Hablemos de esa selfie que destruyó arte valuado en $200,000 USD


Hace tiempo, un video en YouTube mostró a una mujer agachándose para tomarse una selfie antes de tirar una serie de pedestales que sostenían obras de arte valuadas en un estimado de $200,000 USD. Llamada Hypercaine por la canción de DJ Fresh, la instalación ahora es parte de la cruzada de 4 años del artista británico basado en Hong Kong, Simon Birch, The 14th Factory, que contiene más de una docena de escalas de gran medida que se extienden por más de 3 acres en bodegas centenarias de Los Ángeles. La exhibición estuvo construida con temas de industrialización y mercantilización, pero también ha evolucionado desde entonces en un comentario sobre el poder de las redes sociales y el arte en la era digital.

Ofreciendo interminables lugares para selfies, The 14th Factory fue una multidimensional e inmersiva experiencia artística. Pero no sólo los visitantes han interactuado con la exhibición a través de fotos: en el caso de la funesta selfie, la exhibición respondió. El video de YouTube se convirtió en una inesperada obra de arte por sí sola, sirviendo como el final del enormemente exitoso viaje de The 14th Factory en Los Ángeles después de atraer más de 65,000 visitantes hasta su cierre el pasado 30 de julio 2017 – casi todo gracias a redes sociales.

The Crusher

The Barmecide Feast

La mayoría de los retratos y selfies de The 14th Factory fueron tomados en dos exhibiciones. The Crusher (El Destructor) es un trabajo específico para el lugar donde Birch muestra 300 horquillas salvadas suspendidas desde el techo, sus manijas pintadas en tributo de los colores de coches que han sido destruidos por artistas y celebridades. Anillos en las manijas recuerdan a los anillos de los árboles, representando los componentes reciclables de la industrialización y la guerra.

La segunda, más omnipresente en las redes sociales es The Barmecide Feast (La fiesta del fraude), una fiel recreación de un set en el clásico de Kubrick, 2001: Una odisea en el espacio, hecho a escala y localizado dentro de otra exhibición hecha de madera, espuma y pintura llamada The Meteor (El Meteoro). Interesantemente, The Barmecide Feast fue hecho en colaboración con KplusK Associates, del cual sus fundadores, Paul y Johnny Kember, tuvieron parientes que de hecho trabajaron en las cintas de Kubrick. El título refiere a una historia de Noches Arábigas en la que un sultán hace un festín sin comida y le pide a sus invitados que lo imaginen en vez.

Artista Simon Birch en The Barmecide Feast

En una declaración después del accidente, Birch escribe que como es una ONG, su organización no tiene un presupuesto para staff o seguridad, y que no puede costearse una litigación en contra de la culpable. “Ella estaba horrorizada y súper molesta, y tomamos sus detalles, pero decidimos no tomar acción ya que fue claramente fue un accidente y ella es estudiante”, explica. “Fijamos la mayoría (coronas), pero hay un par de ellas delicadas que siguen en el proceso de ser reparadas y pueden estar permanentemente dañadas”.

Hypercaine

Birch creó Hypercaine en colaboración con los artistas Gloria Yu, Gabriel Chan, y Jacob Blitzer. La instalación mostraba cuatro filas de coronas hechas con diversos materiales: cobre, metal, mármol, piedra, madera y nylon. Las piezas frontales iban desde lo tradicional a lo avant-garde en apariencia, unas hechas delicadamente con metal precioso, mientras otras están hechas con la ayuda de impresoras 3D. Juntas, ellas representan la tenue y ultimadamente frágil naturaleza del poder.

Hypercaine

“La gente pregunta por qué no estaban empotrados los pedestales”, nota Birch. “Bueno, la gente está avisada que debe que tener cuidado en el cuarto, pero la idea era que fueran delicadas, expuestas y frágiles. Son coronas, y las coronas son símbolos de poder, cosas frágiles. Una selfie en un momento correcto podría tirar a un presidente. Y de cualquier manera, puedes hacer las cosas a prueba de tontos, pero eventualmente alguien será más tonto de lo que esperabas”.

Hypercaine

Como fue un clip interno y subido por un amigo de Birch, según la descripción de YouTube, es aparente que Birch formo parte de la decisión de subir el video. Tal y como las interminables publicaciones en redes sociales a The 14th Factory, la reacción igualmente ha generado más interés en el show, que ha sido extendido dos veces. Al final, el artista reconoció que fue una oportunidad para promover su obra antes del cierre de la exhibición.

Hypercaine

“Es un espacio de 14,000 metros cuadrados lleno de arte hecho por mí y un grupo brillante de colaboradores, así que el incidente de las coronas no fue el fin del mundo para todos los retos que tuvimos”, Birch concluyó. “Afortunadamente, The 14th Factory tuvo mucho éxito. También es un maravilloso ejemplo del poder de las redes sociales – tal y como no teníamos mucho presupuesto parra marketing las redes sociales fue nuestra única manera de atraer gente. Así que no hay quejas”.

Tampoco hay quejas de la audiencia – excepto tal vez de la torpe estudiante.

Sigue The 14th Factory en Instagram y Facebook, y visita el sitio oficial aquí.

Relacionados:

Pesadillas de juguete: plantas carnívoras y monstruos deformes

El tejido de gancho como la nueva técnica de escultura

Accidentes y tragedias que surgieron por culpa de esculturas

http://ift.tt/2FwdFvt

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s