Fotos de guetos en Caracas tomadas por un ‘malandro’ venezolano


Su obsesión es retratar la idiosincrasia de Venezuela. Su nombre, “Malandro”, porque allá eso significa lo que para nosotros es chévere, bacano. Se ha caracterizado por encontrar temas comunes, dentro de la sociedad venezolana, en los que tomar fotos probablemente para él no ha sido fácil: entre ellos el arte urbano y la vida de la calle.

Su último proyecto, llamado Una velocidad, se enfoca en mostrar los guetos de los barrios de Caracas, su ciudad natal, en los que tuvo que convivir varios días con sus habitantes cada vez que visitaba su país. Allí logró fotografiar niños, jóvenes y viejos en su vida diaria: cortándose el pelo, vendiendo ropa en la calle, protestando. Todo esto es un registro del día a día, de lo que se cruzaba por la calle.

Su nombre es Ronald Pizzoferrato. Tiene 29 años y es un fotógrafo caraqueño. Desde el año 2000 de manera muy intuitiva decidió sumergirse en el mundo del arte urbano, o como el lo llama el “StreetArt”. Según él, este mundo lo lleva a vincularse fuertemente con el graffiti tradicional a través del estudio de las tipografías, vínculo que se ve reflejado todavía en sus trabajos actuales.

Sin embargo, sin salirse mucho de lo urbano, su último proyecto de los guetos venezolanos pretende evidenciar el tipo de vida de los diversos grupos sociales que habitan los barrios más representativos de su ciudad natal. “En Caracas se le dice a una velocidad al estrés que te proporciona la ciudad”, me dijo cuando lo contacté a Suiza, donde actualmente vive, trabajando como obrero, desde hace un tiempo, para conseguir dinero para sus proyectos.

Según él, Caracas lleva siendo una de las ciudades más peligrosas del mundo y es por eso que de cierto modo Una velocidad presenta una riqueza fotográfica en la que se muestra lo que viven sus habitantes diariamente, en su cotidianidad. “Cada año voy de dos a tres meses a tomar fotos de este proyecto en el cual entro a los guetos de diferentes barrios de mi ciudad”, afirma, “esta es una manera de darle las gracias a Caracas por hacerme lo que soy hoy en día”.

Fotos por: Malandro Photos I VICE Colombia.

La serie, que quiere retratar esas distintas velocidades, fue realizada para evidenciar una urbanidad llena de amor y de odio, que se destaca también por su riqueza de historias cotidianas. “Cada habitante es una historia y una lucha distinta: podemos caminar sus callejones y presenciar un día a día vertiginoso, como si pudiésemos actuar dentro de un artículo de prensa amarillista. Pero en un momento no pasa nada, no hay por qué alarmarse, porque así es Caracas”, afirma sobre su proyecto.

Muchos de sus personajes lo invitaron a sus casas, lo ayudaron a ser parte de esos espacios por un momento. Según él, éste ha sido un proyecto que lo ha acercado a la gente de su ciudad, a sus diferentes velocidades y a experiencias distintas. Me contó, también, que la gente estuvo muy dispuesta a participar en su registro, porque para ellos era una forma de mostrar la realidad de lo que realmente pasaba en sus barrios de toda la vida.

http://ift.tt/2uBaiyj

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s