La Liga de Overwatch podría tener a su primera jugadora


¿Alguna vez has oído hablar del Glass Cliff? Es el fenómeno en el que las mujeres obtienen puestos de poder únicamente después de que una institución se encuentra en problemas serios. Por supuesto hay repercusiones: las mujeres suelen “tener la oportunidad” sólo cuando el barco está a punto de hundirse, y son responsables de los problemas que heredan. Eso no significa que el patrón muestre una mala intención, y en general una oportunidad, sea cual sea, es mejor que ninguna, pero es un patrón que hay que tener presente esta semana, ya que según los informes el peor equipo hasta el momento de la Liga Overwatch (OWL, por sus siglas en inglés), los Dragones de Shanghai, reclutaron a la primera jugadora femenina de la liga.

Kim “Geguri” Se-yeon, de 18 años, ha sido famosa en la comunidad Overwatch desde mucho antes de que se anunciara en ESPN, que los Dragons la contrataron junto con otros jugadores de Corea del Sur. Su primer salto a la fama fue cuando tuvo que demostrar que no estaba haciendo trampa después de que varios jugadores profesionales levantaron acusaciones en su contra.

Fue una historia reconfortante pero también una que empezó con la negación de sus habilidades y logros. Después, su juego Overwatch se convirtió en una lucha por la igualdad de género. No es difícil saber por qué, según el informe en ESPN de Rod Breslau y sus conversaciones previas con Geguri, ella expresa cierta incomodidad y frustración por ser el centro de atención de las discusiones sobre sexismo y equidad de género dentro de los deportes electrónicos.

Geguri, centro-derecha, en una foto publicada por ROX Orcas

Sin importar cuales sean los deseos personales de Geguri, su nuevo papel como jugadora en el peor equipo de pro Overwatch le va a traer más de ese protagonismo del que desconfía. Geguri fue el personaje fuera de escena más importante del primer acto de la OWL, muchos se cuestionaron por qué nadie la había contratado antes del comienzo de la temporada.


Relacionados: Por qué Hanzo de ‘Overwatch’ se merece sus perforaciones faciales


Sin embargo, los Dragones de Shanghai no han ganado nada hasta el momento, y al parecer las reservas que otros equipos tenían sobre Geguri: su reputación como especialista de Zarya en un momento en el que Zarya se consideraba una selección pobre, las barreras idiomáticas con jugadores extranjeros y el hecho de que todavía no era parte de una lista de élite; ya no aplican para los Dragones. El equipo es el peor de la OWL hasta el momento y ha sido superado en todas las posiciones. El hecho de que hayan contratado a Geguri es sinónimo de un cambio radical para los Dragones y todo apunta a que les traerá mejoras generales.

Esto nos lleva de regreso al Glass Cliff. Por un lado, Geguri se está uniendo a un equipo con tantos problemas que no puede tener demasiadas presiones o expectativas de que vaya a salvar una apertura desastrosa de la temporada. Por otro lado, la primera jugadora femenina en la OWL está haciendo su debut con una organización que aún tiene que demostrar que puede ofrecer algo más que mediocridad.

Pongamos como ejemplo una analogía, un jugador puede llegar a ser grande con los Browns de Cleveland, pero los Browns de Cleveland seguramente no serán de mucha ayuda en el asunto. La pregunta para una jugadora como Geguri es la siguiente: ¿los Dragones representan un lugar (relativamente) sin presiones para desarrollarse como una profesional de primer nivel o representan una arena movediza de la organización?

Digo “relativamente” sin presiones porque, cualquiera que sea el deseo de Geguri, su estatus como la primera mujer en jugar en la Liga Overwatch le dará un perfil más alto, más escrutinio y menos control sobre su propia narrativa que cualquiera de sus compañeros. A principios de este año, le dijo a Breslau que quería que la trataran con indiferencia, y que no creía que el sexismo causara que los equipos la pasaran por alto al comienzo de la temporada. Breslau lo tomó como una evidencia de que los informes que resaltaban su ausencia en la OWL estaban basados en la ignorancia de la escena y del sesgo editorial. Había buenas razones por las que no la habían contratado.

Ahora, justo un mes después, el argumento es que ella está en la OWL gracias a sus méritos y nada más. En esas tres semanas, no cambió nada, excepto que los Dragones se cayeron por un precipicio. Ella tuvo su oportunidad después de que al equipo le fallaron sus primeras opciones, y la gente se preguntó por qué no jugaba.

Y al final, así es como les llega su oportunidad a muchas personas, pero lo que este análisis ignora es lo accidental que resulta cualquier decisión para contratar a alguien. Siempre hay razones por las que a una persona no le dan una oportunidad, y muchas veces esas razones al menos parecen correctas. Así es como funciona el sesgo estructural: se producen resultados discriminatorios sin que nadie tenga que reconocer la discriminación. A principios de este año, los equipos notaron la presencia de Geguri y decidieron que no era lo suficientemente buena. Esta semana, con un equipo conformado de puros hombres y que tiene los peores resultados en la OWL, al parecer Geguri obtuvo su oportunidad.

Foto cortesía de Blizzard

Se podría argumentar que este sistema funcionó porque promovió a Geguri y a sus nuevos compañeros de equipo por sus méritos, ya que degradó a los jugadores a los que reemplazó, pero eso absuelve el sistema de cómo se evaluaron los méritos de esos jugadores el año pasado. La razón por la cual la meritocracia es un concepto tan tóxico es porque encierra sesgos y no toma en cuenta la manera en que definimos el mérito, y mucho menos cómo lo evaluamos.

Los deportes son seductores porque las reglas son claras y hay una puntuación al final que nos permite creer que, en este único contexto, todos reciben exactamente lo que se merecen. Pero eso es mentira. Lo que podemos decir hoy en día es que Geguri tiene la oportunidad de jugar en la OWL uniéndose a un equipo con muchos problemas. Ella se convertirá instantáneamente en una de las jugadoras más famosas del mundo. Su desempeño se analizará y se utilizará para avanzar en los argumentos que ha querido evitar. Y con un poco de suerte, eventualmente obtendrá lo que quiere y descubrirá que simplemente es una jugadora más, y que ya no es la única mujer en la liga.


Relacionados: ¿Por qué la gente odia a Mercy en Overwatch?


Sin embargo, eso no sucederá de la nada, y no depende de ella que se haga realidad. Se trata de las preguntas que nos hacemos, las respuestas que exigimos y los valores que escogemos cuidar. Pero sobre todo, se trata de hacer las cosas ya, sin esperar el momento adecuado.

http://ift.tt/2nWqjci

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s