Drag queens japonesas en batallas de rap


Entre el final de la Segunda Guerra Mundial y 1956, cuando la Ley Anti-Prostitución se llevó a cabo, Shinjuku Ni-chome (“El Área 2″) floreció como el barrio sexual de Tokio.

Después de ese período, los bares gays empezaron a abrir sus puertas en esa zona y, para los ochenta, ya era conocido como el “Pueblo Gay” entre los locales. Muchos bares de ese entonces admitían solo a los homosexuales; es decir, los nonke (“hombres y mujeres heterosexuales”) no eran bienvenidos.

Pero después del incremento en las citas por internet y las redes sociales, la comunidad LGBTI de Tokio ya no necesitaba tanto un área como la Shinjuku Ni-chome, y su vida nocturna se volvió menos popular. Los nonke empezaron a ser permitidos en los bares gays y el área se volvió más apta para todo tipo de personas y menos interesante para la comunidad LGBTI.

Pero en marzo, Ni-chome probó que seguía siendo importante para los queers con una batalla de raperos llamada “2nd Oneh-Style Dungeon” que se llevó a cabo en ese barrio. En Japón, hay un fenómeno conocido como el Síndrome Sazae-san, una depresión que se da los domingos en la noche causada por la ansiedad de la semana que viene, inspirada por Sazae-san, un programa de anime. Pero en el “Calabozo”, no parece que existiera el Sazae-san. Los gritos apasionados de los raperos están ahí, sostenidos por frases sucias que salen de sus lenguas, haciendo eco en las calles de Tokio.

Los raperos seleccionados por el público deben enfrentar a tres drag queen en el escenario: Rachel D’amour, la “Reina de la Pasión”; Angel Jasqo, el “Angel caído de Shinjiku Ni-chome” y Chikako Relax, la “Doncella del Desprecio Extremo”. Las reinas tienen a la audiencia enloquecida de la risa con chistes accesibles pero cochinos. Los personajes vívidos del evento fueron traídos a la vida real y yo pude documentar todo: desde la llegada de cada drag queen hasta su entrada al escenario.

Rachel D’amour, conocida como “Queen of Passion,” maquillándose.

D’amour vistiéndose como drag.

D’amour poniéndose sus tacones.

“The Queen of Passion” está lista.

Chikako Relax en el camerino.

Chikako Relax

Las ‘drag queens’ se apoderan del escenario.

Rachel D’amour en el micrófono.

Angel Jasqo, también conocida como “Fallen Angel of Shinjuku Ni-chome”

Angel Jasqo en el micrófono.

Chikako Relax rapeando contra Weapon the Rhythm.

Angel Jasqo oliendo.

La juventud de Tokio en el bar.

Un hombre en la pista de baile.

Los jueces, Lady-K, Namie Aromu y Testu.

Una ‘drag queen’ imitando una mamada.

Namie Aromu

Rachel D’amour entregada al micrófono.

http://ift.tt/2rIUnNp

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s