“Son lo peor”: la gente explica por qué los tríos son aburridos


Un nuevo estudio analizó la naturaleza de los tríos. Me emocioné genuinamente por leer un análisis académico sobre esta experiencia erótica casi siempre considerada exótica, pero imagina mi sorpresa cuando descubrí que el estudio resultó ser muy aburrido. “Han habido pocas investigaciones sobre los tríos”, comenzaba la introducción de los autores, antes de demostrar irónicamente por qué.

Después de resumir los resultados más que desalentadores, los investigadores declaran que éstos “sugieren que la gente joven no es prejuiciosa hacia quienes practican los tríos, pero no se sienten muy motivados a formar parte de ellos”, demasiado aburrido para interpretarlo.

De manera que decidí hacer un estudio por mi cuenta para descubrir si alguien disfruta de los tríos. Mientras me disponía a realizar mi informe, una de mis colegas me contó que una vez un psíquico le dijo que no volviera a participar en un trío hasta que muriera; una bella anécdota para establecer un lindo tono para este artículo.

“Me parece que los aspectos emocionales y físicos del sexo ya son demasiado complejos con una persona”, opinó Kyle*, un hombre de 53 años que conocí en internet. Nunca ha estado en un trío, pero me dijo que “lidiar con dos personas sería demasiado agotador” dentro de un contexto sexual: “No puedo hacer varias cosas a la vez, supongo”. Peor que eso, el mismo concepto de un trío es simplemente algo que no lo excita. “Me parecen complicados y difusos emocionalmente”, dijo. “Si estoy con alguien, en realidad quiero estar con esa persona nada más”.


Relacionados: Mi novia me cambió por la chica con la que tuvimos un trío


Otros sí han participado en tríos y, adivina, tampoco les gustó. Una de esas persona incluso estuvo en varios tríos y me comentó que todos excepto dos han sido una mierda. “Si antes no había algún tipo de conexión sexual, funciona”, opinó Ashley, una mujer transgénero de 29 años. Cuando pienso en los tríos, me vienen a la mente las parejas que encuentran a un tercer participante entre sus amigos o a través de una aplicación de citas; sin embargo, éste es precisamente el peor escenario según Ashley.

“Si había una conexión real entre dos de los participantes y el tercero fue ‘traído’ por razones sexuales, en general no era tan chido”, explicó. Los tríos sólo funcionaron para ella “cuando el objetivo era extender el amor y la conexión entre los tres”. Ashley fue bastante generosa con sus descripciones sobre esta práctica trillada, pero no pasó mucho tiempo antes de que encontrara a alguien que detesta los tríos aún más: “¡Me parecen aburridos y asquerosooos!”, gritó Samantha, una mujer trans de 25 años.

“Me parece que el sexo es asqueroso en general, no me malinterpretes”, continuó Samantha, afirmando lo que ya sabemos en Broadly: el sexo es malo. Sin embargo, los tríos son particularmente desagradables para ella, “Siento que son aburridos, porque el cuerpo humano no puede comprender todo lo que está sucediendo en el momento sin sentirse abrumado”, afirmó.

Me parece que el sexo es asqueroso en general.

“Una persona siempre tiene que jugar un papel secundario mientras las otras dos pueden participar de manera activa”, explicó Samantha. Mientras que dos personas inevitablemente cogen o fajan, la tercera está destinada a lamer muslos o asir brazos errantes con la esperanza de ganar un poco de atención. “Personalmente no soy fan”, repitió Samantha.

“Además de que te pueden tirar de la cama (y no en la cama), dejar abandonado, romper la cama o joder la dinámica para atender a dos personas… por fuerza alguien tendrá que preparar el café o el desayuno e incluso limpiar el desorden a la mañana siguiente”, dijo Bastion, un hombre de 37 años. “¡Odio los tríos!”, exclamó lleno de horror. “Todos los tríos en los que he estado, acabaron en un desastre”.

Bastion subrayó un tema importante: si eres el tercero al que llamó una pareja, “te conviertes en un catalizador de los problemas, en el sexo o en cualquier otro aspecto de la relación”. Esta situación no es divertida,dijo, y tampoco es favorable para tener una experiencia sexual disfrutable. “O te conviertes en un aliado para los dos, o te haces aliado de una parte y amenaza de la otra”. Ambas opciones suenan muy aterradoras, pero Bastion tuvo que vivir algo aún más espantoso. “De acuerdo a casi todas mis experiencias, soy una amenaza para las dos partes y recibí todo el peso de su furia; desde soportar que me acusaran de ser un rompehogares, una zorra o una mierda invasora”.

Lo único bueno sobre los tríos, me dijo Bastion, es la libertad que tienes para llevar a cabo diversas funciones corporales poco atractivas sin asumir la responsabilidad. “Puedes echarte pedos abiertamente y nadie sabrá quién lo hizo”, afirmó, “nadie sabe a quién pertenece qué fluidos o manchas”.


Relacionados: Mi trabajo es formar tríos


“Son lo peor”, dijo Ann, una mujer transgénero de 46 años, quien detesta tener sexo con dos personas a la vez. “Primero que nada, los tríos requieren mucha concentración que arrebata la propia habilidad de disfrutar lo que está sucediendo. Puedes enfocarte tanto en que todos reciban el mismo trato, que parece más un trabajo que algo divertido”.

Ann concedió que puede haber algo seductor sobre la idea de tener tríos, pero insiste en que la seducción comienza y se termina ahí. “Es una de esas fantasías que deberían quedarse en eso”, declaró, argumentando que no tiene sentido ni lógica. “Es seguro que una persona va a alcanzar el orgasmo primero”, expresó Ann, añadiendo que entonces los tríos “se convierten en parejas con algún tercero leyendo o viendo la TV”.

Muchas personas se pronunciaron para decirme lo aburridos y horribles que son los tríos. Nunca podría haber anticipado lo malos que son, o que múltiples personas compararían a los tríos con entes no muertos. Una mujer llamada Elizabeth dijo que sólo había participado en un trío y parecía dudoso que fuese a tener otro. “Eran como vampiros hambrientos y yo su comida”, recordó. “Era extrañamente abrumador”.

“Me rehuso a hacer uno”, me aseguró Ann, harta del supuesto encanto que tienen los sexys tríos. “Sólo es una de esas leyendas urbanas”. Ann está cansada de los medios que siguen perpetuando el mito de que tres personas deben tener sexo, cuando en realidad lo que necesitamos es “clavar una estaca en el corazón (o entrepierna) de los tríos” y dejar que descansen para siempre.

*Todos los nombres fueron cambiados.

http://ift.tt/2wSwsJX

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s