Nuevos hallazgos en la historia de la domesticación de los gatos


Este artículo se publicó originalmente en Motherboard, nuestra plataforma dedicada a la tecnología.

Los gatos se han convertido en los embajadores no oficiales del Internet, gracias a su poder viral sin precedentes. Toda una industria de gatos famosos de Internet ha emergido para acomodar el carisma de Lil BUB, Grumpy Cat, Maru, y este gato raro que parece Ewok que no puede evitar destruir cosas.

Según una nueva investigación publicada el lunes en Nature Ecology & Evolution, el afán de los humanos por los gatos tiene raíces profundas que llegan de nuevo a puntos separados de la domesticación en el mundo antiguo. Dirigido por el biólogo evolutivo Claudio Ottoni de la Universidad de Leuven en Bélgica, un equipo internacional de autores le dio seguimiento a un conjunto de datos masivo de 209 genomas felinos que representan un lapso de 9.000 años. Se extrajeron muestras de restos de gatos de barcos vikingos, momias de gatos egipcios y gatos monteses modernos, entre otros.

Los resultados del análisis, que es uno de los primeros estudios genéticos a gran escala en gatos, se resumen en este video que se publicó el lunes.


Relacionados: No, tu gato no te está volviendo loco


Según los investigadores, el gato montés africano (Felis silvestris lybica), el antepasado de los gatos modernos domésticos, se amansó gradualmente en dos partes. El primer evento comenzó en tándem con el advenimiento de la agricultura de masas en el Cercano Oriente aproximadamente hace 9.000 años, cuando los gatos monteses se volvieron muy útiles para los agricultores ya que mataban las plagas de roedores. Una vez domesticado, este linaje de gatos, llamado IV-A, migró gradualmente al norte, donde fundaron linajes felinos en el centro de Eurasia.

La segunda ola de domesticación de gatos y tal vez la más famosa, surgió unos miles de años más tarde en el antiguo Egipto. Los egipcios claramente compartían el mismo aprecio que nosotros tenemos por las payasadas de los gatos, ya que establecieron cultos felinos de adoración, los integraron en el arte y la cultura, y momificaron los restos de los gatos para preservarlos para la posteridad. Durante la antigüedad clásica, este linaje egipcio de gatos, llamado IV-C, se dispersó ampliamente alrededor de Europa, en parte porque muchas veces trabajaban como cazadores de ratones en los barcos, incluidos los buques de guerra vikingos.

Ottoni y sus colegas encontraron que el patrón común atigrado de rayas gruesas no se desarrolló en los gatos hasta la Edad Media. Alrededor del siglo XIV, los criadores de gatos comenzaron a ir en otra dirección y capitalizaron la idea de que los gatos eran unos compañeros adorables, además de ser excelentes para el control de plagas.


Relacionados: Los gatos son nuestra única esperanza


Aunque el nuevo documento marca el ascenso de la domesticación felina otra vez en dos etapas principales, está claro que hubo un montón de cruzas de híbridos entre los linajes IV-A y IV-C a lo largo del camino. Esto refleja los recientes descubrimientos sobre la domesticación del perro, que ocurrieron mucho antes que la de los gatos, pero también parece haber ocurrido en dos etapas principales.

Tal vez esta rica herencia de la agricultura antigua, aventuras marítimas, y la adoración totémica te hará ver a tu gato de manera diferente. Aunque nuestra asociación con los perros tiene raíces más profundas, la actitud de los gatos sigue siendo tan entrañable como siempre.

http://ift.tt/2rQMAZ3

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s