Podrías minar 1 bitcoin por mes si captaras el calor corporal de 44,000 personas


No es un secreto que el Bitcoin no es exactamente bueno para el medio ambiente. En estos días, una sola transacción de Bitcoin requiere tanta energía como la que usan 10 hogares en una semana, y toda la red usa más energía que Bulgaria. Las monedas alternativas (Altcoins) más grandes no son mucho mejores: el Ethereum, la segunda criptomoneda más grande, usa tanta energía como algunos pequeños países mediterráneos. No es de extrañar, entonces, que algunos entusiastas de las criptomonedas hayan buscado soluciones más sustentables para generar el mágico dinero de Internet —un proceso llamado minar—, tales como plataformas mineras impulsadas por el viento o automóviles Tesla.

Una organización holandesa llamada el Instituto de Obsolescencia Humana (IoHO) recientemente llevó la fantasía de las criptomonedas sustentables al extremo mediante la acumulación del calor corporal humano para minar una variedad de criptomonedas. Pero, ¿podrían nuestros cuerpos realmente ser una solución viable a los problemas de energía del mundo de las criptomonedas?


Relacionados: El Bitcoin ya vale más que Disney o McDonald’s


“En el último año, la huella ecológica de mantener el sistema blockchain del Bitcoin ha sido más debatida ya que alcanzó niveles de ineficiencia y de consumo de energía sin precedentes por transacción”, me dijo el artista y fundador de IoHO, Manuel Beltrán, en un correo electrónico. “En la mayoría de los casos, si es posible desarrollar alguna tecnología, la gente simplemente la desarrolla y comienza a usarla sin tener en cuenta sus implicaciones éticas o sociopolíticas. Ese es precisamente el hecho que estamos confrontando”.

Imagen: Biological Labour -IoHO- Elevate Festival at esc medien kunst labor.

La idea de aprovechar el calor corporal para impulsar el mundo que nos rodea no es exactamente nueva: todo, desde los gimnasios hasta las discotecas, ha sido impulsado por bolsas de carne sudorosas. Como informó The Next Web en diciembre, el experimento de IoHO con la recolección del calor corporal fue ligeramente diferente en la medida en que no requirió que las personas realizaran ningún esfuerzo físico, como correr en una caminadora o bailar hasta desfallecer. De hecho, los participantes simplemente tuvieron que permanecer quietos durante algunas horas.


Relacionados: Arrestan a una joven en NY por usar bitcoins para ayudar a Estado Islámico


Un cuerpo humano adulto genera aproximadamente 100 vatios de energía mientras está en reposo, y aproximadamente el 80 por ciento de esta energía se desperdicia como exceso de calor corporal. La idea de IoHO era captar parte de ese exceso de calor corporal utilizando paneles portátiles de generadores termoeléctricos. Estos generadores convertirían el calor del cuerpo en energía eléctrica, la cual se utilizó para alimentar a las computadoras que minan las criptomonedas.

Desde 2015, 37 voluntarios contribuyeron con 212 horas de tiempo de minería para generar un total de 127.2 vatios de energía. Aunque los voluntarios prestaron sus cuerpos al proyecto por diferentes períodos de tiempo, en promedio los voluntarios aportaron alrededor de 0.6 vatios/hora de energía. Dado que el humano adulto promedio produce alrededor de 80 vatios/hora como exceso de calor, esto significa que el IoHO fue capaz de captar efectivamente menos del 1 por ciento del calor corporal generado por sus voluntarios.

Imagen: Biological Labour -IoHO- Elevate Festival at esc medien kunst labor.

Debido a la pequeña cantidad de energía que IoHO pudo captar de los voluntarios, la organización dedicó esta energía principalmente a la minería de nuevas criptomonedas como el Vertcoin y Startcoin, ya que se requería de menos energía para extraer una cantidad relativamente grande de estas monedas. Según Beltrán, los voluntarios se quedaron con el 80 por ciento de las criptomonedas que generaron, mientras que el resto se lo dieron al instituto.

“Nunca minamos bitcoins porque sería inútil producirlos con calor humano”, me dijo Beltrán. “Minamos exclusivamente Altcoins y algunas de ellas han aumentado más de 46,000% su valor. Lo que en un principio eran sólo centavos ahora se ha convertido en una cantidad sustancial de dinero”.

Eso es magnífico, pero ¿cuán inútil sería el sistema de IoHO si se usara para minar Bitcoin?


Relacionados: Canadá parece estar obsesionado con la marihuana y el bitcoin


Supongamos que estamos usando un ASIC, un tipo de chip de computadora especial para minar Bitcoin. Tomaremos el Antminer S9 como un ASIC de referencia debido a su popularidad y eficiencia. Un Antminer S9 utiliza 1.375 vatios/hora y mina alrededor de 0.6 bitcoins por año, por lo que dos de estos dispositivos producirían 1.2 Bitcoins al año y requerirían de 2.750 vatios/hora.

Dado que cada ser humano genera 0,6 vatios/hora con IoHO, se necesitarían casi 4,600 personas, utilizando el dispositivo de IoHO 24/7 durante todo un año para producir 1,2 bitcoins. Considerando los precios actuales del Bitcoin, cada persona recibiría alrededor de $3 dólares por su esfuerzo de un año.

Eso no tiene nada de magnífico, pero los generadores termoeléctricos portátiles tienen mucho margen para mejorar. ¿Qué hay de la minería del Bitcoin en un escenario ideal, donde los generadores fueran perfectamente eficientes y capaces de captar los 80 vatios completos de exceso de calor que produce el cuerpo? ¿Sería tal vez algo así como The Matrix, donde los humanos estuvieran sumergidos en una gran tina que captara toda su energía?

En este escenario, un individuo podría producir aproximadamente 700,000 vatios/hora en un año. Esto significa que si 34 personas permanecieran inmóviles durante un año y el exceso de su calor corporal fuera captado con una eficiencia del 100 por ciento, podrían minar 1,2 bitcoins. Esa es una mejora, pero un año en el criptomundo bien podría ser un milenio.

Si quisiéramos acelerar las cosas y extraer 1 bitcoin por mes, necesitaríamos unas 320 personas que permanecieran inmóviles durante todo el día con un sistema perfectamente eficiente. Para hacer 1 bitcoin por mes con la tecnología de IoHO, que en términos de eficiencia está a la par de la mayoría de los generadores termoeléctricos portátiles de la actualidad, se necesitarían alrededor de 44,000 personas aportando su energía corporal 24/7.


Relacionados: Esta familia cambió todas sus pertenencias por Bitcoins


Por supuesto, IoHO no aboga por un futuro que se parezca a The Matrix. Más bien, el proyecto se concentró en la propiedad de los datos y cómo aprovechar efectivamente el capital biológico que poseemos. Es un experimento interesante, sin duda, y no es difícil imaginar un futuro en el que todos usemos trajes que alimenten nuestros teléfonos implantados en el cerebro.

Sin embargo, hasta entonces, parece ser que los mineros de criptomonedas se tendrán que quedar con la anticuada energía no renovable.

http://ift.tt/2CHLjOg

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s