Probé los anillos para el pene temiendo que mi novio perdiera el suyo


En el ámbito del mejoramiento sexual, como en la moda, hay muchos accesorios que van en, al rededor y sobre las mujeres, pero las opciones para los hombres son limitadas. El primero y básicamente el único que me viene a la mente es el anillo para el pene.

Aunque nunca había usado un anillo para el pene hasta hace cinco días, creía que tenía una comprensión general de qué esperar cuando dos versiones de éste, el We-Vibe Pivot y el Verge, fueron entregadas hasta mi escritorio por un torpe mensajero de manos suaves el martes pasado. Luego abrí la caja.

Fue como jugar Pictionary y sacar la carta del “ocelote”. Antes de ese momento, crees que tienes una comprensión firme de lo que es un ocelote, pero cuando tratas de dibujar uno, te das cuenta rápidamente de que no conoces ninguno de sus detalles. Sabía perfectamente que ese tipo de anillos van en el pene, pero eso era todo. No sabía cómo funcionaban, a quién se supone que debían dar placer, o qué debería saber antes de usar uno. Decidí que debía probarlos, pero primero quería investigar un poco al respecto.

Misión de búsqueda de hechos
Empecé a buscar respuestas en Internet, pero mi búsqueda pronto se convirtió en una caja de Pandora, el tipo de situación en la que terminas convenciéndote de que tienes un tumor cerebral cuando inicialmente lo que buscaste en Google fue “presión sinusal”.

“Los anillos para el pene demasiado ajustados o que se usan por un tiempo muy prolongado… pueden provocar daños graves y permanentes, incluyendo la gangrena peneana, que puede provocar la destrucción y la posible amputación del pene”, dice bajo el subtítulo “Riesgos” en la página de Wikipedia sobre el Anillo para el pene. ¡Wikipedia! Esto lo encuentras en la búsqueda inicial de Google, no hay necesidad de buscarlo en las profundidades del Internet.


Relacionados: Hombres heterosexuales, aprendan a usar sus dedos


Con la idea de que seguramente tendría que llevar a mi novio y su destruido pene a emergencias, acudía a mis compañeros para que me dieran lo que esperaba fuera una visión menos aterradora de los anillos. ¿Qué son los anillos para el pene y por qué importan?

Nadie sabe
Las respuestas a mi consulta por correo electrónico arrojaron comentarios que pueden clasificarse en tres categorías: los neófitos, los menos impresionados y el incidente del tirón.

Los neófitos
Este era el grupo más grande, formado por otros que, como yo, no tenían experiencia alguna con el anillo para pene, pero tenían una ligera idea de cómo funciona.

De acuerdo con los neófitos, los anillos para el pene son “para mantener la erección, o tal vez para evitar que haya una”. También son supuestamente dolorosos “o tal vez eso sólo suceda si se usan de forma incorrecta”.

En este punto, la única certeza parecía ser que los anillos para el pene causan algún tipo de incomodidad que podría convertirse en una emergencia médica.


Relacionados: Probar un dildo eyaculador me ha enseñado más de lo que esperaba


Los menos impresionados
Aquellos que tenían experiencia con el anillo para el pene respondieron a mi correo electrónico (de la BCC) con un resonante “meh”. Mis amigos usaron descripciones como “Están bien”, “No son la gran cosa” y “realmente no hacen nada” para describir su experiencia con ese tipo de anillos, dejándome con la sensación de que estaba ante la más aburrida de las experiencias sexuales.

El incidente del tirón
La amiga que compartió la historia más larga y divertida se embarcó en una velada de agradable sexo usando un anillo para el pene: “Fue agradable, pero no como para volverse loca”. Luego, el pene de su entonces novio parecía estar muy ajustado e incómodo, y cuando el chico fue al baño para quitarse el anillo…

“Lo escuché respirar fuerte, casi jadear, y hacer gruñidos”, dijo. “Después de cinco minutos me pidió que fuera al baño con él. No salía. La cosa esa estaba atascada, y le estaba cortando la circulación. Nunca antes había experimentado con un anillo para el pene, así que no sabía nada al respecto, pero tiré de él durante casi dos minutos antes de que saliera. Él suspiró y se agarró el pene. El anillo seguía vibrando y no se apagaba”.

Quizás la parte más extraña, añadió mi amiga, es lo que sucedió después. “Ahora estoy casada, pero, como el idiota que es, [mi ex] me envía mensajes aleatoriamente acerca de ese fin de semana y el ‘incidente del tirón'”. Los lazos que crean los anillos para el pene no son fáciles de romper.

La única certeza parecía ser que los anillos para el pene causan algún tipo de incomodidad que podría convertirse en una emergencia médica.

La prueba comienza ahora
Así que, para recapitular, estaba a punto de probar un juguete sexual que tiene el poder de convertir los penes en miembros amputados y que puede tener mente propia. ¡Genial, genial, genial! Confié en la suposición de que los anillos para el pene no existirían hasta el día de hoy si guillotinaran cada pene con el que se encontraran, así que le pedí a mi novio que probara el We-Vibe Pivot y el Verge conmigo.

Él aceptó, pero como ya había utilizado el anillo para el pene en una relación anterior sólo para encontrarse también entre el grupo de los menos impresionados, no esperaba mucho. Decidimos probar primero el Verge, un elegante anillo azul marino diseñado para ajustarse perfectamente alrededor del pene y los testículos, mientras estimula también el perineo, ya que el otro anillo era sólo para el pene.


Relacionados: Juguetes sexuales para ricos y desvergonzados


Viendo el Verge junto al pene medio erecto de mi novio, pensé que todo eso no cabría en el anillo (un hecho que él me animó a incluir en este relato). Con un poco de lubricante y muchas maniobras, logramos poner el anillo en su lugar, dándole a su paquete la apariencia de un pañuelo abultado (esto no me pidió que lo incluyera).

Elegimos uno de los múltiples modos de vibración, presionamos un pequeño botón cerca de la base —también se pueden controlar vía Bluetooth con una aplicación en el teléfono—, y comenzamos con un blowjob. Él notó de inmediato que se sentía especialmente “biiiiiiiiEEEEeeeeeen” en conjunto con la intensa vibración, la cual estaba llegando a múltiples zonas erógenas. Estuve de acuerdo, sintiendo el patrón de vibración a través de su pene y en mi boca, lo que me permitió tomar un ritmo fácil y agradable, algo así como el videojuego musical Dance Dance Revolution pero para el sexo oral.

Una vez que pasamos al sexo conmigo arriba, hubo una diferencia inmediata. Los empellones habituales fueron reemplazados por una agradable vibración de una sola nota. El anillo hizo que el sexo se sintiera como si en lugar de ser entre dos personas, fuera con un hoyo vibratorio. Fue agradable experimentar una nueva sensación, pero extrañé eso, por decirlo de forma elocuente, la sensación de “penetración profunda” que tienes sin un anillo de por medio.


Relacionados: Los juguetes sexuales masculinos están en su mejor momento


Ambos terminamos y, con la neblina del orgasmo ya esfumándose, lo discutimos. Todo se sintió bien, y definitivamente diferente, mejor que la última experiencia que tuvo mi novio con un anillo para pene comprado en la farmacia. Pero no nos ofreció nada que alterara nuestras ideas sobre el sexo o que hiciera que el acto durara más. Ninguno de los efectos fue tan demoledor como para dedicar diez minutos a preparar todo para poder colocar el anillo cada vez que queramos hacerlo. (Preguntar: “¿Qué tan flácido estás en este momento?”, es un poco matapasiones). La mayoría de los beneficios parecen ser resultado del hecho de que se sentía como si la vibración proviniera del pene mismo, eliminando la extrañeza de involucrar vibradores que no están conectados al pene. Esto no es lo que sucede con un anillo para el pene tradicional que no vibra.

El sexo con el Pivot, un anillo vibratorio diseñado para ajustarse firmemente sólo alrededor del pene, fue similar. Dado que el juguete, el cual puede girarse para alcanzar diferentes lugares placenteros para ti y tu pareja, cubría menos superficie, la vibración integral del artefacto era menos intensa, pero la sensación de que tú y tu pareja son uno solo en lugar de dos, persiste.

Después de estas dos pruebas, que We-Vibe recomienda hacer con al menos una hora de diferencia para la seguridad de todos, el pene completo de mi novio sigue firmemente adherido a su cuerpo. Creo que ese fue el mayor éxito de todos.

http://ift.tt/2lyfOLU

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s