Niños soldados: la otra cara de la guerra de Siria


Niños afganos que migraron a Irán han sido reclutados por Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica para combatir en Siria, según un nuevo informe de Human Rights Watch. Pequeños de 14 años de edad se encuentran entre los combatientes; lo cual es considerado como un crimen de guerra según el derecho internacional.

Los investigadores de esta organización no gubernamental, cuyo objetivo es defender los derechos humanos, tuvieron acceso a fotografías de lápidas de soldados que combatieron en Siria, encontradas en territorio iraní y pudieron identificar que ocho de éstas eran de niños.

Medios de comunicación de Irán pudieron corroborar estos casos e incluir seis casos más de niños soldados afganos que murieron en Siria.

Al comparar estos seis casos con las fotografías a las que tenían acceso, investigadores de Human Rights Watch pudieron darse cuenta que dos de los chicos tenían supuestamente 18 años. Sin embargo, dichos medios revelaron que familiares de estos soldados habían manifestado que los niños en realidad habían mentido sobre su edad para entrar a la división de Fatemiyoun —grupo armado de afganos financiado por Irán que combaten junto con el gobierno en el conflicto sirio—.

Esto significa que más niños podrían estar involucrados en el conflicto bélico de Siria.


Relacionado: Siria sigue enterrando civiles a causa de las bombas de racimo.


La directora para Medio Oriente de Human Rights Watch, Sarah Leah Whitson, se manifestó diciendo que se debe terminar con el reclutamiento de niños y regresarlos inmediatamente.

“En lugar de asediar a niños inmigrantes y refugiados vulnerables, las autoridades iraníes deberían proteger a todos los niños y tomar medidas para que los responsables del reclutamiento de niños afganos rindan cuentas por ello”, manifestó.

Imagen vía HRW.

Hace dos años, el Ministerio de Interior estimó que 2.5 millones de afganos residían en Irán, y que muchos de ellos no tenían la documentación necesaria para esto. Human Rights Watch documentó testimonios de refugiados que se “ofrecían como voluntarios” para regularizar la situación legal de sus familias.

Muchos inmigrantes afganos se unieron al grupo Fatemiyoun, que según el informe de Human Rights Watch, cuenta con 14.000 soldados.

“Alí”, joven afgano de 29 años, contó a la organización su experiencia al ser reclutado. El joven buscaba renovar su permiso de residencia, en una ciudad fuera de Teherán, en la Oficina de Asuntos de Extranjería e Inmigración, cuando un reclutador le dijo que podía obtener su permiso si se unía a ellos.


Relacionado: Acompañamos a algunos kurdos durante el referéndum.


Según “Alí”, los reclutadores sólo se aseguraban que fueran afganos, nada más. “Teníamos que ser mayores de 18 años para ser reclutados, pero solo nos preguntaban la edad, no nos pedían documentación”, dijo a Human Rights Watch.

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional señala que “reclutar o alistar a niños menores de 15 años en las fuerzas armadas nacionales o utilizarlos para participar activamente en las hostilidades” es un crimen de guerra. Y a pesar que Irán no pertenece a este estatuto, sí está obligado a acatarlo por el derecho internacional consuetudinario.

“Irán debería mejorar las protecciones para los niños refugiados afganos, y no permitir que queden vulnerables al accionar de reclutadores inescrupulosos”, comentó Sarah Leah Whitson.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

http://ift.tt/2ypRW5e

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s