De aquella vez que Belinda y Poncho Herrera robaron un Tamayo


La infancia de una generación se vio marcada por el paso de cegadoras estrellas como Belinda, Martín Rica, Daniela Luján, Eiza González, Christopher Uckermann, Kuno Becker y Alfonso Herrera. Posteriormente, algunos inclinaron su carrera hacia producciones menos comerciales, otros se concentraron en las artes escénicas y muchos más decidieron ponerles pausa a sus participaciones artísticas para desarrollar otro tipo de habilidades fuera del reflector.

Hacia el 2009

Cómplices al Rescate, Amigos por Siempre, El Diario de Daniela, Vivan los Niños y otros clásicos fueron los ancestros de Camaleones. Pero, ¿quién recuerda Camaleones?, esta producción fue quizás una de las más arriesgadas y con menos retorno para la Gran Televsiora. Camaleones pretendía unir varías generaciones, o al menos eso parecía. Adolescentes + pubertos + jóvenes curiosos + una que otra persona despistada.

La sinopsis de Wikipedia

“Valentina (Belinda) y Sebastián (Alfonso Herrera), “Los Camaleones” son manipulados por “El Amo” (Manuel “Flaco” Ibáñez), haciéndolos robar piezas de arte y joyas valiosas valuadas en millones de dólares, ya que si no cumplen con sus demandas, él tiene suficiente poder como para matar a sus únicos seres queridos, que están en la cárcel. El propósito de ”El Amo” es burlar a Augusto Ponce de León (Guillermo García Cantú), quien es el padre de Solange (Sherlyn), separado de Francisca Campos (Edith González), mujeriego, jefe de la policía y corrupto. Es el encargado del caso “Camaleón”, y que tiene que resolver si quiere llegar a un puesto en la política y tener cada vez más poder.”

Lunes a viernes 18:00 – 19:00 h.

Ya con contexto, toca decir que vi Camaleones, varios capítulos, específicamente hasta donde empiezan a jugar con la ciencia ficción y los impulsos sobrenaturales. Ahí me detuve. Me despedí de Sherlyn y de Pee Wee, prometiendo una partida eterna.

Aunque me desprendí completamente de la trama de Camaleones, hubo algo que no pude arrancar de mi inconsciente, una secuencia de actividades protagonizadas por Poncho y Belinda en las que debían robar una pintura por una encomienda que recibieron. Esta pintura era un Tamayo, un rojo Tamayo que le abriría muchas puertas a esta dupla. Entre ellas, quizás, las nominaciones para los premios TVyNovelas, Kids Choice Awards o los Premios Juventud.

Premiaciones

Vía Wikipedia

Evidencia

Con exactitud, es el capítulo 11 de esta telenovela en el que logran completar la misión de hacerse del Tamayo. Este capítulo es una verdadera pieza de suspenso, un curso de espionaje y un recuerdo adolescente al que no puedo renunciar.

Rosy Ocampo, de antemano me disculpo si no debería dejar esto aquí, pero abajo puedes ver el capítulo número 11 de Camaleones:

Luis es editor de Creators y puedes seguirlo en Instagram:

@sinmuchasfotos

Relacionados:
Platicamos con la creadora del main title de Stranger Things
Un fotógrafo japonés se dedica a capturar gatos en posiciones ninja
Descanse en paz uno de los amados personajes de Rick y Morty

http://ift.tt/2yLu7Wi

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s