Esta mujer llevaba vidrios en su bolsa para conseguir comidas gratis


Cuando los encabezados de noticias contienen las palabras “Mujer de Florida”, es casi seguro que tendrás que abrocharte el cinturón para prepararte a la insensatez que completará la frase. Esta mujer de Florida en particular se llama Kaitlyn Murphy, quien está enfrentando cargos criminales por supuestamente haber colocado piezas de vidrio roto en los platillos que ordenó en diez restaurantes diferentes para conseguir comidas gratis.

Durante un periodo de dos semanas en el mes de septiembre, Murphy visitó por lo menos diez —si no es que más— restaurantes diferentes en Delray Beach, y en cada ocasión se quejó de haber encontrado trozos de vidrio en sus platillos de entrada. En todos los casos, su comida fue gratis y a veces los gerentes le ofrecieron tarjetas de regalo como compensación adicional.

Su estafa también provocó el pánico entre los gerentes y empleados de los restaurantes que acusaba de sazonar su comida con cristales. En Anthony Coal Fire Pizza, el personal estaba muy confundido porque no sabían de dónde podrían haber salido los trozos de vidrio, ya que no hay ese material en la zona de preparación y el único recipiente de vidrio —lleno de queso Romano— no estaba roto. En Bono’s B-B-Q and Grill, el equipo tuvo que tirar alitas con valor de 100 dólares, porque estaban preocupados de que fueran peligrosas. Otros gerentes quedaron igualmente perplejos después de hablar con la mujer desconocida.


Relacionados: Algunas personas nos cuentan de las estafas más vergonzosas de las que han sido víctimas


Murphy fue atrapada después de que Carra Crehan, gerente en Carmela’s Brick Oven Pizza, escribiera sobre el incidente en Facebook. Murphy supuestamente dijo al personal de Carmela’s que se había cortado la boca con los trozos de vidrio que había en su comida de pollo. “Pensé que publicarlo en Facebook prevendría a las demás personas de tener que enfrentar algo tan demente y que no les pasara lo que a nosotros”, dijo Crehan a NBC26.

Estaba en lo cierto. Otro gerente tenía una historia similar, se trataba de una mujer con la misma descripción. El Departamento de Policía de Stuart distribuyó una foto de las cámaras de seguridad de Murphy en su propia página de Facebook y fue identificada por un empleado en Artesian Transitional Housing, un centro para vivir sobrio.

En poco tiempo, Murphy fue arrestada y le dijo a los oficiales de policía que llevaba los trozos de vidrio en su bolsa. También dijo supuestamente que se le ocurrió la idea gracias a una amiga que había conocido en rehabilitación. Sin importar qué la haya orillado a estafar estas comidas gratis, varios gerentes dijeron que le habrían dado la comida sin costo si lo hubiese pedido.

“Le hubiéramos dado una rebanada de pizza en cuestión de segundos”, afirmó Crehan. Y todas esas alitas se habrían salvado. Suspiro.

http://ift.tt/2wSwu4x

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s