Hay una mujer en Italia que literalmente suda sangre


Cuando alguien dice que está “sudando sangre”, usualmente se trata de una metáfora. Pero para una joven mujer en Italia, esta frase es perturbadoramente literal: durante los últimos tres años ha tenido episodios de sangrado espontáneo en su cara y palmas, sin evidencia de cortadas, raspones, o lesiones en la piel. De hecho ha estado sudando sangre.

Según un reporte del Canadian Medical Association Journal, la mujer fue admitida a sus 21 años como paciente en un centro médico por su condición que no parecía obedecer a una causa clara. Podía pasar durante el sueño, o durante una actividad física; el sangrado más intenso parecía presentarse cuando se sentía emocionalmente estresada y los episodios solían durar entre uno y cinco minutos.

El inexplicable sangrado la avergonzaba y, como informó, le provocó un aislamiento social, con síntomas consistentes de graves desórdenes depresivos y de pánico. No tenían ningún historial de psicosis; los doctores de la Universidad de Florencia en Italia descartaron el “trastorno facticio” (un desorden mental en el cual las personas fingen o exageran una enfermedad) e incluso llegó a presentar flujo de sangre bajo observación.

Con el descarte de una posible farsa, los médicos examinaron su sangre y trataron su depresión con medicamentos. El sangrado continuó. La diagnosticaron con hematidrosis, una rara y poco comprendida condición marcada por “el sudor de sangre” descargado a través de una piel intacta. El fenómeno ha sido notificado por siglos, y varias causas han sido propuestas como explicación, desde una “menstruación suprimida” hasta una intensa reacción emocional a las enfermedades, un tipo de histeria.


Relacionados: Prenderte con sangre: así funciona la hematofilia


Una reseña anexa sobre la hematidrosis señala que la mayoría de casos se han presentado en mujeres, lo que puede haber influenciado las explicaciones de género que nacieron en el siglo XIX. Pero incluso antes, según el autor, Aristóteles describió un sudor que era (o parecía ser) sangre, y “reportes de casos” dispersos describieron hombres que sudaban sangre bajo presión. Muchos escritores describieron el fenómeno en prisioneros que encaraban una ejecución.

Curiosamente, más de la mitad de los casos reportados en los últimos 100 años se dieron durante los último cinco. Desde 2004, 28 casos (24 mujeres, cuatro hombres) han aparecido en artículos provenientes de todo los continentes excepto de Norteamérica. Para las mujeres, la edad promedio es alrededor de 14 años, mientras los hombres tienden a ser más viejos: alrededor de 26.5 años (aunque eso proviene de un grupo mucho más pequeño). Todos presentaron la misma condición: sudor de sangre saliendo de una piel normal. No es claro porque parece haber un alza en el número de casos.

Seis de los pacientes respondieron al suministro de betabloqueadores, que es lo mismo que los doctores le dieron a la paciente italiana. Eso la ha llevado a una marcada reducción en el sangrado, aunque no lo ha parado completamente. Su caso es uno más en la misteriosa historia de la hematidrosis.

http://ift.tt/2zYAIJ3

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s