Esta artista mexicana construye nidos artificiales en la naturaleza


Lua Rivera ha hecho de la experimentación, una pieza fundamental de su proceso. Lua no cree en el encasillamiento de disciplinas, herramientas o medios, cree en la libre ejecución de cada parte y en una convivencia armónica que pueda vivir fuera de muros y galerías.

Las piezas de Lua surgen de su interés por los procesos de nidación, el crecimiento y desarrollo de los seres vivos, y su adaptación al medio exterior.

La obra visual de Lua Rivera se caracteriza por la unión y continua exploración de recursos multidisciplinarios, como intervención, collage, fotografía y el uso de textiles. Platicamos con Lua para conocer más sobre sus nidos, sueños y disciplinas.

¿Por qué nidos?

El nido puede tomar muchos significados, sin embargo, nunca será una casa porque no está destinado a contener la colección de objetos que a los humanos nos gusta acumular.

El nido se reduce a lo esencial para transformarse en la máquina del tiempo, el refugio, el paraíso perdido –y encontrado–, porque en algún momento se espera que sea puro abandono.

Al tejer un nido, tejo ideas, y como artista estoy aquí para unirlas y crear nuevos discursos e interacciones.

El nido contiene el tesoro más asombroso: el huevo, el comienzo, el futuro, nuestras esperanzas, la descendencia.

¿Cómo es tu nido perfecto?

Siempre está cambiando en mi imaginación, supongo que varía bastante dependiendo del lugar para el que sea planeado.

La pieza se tendría que adaptar y convivir con el clima y materiales que encuentro. No soy una persona muy sedentaria por lo que las piezas o mis hábitos se adaptan al lugar que vivo en el momento. Lo que sí es importante es que sea cómodo y acogedor a la vista y contacto.

¿Qué sensaciones buscas despertar con tus piezas?

Busco una interacción íntima y personal con el usuario. Estás piezas están hechas para tocarlas y explorarlas con más que la vista. Todos los sentidos intervienen en la interacción. Resulta muy interesante para mi presenciar y entender las relaciones que se generan con las diferentes personas y personalidades con las que interactúan. Siempre es un momento único y diferente con cada persona.

Cuéntanos de ODD, ¿cómo surgió?

Odd surgió del imaginario colectivo sobre la desaparición de los calcetines en el 2012. La pieza reúne calcetines perdidos en historias de una misma masa textil que habla por sí misma. Cada calcetín es único en irrepetible en esta comunidad textil. Aprovecho para informar a los usuarios que la recolección continúa y estaremos recibiendo calcetas y calcetines sin pareja durante el festival Bahidorá.

Si pudieras elegir la locación de tus sueños para una instalación, ¿cuál sería?
No tengo una en específico. Construyo en dónde me llaman o dónde voy pasando como un ave migratoria.

Los lugares que voy encontrando son los que deciden la forma y materiales finales de la pieza. Para mí es igual el interior de un museo, una casa en ruinas o la copa de un árbol en un parque. Para mi es fundamental acercar el arte a la vida cotidiana fuera del museo.

Lo que me gustaría mucho es explorar el diálogo entre ecosistemas desérticos y marinos, o a través de espacios públicos como la calle.

Lua tendrá presencia en el Circuito de Arte del carnaval de Bahidorá en Las Estacas, Morelos, durante el 17 y 18 de febrero del 2018.

Conoce más de Lua Rivera en su sitio.

Relacionados:
Pelos, culos y vaginas: la delgada línea entre arte y porno
Costura epidérmica: bordado sobre palma
Este turista viaja por el mundo con un Godzilla

http://ift.tt/2GArw1v

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s