Esto es lo más cerca que estarás de tener sexo con una nave especial


Este artículo se publicó originalmente en Waypoint, nuestra plataforma dedicada al mundo de los videojuegos.

La teledildónica es la práctica del sexo mediante dispositivos digitales como los implementos de realidad virtual. La palabra en inglés Teledildonics proviene del griego τῆλε: tele significa “a distancia”, y dildonics, es una especie de palabra híbrida y sexy entre “consolador” y “electrónica”. Honestamente, los antiguos griegos probablemente estarían orgullosos.

Con esto seguro ya sabes lo que significa “teledildónica”, pero si no: es el futuro del acto sexual. Son vibradores que funcionan con aplicaciones. Son juguetes sexuales que tu pareja puede controlar desde el otro lado del mundo.

Esta innovación de ciencia-ficción en el autoservicio que parece una maldita nave espacial se llama Fleshlight Launch, lo cual es un poco decepcionante ya que hay un mundo de palabras o chistes que se pudieron haber utilizado y que hubieran sido mucho mejores. Pero lo impresionante es la manera en que funciona.

Al igual que un Fleshlight normal, pones el pene dentro del eje, y recrea la sensación de que te la “jalen”. La diferencia es que lo puedes utilizar mientras ves pornografía de realidad virtual especialmente codificada y sincronizada para los movimientos que ejecuta el Fleshlight. Lo mejor es que, es manos libres –lo pones en tu regazo, ajustas la velocidad, prendes tu casco de RV, y te dejas consentir.


Relacionados: Por qué los juguetes sexuales para mujeres tienen diseños más avanzados


El problema es que el dispositivo tiene que estar sincronizado con lo que está pasando en la pantalla de manera muy precisa, lo que significa que una mala conexión a Bluetooth podría arruinar tu vida sexual. Pero aún así, este es un pequeño paso para el hombre, un movimiento masivo de 180 “jaladas” por minuto para la humanidad, y quien sabe cómo será en unos cuantos años más.

Los juguetes sexuales solían ser algo que escondías en el cajón de los calcetines, algo que se podía reconocer de inmediato y potencialmente vergonzosos. Pero, tal vez, eso es cosa del pasado. Dudo que la mayoría de la gente incluso se imaginara que se trataba de un juguete sexual, cuando lo ves sólo parece una obra de arte vanguardista. Y si pagas 200 dólares no te culpo si quieres mostrar con orgullo esta nave espacial futurista sobre tu regazo.

Sin embargo, parece que algunos de nosotros vamos a tener que esperar a la revolución del juguete sexual. Los juguetes sexuales centrados en la vagina y el futuro vendrán más tarde…

http://ift.tt/2sMNia8

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s