos. En eso consiste la dieta de la Bella Durmiente, una práctica extrema para perder peso que empareja la sedación con la inanición. La premisa es muy sencilla: cuanto más duermes, menos comes. La dieta recomienda dormir durante largos períodos de tiempo, a veces con ayuda de sedantes, como forma de evitar la tentación de la comida. A pesar de que no hay pruebas científicas que demuestren que funciona a corto o a largo plazo, esta dieta existe desde hace décadas.

La primera referencia a esta dieta aparece en 1966, en el best seller de Jacqueline Susann El valle de las muñecas. Las protagonistas, unas ingenuas actrices jóvenes que viven en Hollywood, se sedaban o se inscribían en “clínicas del sueño” en Suiza para deshacerse de los kilos de más mientras dormían.

En sus formas menos extremas, la dieta simplemente defiende descansar mejor cada noche además de comer sano y hacer ejercicio. The Sleep Doctor’s Diet Plan (La dieta del Doctor Sueño) del doctor Michael Breus aconseja cuatro horas de ejercicio antes de ir a dormir, sin consumir cafeína ni alcohol en las siete horas previas a apagar la luz.

En el peor de los casos, la dieta de la Bella Durmiente consiste en dormir hasta 20 horas al día mediante el uso de sedantes y pastillas para dormir, fármacos que pueden llegar a ser muy adictivos y que presentan un enorme potencial de sobredosis.

La doctora Tracey Wade, profesora en la Escuela Universitaria de Psicología Flinders, afirma que la adicción es tan solo una de las posibles consecuencias nocivas de la dieta de la Bella Durmiente. “Si las personas tienen que recurrir a medicamentos para provocar el sueño ―en especial a fármacos como las benzodiacepinas, que son muy adictivas― se ponen en riesgo de caer en la adicción”, afirma. “No solo inducen al cuerpo a dormir más tiempo del que necesita, es que también tendrán que ir utilizando una dosis cada vez más elevada para conseguir el efecto deseado”.

Wade indica que otra consecuencia dañina es que dormir 20 horas cada día te impide vivir realmente tu vida. “Esto es llevarlo demasiado lejos. Literalmente no pueden participar en su vida porque están durmiendo. Cada vez estarán más aisladas socialmente y, a su vez, eso repercutirá en su estado de ánimo, lo que puede provocar una depresión”.

“Sabemos que la depresión también puede desencadenar trastornos alimentarios”, continúa Wade. “Esta dieta podría empujar a la gente más firmemente hacia el círculo vicioso que crean los trastornos alimentarios”.

Las mujeres de los blogs y foros pro anorexia están recurriendo a esta práctica pero cada una a su manera. Un post de una usuaria llamada prettythin (algo así como “bastante delgada”) describe esta dieta como “perfecta para el final del semestre escolar” y describe un régimen de ayuno bajo en calorías durante 14 días, además de dormir 10 horas adicionales al día.

Otras ya están empleando sedantes. “Simplemente me tomo algún analgésico muy fuerte para dormir durante horas. De algún modo te fastidia el estómago y dejas de tener hambre, así que lo hago todo el tiempo”. “Me encanta dormir para evitar la comida, para mí es muy fácil porque estoy cansada el 99 por ciento del tiempo”. “Yo simplemente me quedo dormida para evitar atracarme de comida”.

Lo que atrae de esta dieta a las mujeres jóvenes es que aparentemente no requiere ningún esfuerzo, dice Wade a Broadly. “Superficialmente suena fácil. Supongo que para las personas que ya estén deprimidas e inmersas en el círculo vicioso de un trastorno alimentario, la idea de desconectar de la vida y quedarse en la cama podría resultar atractiva. Pero no habla sobre cómo estarás cuando despiertes, cuando te mueras de hambre y te sientas desorientada, con niveles mayores de depresión y privación nutricional”.

Y tampoco hablan en realidad de cómo perderás peso. No existen pruebas que sugieran que la dieta de la Bella Durmiente funciona y Wade afirma que los resultados son altamente improbables. “Es como una dieta baja en calorías, que ralentiza el metabolismo de todas formas. El cuerpo exigirá más alimento y es muy probable que, en las horas de vigilia, se den un atracón de comida”.

http://ift.tt/2reXyvX

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s