Los expertos internacionales sobre Ayotzinapa también fueron espiados


El controvertido programa de espionaje Pegasus no solo se utilizó para espiar a los abogados involucrados en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sino que el software también intentó espiar a los investigadores extranjeros independientes que supuestamente gozaban de inmunidad para hacer su trabajo en México, según nuevas revelaciones publicadas este lunes por el diario The New York Times.

El grupo de expertos internacionales que vino a México para indagar la desaparición en septiembre de 2014 de los estudiantes “fue blanco de una tecnología sofisticada de espionaje que fue vendida al gobierno mexicano para vigilar a criminales y terroristas”, publicó el Times.

A mediados de junio pasado, el diario reveló que el programa informático adquirido por el gobierno fue empleado para espiar a periodistas como Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, además de activistas y defensores de derechos humanos, como Mario Patrón, director ejecutivo del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que representa a los padres de los 43 estudiantes.

A raíz del reportaje publicado en junio, los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que fueron invitados para venir al país a participar en el esclarecimiento del caso Ayotzinapa sospecharon que ellos también habían sido objeto del espionaje.

Al revisar algunos de los celulares de los expertos, se encontró que sus teléfonos móviles recibieron mensajes de texto con hipervínculos que escondían el programa espía, dijo el Times.

Si Pegasus infecta un celular, el aparato se transforma en un micrófono y cámara que permite espiar en todo momento a los sujetos vigilados.

“Si es cierto que el gobierno espió o intentó espiar a nuestros expertos, sería una atrocidad de proporciones históricas”, dijo James Cavallaro, comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el organismo que eligió a los expertos internacionales que vinieron para indagar el caso Ayotzinapa.

Cavallaro dijo que debería haber una comisión que investigue si el gobierno mexicano intentó espiar a los expertos internacionales que investigaban el caso de los 43 estudiantes, y cuyas conclusiones pusieron en entredicho la versión oficial de las autoridades que señalaba que los jóvenes fueron secuestrados y sus cuerpos incinerados en un paraje en Guerrero.

Lee: Arely Gómez justifica el uso de Pegasus diciendo que fue en el marco jurídico

“No estás interviniendo el teléfono de cualquiera, sino de alguien que tiene inmunidad”, dijo el abogado chileno e integrante del GIEI, Francisco Cox. “No podían ni siquiera revisar mis maletas en el aeropuerto”, afirmó Cox al Times.

“Si esto le puede suceder a un órgano independiente que tiene inmunidad y que fue invitado por el mismo gobierno, da miedo pensar qué le podría pasar a un ciudadano común en México”, agregó el abogado al diario estadounidense.

http://ift.tt/2tG0zUe

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s