NASA considera usar una bomba atómica sobre un peligroso asteroide


Para todos los que se burlaron de Armaggedon, la obra maestra de Michael Bay de principios del siglo XXI, en la que Bruce Willis, un grupo de camioneros y Ben Affleck salvaron el mundo con un épico soundtrack de Aerosmith de fondo, tenemos noticias importantes: Armaggedon, la película, no es una completa tontería. Al menos no en su tesis principal, en lo de los camioneros, sí.

Elenco de “Armaggedon” en la premiere de la película, junio 1998. Fotografía vía Wikimedia Commons, por NASA.

El asteroide Bennu, actualmente está a una cómoda distancia de 84 millones de kilómetros de la tierra, orbitando el sol a una velocidad de 101,000 kilómetros por hora. Y eso son buenas y malas noticias para nosotros. En el lado amable, la nave espacial de la NASA, OSIRIS-REx, espera con ansias una cercanía con el asteroide con el fin de investigar sus propiedades moleculares y la información física y química que podría remontar a los inicios del sistema solar. Gracias a este asteroide, podría ser posible determinar de dónde venimos y la historia de los planetas. El problema es que el próximo 21 de septiembre de 2135 Bennu tendrá una posibilidad de 1 en 2700 de pegarle a la tierra. Lo cual, si lo pensamos en escala cosmológica, es baja, muy baja.

El plan oficial de la NASA para evitar cualquier tipo de colisión inconveniente, como sería la de Bennu debido a su extensión de 492 metros de diámetro y peso de 87 millones de toneladas, es usar una nave espacial que pudiera desviar al asteroide de su curso a través de una explosión nuclear. Titulada HAMMER (MARTILLO) por sus siglas en inglés, Misión de Mitigación de Asteroide de Hipervelocidad para Respuesta de Emergencia, la nave es una colaboración entre la NASA, el Departamento de Energía y la Administración de Seguridad Nuclear Nacional de Estados Unidos.

Trayecto del asteroide Bennu (posición en noviembre 2015). Imagen vía Wikimedia Commons, por Ener6.

Hammer, en el caso de chocar con un asteroide pequeño, podría simplemente impactarse y desviarlo con un bulto de 8.8 toneladas. En el caso de tratarse de un asteroide de mayor tamaño tendría que recurrir a la explosión atómica. “Si podemos detectar el asteroide lo suficientemente temprano, podemos hacerlo con el impactor”, comentó el físico David Dearborn a Buzzfeed News. Pero, eso podría no ser suficiente, “El impactor no es tan flexible como la opción nuclear cuando realmente queremos cambiar la velocidad del cuerpo con prisa”, puntualizó.

Se desconoce cuál sería el precio para que se llevara a cabo el proyecto Hammer, pero no es difícil especular que sería extraorbitante. La misión de OSIRIS-REx que prepara su primer contacto con Bennu para el 2023, actualmente lleva un costo de $800 millones USD. Quién sabe cuánto se necesitaría para hacer el arma de los sueños de Michael Bay y Bruce Willies, probablemente, mucho más que la película.

Si quieres conocer más sobre Bennu y la misión OSIRIS-REx, haz click aquí.

Relacionados:

El Tesla de Elon Musk podría exterminar la posible vida en Marte

La Luna pronto tendrá su propia red 4G

La NASA está planeando enviar un submarino a una luna de Saturno

http://ift.tt/2trzU0O

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s