Javier Duarte decide si acepta extradición a México


El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, decide este martes si acepta o no ser extraditado a México para enfrentar las acusaciones hechas por el gobierno federal, por lo que asiste a una audiencia en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Guatemala.

La audiencia se retrasó más de una hora, pues estaba previsto que iniciara a las 9:30 de la mañana, hora del centro de México.

El 7 de junio, las autoridades de Guatemala recibieron la solicitud formal de extradición por parte del gobierno de México.

Entre los medios de prueba presentados estaba la orden de aprehensión girada en contra de Duarte por la probable comisión de los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita.

También fue presentada la denuncia de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la Secretaría de Hacienda.

Otra prueba presentada fueron las escrituras públicas de los bienes inmuebles asegurados por la Procuraduría General de la República (PGR), como ranchos en Veracruz y terrenos en Morelos adquiridos por Moisés Manzur, además de departamentos en un condominio en Boca del Río, Veracruz. También se presentaron contratos de compra-venta de varios inmuebles en Guerrero.

Javier Duarte aceptó ser extraditado a México en una audiencia celebrada el 27 de junio pasado, en la cual calificó las acusaciones hechas por el gobierno de Veracruz como vagas, imprecisas e irrisorias.

El exmandatario informó que los medios de comunicación se han llenado la boca de las presuntas acusaciones de “miles de millones de pesos” que él desvió.

En una primera audiencia, llevada a cabo el 20 de abril, Duarte se reservó su derecho de aceptar la extradición a México, para poder examinar la solicitud del gobierno federal. No negó que aceptará después el proceso.

Lee: Defensa, ataques y adjetivos: lo que Javier Duarte dijo en Guatemala

Duarte es acusado del desvío de millonarios fondos públicos y lavado de dinero. Pidió licencia a su cargo en octubre pasado, un poco antes de concluir su gestión, argumentando que requería tiempo para enfrentar las acusaciones en su contra. Desde entonces se desconocía su paradero, hasta que fue detenido el 15 de abril.

La administración de Duarte enfrenta al menos 52 denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante la PGR, derivadas de la revisión de las cuentas públicas del sexenio hasta 2014.

Cronología: Duarte fraguó red de corrupción al inicio de su sexenio

Si se concretan las acusaciones en su contra, el exmandatario podría alcanzar una pena en prisión de hasta 55 años, de acuerdo con el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán.

http://ift.tt/2umgF5e

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s