Cómo es ser virgen a los 40


Conocí a Jeremy hace tres o cuatro años. Lo escuché hablar acerca de sus días de escuela y me di cuenta de inmediato de que era estadounidense por su acento. Empezamos a chatear y desarrollamos una amistad. Era listo y muy moderno, aunque, curiosamente, siempre estaba solo. Supuse que se debía sólo a que era maduro e independiente, y que había llegado a ese punto al que todos llegamos en los treinta, donde estamos en transición, dejando a un lado a nuestros compañeros de fiesta y de trabajo, con la esperanza de encontrar amistades más sólidas, del tipo de las que esperamos que duren hasta el final de nuestros días.

Él era el tipo de persona que rara vez encuentras en entornos sociales nocturnos. Como regla, si estás en una gran reunión o fiesta después de la medianoche en Vancouver, estás rodeado principalmente de inadaptados. Jeremy siempre parecía estar muy bien adaptado, tal vez demasiado. Sus modales y comportamiento siempre han sido de primer nivel, y nunca da la impresión de ser empalagoso. Recientemente, y en específico después de celebrar el cumpleaños número 40 de un amigo, comencé a notar un tono más optimista de su parte en nuestras conversaciones. Compartió conmigo un detalle increíblemente íntimo: tiene cuarenta años y nunca ha tenido sexo.

La reacción o sentimiento que me provocó la noticia no fue realmente de shock. Curiosamente, tampoco fue lástima. Mi personalidad de maestro del interrogatorio de inmediato tomó el control de la situación, y él me dejó acribillarlo con preguntas. Las emociones de Jeremy a lo largo de la conversación fueron una amalgama de nihilismo, tristeza y humor negro. Me resultó difícil empatizar, incluso habiendo perdido mi virginidad tardíamente. (La edad promedio en Canadá y Estados Unidos es de alrededor de los 18 años, según una encuesta de los preservativos Durex de 2016). En este momento él tiene el doble de la edad que yo tenía cuando comencé a tener sexo y hasta cierto punto, me preocupa que no se tratara sólo de una cuestión de llevar 4 décadas de celibato, sino de que haya vivido hasta ahora una vida de frustración: exponencialmente alienada, deprimida y sexual o emocionalmente frustrada.


Relacionados: Las lesbianas no necesitan un pene para perder la virginidad


Dicho esto, y después de hablar con él, creo que por su parte existe la idea de que los cuarenta representan un nuevo comienzo, tengo la sensación de que el optimista que lleva dentro a veces siente que puede comenzar una vida sexual con la perspectiva de un hombre de cuarenta años en lugar de ahogarse en los melodramas teatrales que nos rodeaban a la mayoría de nosotros cuando comenzamos nuestras experiencias sexuales. Aunque este inminente albatros pudiera ser un lugar evidentemente oscuro para Jeremy, por el contrario resulta ser un testimonio de su carácter y su convicción de ser optimista, proactivo, y de negarse a vivir sus días en la privación sexual.

¿Hay varias personas que conozcan tu situación? ¿Qué dicen al respecto?
Jeremy: No, no mucha gente lo sabe. Creo que mi familia puede tener sus sospechas, pero ninguno de ellos me ha hablado al respecto nunca. He guardado este secreto por años. Aunque, recientemente, me fui a casa con una mujer que conocí en un club y estando borracho le conté. Sin embargo, dado que ambos estábamos borrachos en ese momento, no puedo decir cuál fue su reacción específicamente. Puedo decirte que sonó sorprendida, pero eso es todo. Creo que le he contado a un total de cuatro personas: a esa mujer, a un amigo cercano al que conozco desde hace más de una década, a mi endocrinólogo, y ahora, a ti y a quienquiera que esté leyendo este artículo. El amigo al que le conté hace algunos años estaba preocupado e incluso me sugirió buscar a un terapeuta sexual si no sucedía en unos pocos años.

¿Alguien se ha ofrecido para ayudarte a perder tu virginidad por amistad o compasión?
No, eso nunca me pasó. Como no se lo he contado a muchas personas, ni siquiera a mis amigos más cercanos, eso nunca ha sido una opción para mí.

¿Has considerado contratar a alguien para salir del paso en esta situación? El trabajo sexual ahora tiene diferentes opciones, desde la experiencia de noviazgo hasta algo quizás más rápido y clásico. Tampoco es un tabú como lo era antes.
Cuando era más joven, nunca pensé que tendría que pensar en el trabajo sexual o la subrogación sexual como una opción para mí. Pensé que simplemente sucedería cuando sucediera. En mi cabeza, ingenuamente pensé que encontraría a alguien con quien compartir esa experiencia. Sólo esperaba que cuando sucediera por primera vez, fuera con alguien que me gustara, o, quizás más estúpidamente, que se diera esa oportunidad después de conocer a alguien en un club. Siento que estas experiencias de vida en particular suenan muy simples cuando lo digo, y sé que así es como sucede para muchas personas, pero a mí nunca me pasó.


Relacionados: Este chico perderá su virginidad ante un público


La idea de nunca tener sexo jamás me pareció particularmente amenazante cuando estaba en mis veinte. Sin embargo, ahora tengo 40; por lo que es, en especial a nivel completamente emocional, un problema mucho más grande para mí. Cuando el problema comenzó a parecerme amenazante, no pude usar el trabajo sexual. No vi el uso del trabajo sexual como un tabú, sino como una “salida fácil”. Si usaba el trabajo sexual, significaba que estaría renunciando a la idea anticuada de conocer a alguien con quien compartir la experiencia. En mi cabeza —notarás que tengo muchas cosas en la cabeza—, sentía que era anormal o una abominación. Sentí que considerar el uso del trabajo sexual me convertiría aún más en una abominación.

¿Pero es una idea a la que ahora estás abierto? ¿El obstáculo es que simplemente no sabrías por dónde empezar?
Diría que sí. Es una idea a la que estoy abierto ahora, pero no tengo idea de dónde ni cómo comenzar.

¿Qué es lo que más te intriga? ¿El sexo mismo o lo que puede estar asociado a él?
Siendo virgen sin importar la edad, creo que el sexo es algo con respecto a lo que todos sentimos curiosidad en algún nivel. Indudablemente, como alguien que tiene 40 años y es virgen, ahora el sexo me resulta más amenazante. Siento que soy lo suficientemente inteligente como para saber que el sexo, el sexo real, no es como en el porno. Sé que es un desastre en múltiples niveles. Como soy alguien que se ha tardado muchísimo en perder su virginidad, tengo miedo de no poder alcanzar a todos los demás. Me temo que dado que empezaré muy tardíamente, siempre seré malo en ello y siempre decepcionaré a mi pareja. Temo convertirme en una broma para la gente. Sin embargo, el concepto de lo que viene asociado al sexo, especialmente el componente de una relación adulta, es lo que me produce curiosidad. Al ser alguien que nunca ha tenido una novia, no he experimentado los altibajos de estar en una relación adulta. Siento la más absoluta curiosidad por tener intimidad sexual y emocional con una mujer.

Padeces una rara condición que perjudicó tu pubertad y tu deseo sexual, ¿cierto?
Tengo una condición conocida como panhipopituitarismo idiopático. He tenido la enfermedad desde que nací, pero me diagnosticaron cuando tenía cuatro o cinco años, que fue cuando mis padres notaron que no estaba creciendo tan rápido como debía. Dado que mi condición afecta todas las hormonas de la pituitaria, tuve una deficiencia de la hormona del crecimiento a una edad muy temprana. También tengo una deficiencia en la tiroides y las glándulas suprarrenales. Lo cual me ha llevado a tomar pastillas para corregir el hecho de que no puedo producir esas hormonas y a que me inyecten testosterona para suplir la que no puedo producir. Esta condición me hace parecer mucho más joven de lo que soy. De hecho, comencé a afeitarme a penas a mediados de los 30. También afectó mi deseo sexual. Siendo completamente honesto, siempre me siento orgulloso de poder afeitarme. Incluso celebro el día en que comencé a hacerlo como mi “afeisario”. Estoy especialmente orgulloso de ahora tener erecciones también. El reemplazo de hormonas sexuales me hace sentir sexual cuando, durante años, no me sentí sexual en absoluto.


Relacionados: Cómo es quitarle la virginidad a un hombre adulto


Supongo que te masturbas. ¿También empezaste a masturbarte hasta que llegaste a los treinta?
Sí, me masturbo. Pero no recuerdo cuántos años tenía cuando comencé a hacerlo. Si me pidieran que dijera una edad en específico, diría que comencé cuando tenía entre 20 y 30 años. Sin embargo, no fue hasta inicios de los 30, cuando mi dosis de testosterona aumentó, que pude ver que mi apariencia adulta se completó. Y aun cuando ya está completa, no necesariamente eyaculo con frecuencia.

¿Qué tan cerca has estado de tener sexo, y tienes algún arrepentimiento relacionado con esos momentos u otros?
Hubo dos ocasiones en las que creo que estuve cerca de tener sexo. La primera vez fue con una mujer que era aproximadamente cinco o siete años mayor que yo, a la que conocía en línea desde hacía un año o menos. Estaba al inicio de mis 20. Ella vivía en Portland pero vino a Vancouver por un fin de semana. Ella era la primera mujer con la que había tenido cierta intimidad en toda mi vida. No le dije que era virgen, pero ella sabía acerca de mi condición médica y sospecho que lo supo cuando estuvimos juntos. Estar con ella fue lo más cerca que he estado de tener sexo. Dormimos juntos un par de noches, y en la última noche, había suficiente confianza entre nosotros para seguir adelante. Sin embargo, debido a mi condición médica, realmente no sentía deseo sexual en ese momento, así que no tuve erección. Después de que se fue, hablamos cada vez menos, y finalmente perdimos el contacto.

La segunda vez fue al inicio de mis 30, cuando una mujer que conocí en línea vino a visitar Vancouver. Esta vez fue diferente, ya que me di cuenta de que no había química entre nosotros. Sentí que éramos demasiado distintos. Puede que ella se haya sentido más atraída hacia mí que yo hacia ella, así que, una vez más, en la última noche que estuvimos juntos, dormimos juntos. Nunca le había contado específicamente sobre mi virginidad, según recuerdo, pero de nuevo, estoy seguro de que ella lo sabía porque entendía que, con mi condición, tenía problemas con mi deseo sexual. La segunda vez no se pareció en nada a la primera, pero incluyó caricias intensas. Y una vez más, después de que se fue, hablamos cada vez menos y perdimos el contacto. No estoy haciendo excepciones por mi virginidad o por mi condición.

Lamento haber perdido contacto con ambas mujeres y cómo terminaron las cosas con ellas. Ambas fueron mujeres increíbles que confiaron en mí y obviamente también se sentían cómodas conmigo. Sé que podría haberme comunicado mejor con mis parejas. Puede que no lo hubiera podido hacer mejor, sexualmente hablando, pero sabía lo suficiente como para comunicarme mejor con ellas. En cuanto a los arrepentimientos, siempre me arrepentiré de las oportunidades perdidas. Siento que he perdido muchas oportunidades. Me he recriminado mucho por ello. Me pregunto si en este momento ya conocería a alguien de no ser una persona tan tímida en este tipo de cosas. Si no fuera tan serio, ¿ya habría tenido sexo con alguien? Lamento no haberle contado a la gente sobre mi padecimiento, especialmente a mis amigos. Creo que lo que estoy diciendo es que me arrepiento de muchas cosas. Sobre todo, lamento haber guardado todo eso sólo para mí.


Relacionados: Desflorando a los chicos: Las mujeres que tienen sexo con vírgenes


Ambas mujeres son, tal vez no por casualidad, personas a las que conociste en línea. ¿Cuánto tiempo has pasado en sitios de citas y te parece más sencillo tratar de ser sincero con respecto a tu virginidad con personas que conociste en línea en lugar de con personas de tu vida real?
Siempre siento que doy primeras impresiones realmente malas, especialmente a las mujeres. No es que las citas en línea hayan sido muy exitosas para mí, pero he estado en un sitio o una aplicación de citas en línea durante una década o más, empezando por OkCupid. Con las citas en línea, siento que puedo dejar que mi cerebro haga el trabajo. Tengo tiempo para responder, para ser gracioso. No soy la persona más espontánea, por lo que el sitio de citas o la aplicación me permite darme el lujo de tomarme mi tiempo con mis comentarios y/o respuestas. Significa mucho para mí. Además, aún hay un nivel de anonimato al estar en línea. Creo que es por ese nivel de anonimato que siento una mayor libertad para ser más abierto acerca de mi virginidad.

¿Cuánto influyó tu vida social? ¿Tuviste muchos amigos mientras crecías?
Mi familia se mudaba mucho. Aunque nací aquí, mi familia se mudó a los Estados Unidos cuando era muy joven y siguió mudándose constantemente. Cuando tenía cinco o seis años, siempre fui el niño sentado solo en la escuela. Después de nuestra segunda mudanza, según recuerdo, traté de no hacer amigos porque sabía que me mudaría de nuevo y no los volvería a ver. Para cuando tenía 19 años, ya había vivido en cinco estados diferentes y en el extranjero. No fue sino hasta finales de mis veinte que comencé a formar amistades adultas.

He llegado tarde a todo en la vida y eso incluye a ser un buen amigo que sabe cómo ser vulnerable con sus amigos. Sólo en los últimos años he descubierto que hay muchas más capas para tener un círculo de amigos. Se necesita mucho para confiar en alguien, y a mí me lleva aún más tiempo mostrarme tal cual soy con alguien. Siempre he temido que no quieran estar conmigo o incluso hablar conmigo si conocieran mi verdadero yo. Sé todo esto ahora y estoy tratando de ser un mejor amigo para la gente que amo. Quiero ser un amigo confiable. Quiero ser capaz de apoyar a mis amigos escuchándolos y siendo quien los anime. Aunque entiendo que, para ser ese amigo, también debo ser capaz de confiar en mí mismo.

¿Has tenido alguna reacción negativa o cruel cuando has compartido esta información con tus amigos o posibles amantes, o la mayoría de estos temores se basan más en tus nervios que en la experiencia?
Nunca he tenido reacciones negativas o crueles cuando he compartido esta información con alguien. Las personas a las que les he contado han reaccionado con incredulidad o han sido muy comprensivas. Es sólo que me lleva mucho tiempo confiar en alguien como para contarle sobre mi situación. Siempre tengo miedo, incluso con mis amigos más cercanos, de que me excluyan o de que se burlen de mí. Al igual que cualquiera, simplemente no quiero ser una broma o sentirme menos. Sólo quiero sentirme como alguien normal, no como una anormalidad o una estadística rara. Aunque nunca he tenido reacciones negativas o crueles cuando he compartido esta información con otras personas, todavía tengo miedo de lo que puedan pensar de mí. No necesariamente sé cómo se siente la intimidad, incluso entre amigos. Es difícil para mí revelarme porque siempre tengo miedo de que cuando lo haga, mis amigos ya no quieran estar cerca de mí o hablar conmigo. Sé que es un miedo irracional, y siento que incluso saber esto me ayuda un poco. He estado intentado cambiar esto sobre mí mismo.


Relacionados: Acabo de perder la virginidad a los 30 años


¿Te preocupa que la primera vez sea mala como le pasa a la mayoría de la gente? ¿Te preocupa de manera similar lo que podría pasar después? Dicen que todos se enamoran de la primera persona con quien tienen sexo, y que por lo regular termina en desdicha ¿Crees que tu edad y experiencia en la vida podrían ayudar a cambiar eso ya que no tienes la visión del mundo de un adolescente?
Vaya, hombre, sé que la primera vez será horrible. Sé que la gente dice que la primera vez no es todo eso que se dice que es. Me involucro demasiado emocionalmente en situaciones que me gustan y con las personas que me gustan, así que sí, también me preocupa enamorarme de la primera persona con la que tenga relaciones sexuales. Por otro lado, también siento que dado que soy lo suficientemente maduro, podría frenar ese involucramiento emocional.

El sexo permea toda la cultura. ¿Te conflictúa que se espere que te identifiques con gran parte de ese fenómeno?
Por supuesto. Me resulta frustrante, deprimente y absolutamente desgarrador que no pueda identificarme con nada de eso. Puede que no tenga la experiencia que tienen todos los que son más jóvenes que yo, pero sé cómo se supone que debo sentirme cuando me gusta alguien. Y, hablando sexualmente, también sé lo que se siente estar atraído físicamente por alguien. Sin embargo, escuchar las historias de las personas sobre sus citas, canciones sobre sexo y amor, o incluso leer sobre ello, siempre me ha hecho sentir anormal como ser humano.

¿Tener cuarenta años te parece un punto de partida frustrante? ¿Sientes que tu perspectiva de la vida es más negativa ahora estando en tu quinta década y siendo virgen que hace un año?
Cuando era más joven, siempre tuve la idea de que para los 40 años, tendría un par de novias y estaría casado o ya habría estado casado. Eso suena normal, ¿no? Siento que las comedias románticas y los programas de televisión con elementos románticos me arruinaron por completo porque siempre pensé que tendría las mismas experiencias. Que vería a una mujer al otro lado de la habitación y me enamoraría de ella. El primer encuentro. Incluso las rupturas. La vida no es así; reconozco que no es realista. Aunque eso no me impide tener la esperanza de sentir una atracción mutua por alguien y perder mi virginidad.

Siento que, a los 40, soy mucho más consciente de que soy una rareza estadística. Sin embargo, también estoy tratando de amarme más a mí mismo. Me doy cuenta de que la combinación de mi condición médica y los constantes cambios de residencia crearon una especie de tormenta perfecta que incluyó problemas de baja autoestima, falta de confianza y mucha inexperiencia social. Creo que estoy mejorando en mi habilidad de sortear esa tormenta en particular. Una parte muy importante de lograr sortear esa tormenta es reconocer que no puedo culparme de las situaciones de mi vida que no estaban en mi control. No estoy diciendo que soy infeliz todo el tiempo. Tengo un trabajo que me encanta, estoy cerca de mi familia y paso tiempo con amigos que adoro. De vez en cuando, sin embargo, me siento completamente aislado del resto de la humanidad debido a mi virginidad e inexperiencia social.

Sigue a Trevor Risk en Twitter.

http://ift.tt/2lXDlWZ

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s