“Después de pasar las pruebas me despidieron al saber que era gitana”


Adela, (Delia para sus amigos), tiene 39 años, es trabajadora social y forma parte de la sección de Intervención de la Fundación Secretariado Gitano. Ella también es gitana, aunque en su aspecto físico no lo parece. Pertenece a lo que se conoce como “gitanos invisibles”. Y esto le ha hecho tener que escuchar comentarios desagradables un día si y otro también al no saber el resto de personas que ella pertenece a esta etnia. Como Delia, Gonzalo muestra que el estereotipo no funciona. Sevillano, casado sin hijos y con varios idiomas.

etiquetas: gitanos, discriminación, racismo, trabajo

» noticia original (cadenaser.com)

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s