Estudio dice que los hombres aún no saben cómo funciona el consentimiento


Las agresiones sexuales han sido el tema de la temporada, y por buenas razones. Desde Harvey Weinstein hasta Roy Moore, una gran cantidad de hombres en posiciones de poder fueron denunciados luego de presuntamente acosar sexualmente a mujeres y abusar de ellas durante años. Y por una vez, muchos de ellos están enfrentando consecuencias. Como resultado, los hombres están conduciéndose un poco más cautelosamente en el lugar de trabajo y otros ámbitos, ya sea por que quieren ser aliados de las mujeres o para asegurarse de no tener problemas con el área de Recursos Humanos. Pero si hay algo que hemos aprendido de la avalancha de acusaciones recientes y gran parte de la conversación resultante, es que muchas personas (especialmente los hombres) todavía no entienden por completo cómo encarar las fronteras sexuales. Un nuevo estudio que analiza cómo los hombres interpretan las interacciones sexuales sugiere que, a pesar de los esfuerzos de los incansables activistas, los educadores y las mujeres en los campus universitarios, los hombres todavía son muy malos para identificar y entender el consentimiento sexual.

El estudio, titulado “Situational and Dispositional Determinants of College Men’s Perception of Women’s Sexual Desire and Consent to Sex: A Factorial Vignette Analysis” (Determinantes situacionales y disposicionales de la percepción de los hombres universitarios del deseo y el consentimiento sexual de las mujeres: un análisis de viñetas factoriales)- involucró a 145 estudiantes universitarios varones, heterosexuales, con una edad promedio de 20 años. En una llamada telefónica con Broadly, el Dr. Richard E. Mattson, uno de los autores del estudio, reconoció el pequeño tamaño de la muestra y la demografía específica del estudio (92 por ciento blancos, 58 por ciento protestantes), y dice que un estudio de seguimiento que incluye a participantes más diversos está siendo revisado actualmente. Pero éste aún tiene algunos puntos importantes que vale la pena considerar.


Relacionados: El hombre acusado de tener un burdel de animales afirma que pueden tener sexo consensual con humanos


En una encuesta digital, a cada estudiante se le presentaron por escrito seis breves escenarios que involucraban a una mujer. En cada situación hipotética, se les dijo a los hombres que la mujer en cuestión “les resulta muy atractiva y que [realmente] esperan tener relaciones sexuales con ella”.

Cada escenario del conjunto variaba su descripción de la mujer en múltiples factores, incluyendo su atuendo, historial sexual, consumo de alcohol, historial de relación y nivel de intimidad expresado durante la interacción, los cuales fueron elegidos con base en “investigaciones que demuestran que con frecuencia estos factores se interpretan como indicadores de intención sexual y han demostrado aumentar en los terceros la percepción de “responsabilidad” de la víctima de agresión sexual “, según el estudio. Cada viñeta también presentaba una respuesta diferente por parte de la mujer después de una invitación sexual explícita, mostrando distintos niveles de consentimiento, negación o pasividad, exhibidos a través de una conducta no verbal, verbal o combinada de ambos.

Después de presentarles cada escenario, se les pidió a los participantes que respondieran con un número entre 1 (completamente en desacuerdo) y 7 (completamente de acuerdo) a tres preguntas: ¿Cuánto creen que la mujer desea avanzar en la interacción sexual?, ¿cuánta disposición (consentimiento) para avanzar en la interacción sexual le has comunicado?, y ¿en qué medida ha comunicado su consentimiento para tener relaciones sexuales?

Los resultados de la encuesta son alarmantes pero no sorprendentes: según el Dr. Mattson, los hombres en el estudio tendieron a confundir el consentimiento con el deseo sexual o, en otras palabras, asumieron que si ellos pensaban que la mujer quería prolongar la interacción sexual, eso contaba como consentimiento. En el escenario donde la mujer no respondió a las insinuaciones sexuales de los hombres, es decir “[ella] deja de responder pero no opone resistencia alguna”, los hombres promediaron 3.71 en la escala de consentimiento de uno a siete; casi 4 (ni de acuerdo ni en desacuerdo), a lo que el Dr. Mattson llama el “punto de inflexión en que se da el consentimiento”.


Relacionados: Fui a una orgía para superar mi miedo a estar desnuda


Como se predijo, el rechazo y el consentimiento verbales tuvieron los promedios más bajos y más altos, respectivamente, lo que sugiere que los hombres entienden el consentimiento o la falta del mismo mejor cuando se les comunica de manera verbal. Aún así, el promedio para el rechazo verbal fue de 2.34, lo que significa que cuando la mujer en el escenario verbalizó su rechazo a un avance sexual, su falta de consentimiento ante tal avance no fue entendido de inmediato.

Además, muchos de los hombres malinterpretaron repetidamente los factores situacionales, como ya antes haber tenido sexo con una mujer, como señal de consentimiento. “Nuestros resultados además establecen que los hombres confunden los factores contextuales indicativos de deseo sexual con consentimiento implícito”, dice el estudio. El Dr. Mattson analiza esto: “Si [los participantes] percibían deseo [por parte de la mujer], percibían que ella les estaba comunicando la voluntad o el consentimiento de avanzar en la interacción sexual y también creían que les estaba comunicando el consentimiento final para tener relaciones sexuales”.

Después de que los hombres presentaron sus lecturas de los escenarios, se les pidió completar una serie de cuestionarios de personalidad y actitud que midieron sus características de psicopatía y empatía, sus niveles de sexismo hostil, de aceptación del mito de violación y sus actitudes sobre la hipermasculinidad. “Hay buena literatura que sugiere que ciertos tipos de hombres que poseen ciertos tipos de características son más proclives a participar en una agresión sexual”, dice el Dr. Mattson. Y aunque hay investigaciones que apoyan esa idea, lo que Mattson y sus colegas investigadores encontraron fue que la mayoría de las respuestas que recibieron “surgieron en función de las diferentes situaciones en oposición a las tendencias generales del individuo”. Estos resultados sugieren otra verdad incómoda: que incluso los hombres progresistas y respetuosos de las mujeres pueden malinterpretar el consentimiento o la falta del mismo y, en consecuencia, cometer un abuso sexual.

La investigación del Dr. Mattson y sus colegas proporciona evidencia de que “los hombres [heterosexuales] se basan en sutiles diferencias en la comunicación no verbal para inferir el consentimiento cuando las intenciones sexuales de las mujeres son ambiguas”. Cuando se les presentó la descripción de una mujer que “deja de responder pero no opone ninguna resistencia” durante un encuentro sexual, los participantes fueron más propensos a inferir tanto su deseo sexual como su consentimiento, a diferencia de cuando ella “se tensa y no dice nada”.


Relacionados: Me dieron sexo oral por primera vez


Cuando utilizamos el lenguaje corporal, la comunicación verbal, los gestos, las expresiones faciales y otras conductas sutiles para determinar qué están o no dispuestas a hacer nuestras parejas, el consentimiento puede ser confuso y poco claro. Pero tu respuesta ante una pareja cuyo consentimiento es ambiguo nunca debe ser inferir su consentimiento. La sección de explicación del estudio resume esto de manera sucinta:

“Vistos en conjunto, estos hallazgos resaltan la utilidad de los programas de reducción de riesgo que facultan a las mujeres para comunicar sus deseos sexuales de manera asertiva, y que también refuerzan la importancia de que se eduque a las personas para tomar un comportamiento claro y afirmativo como el estándar para el consentimiento, particularmente en el caso de los hombres con la inclinación a inferir consentimiento cuando las intenciones sexuales de una mujer no son claras”.

En resumen, si no estás seguro de que tu pareja te está dando su consentimiento, hay una forma simple de averiguarlo: pregúntale.

http://ift.tt/2BtnPr2

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s