La frontera entre abstracción artística y caligrafía: José Parlá


José Parlá, nacido en 1973 en Miami, Florida, es un artista de ascendencia Cubana quien descubrió su amor y talento por el arte a temprana edad cuando comenzó a explorar con el graffiti en las calles de dicha ciudad. A él le fue otorgada una beca para estudiar en el Savannah College of Art & Design en Georgia para continuar con sus estudios en pintura avanzada en Florida, donde su maestra, Mel Alexenberg, lo animó a intentar fusionar el graffiti con el expresionismo abstracto. Parlá utiliza la caligrafía y el graffiti para contar historias visuales que interpretan al mundo urbano como una historia que guarda récord de nuestras experiencias.

Parlá, en su obra, estudia la diversidad, las relaciones entre naciones y la migración de personas. El artista habla en código mediante sus trazos llenos de energía. Él cuenta que dicha moción y rapidez la obtuvo de su experiencia con el graffiti.

Los padres de José Parlá emigraron de Cuba y por tanto, él conoce a fondo el tema de la migración, las barreras internacionales y la huellas que dejan las personas, tanto en la sociedad como en el crecimiento de un país, al moverse de un lugar a otro.

José Parlá actualmente tiene su estudio ubicado en Brooklyn, Nueva York. Es en esta ciudad donde Parla ha dejado su huella a gran escala ya que realizó un mural en el One World Trade Center, mismo que está expuesto a más de 17,000 visitantes al día y busca ser un símbolo de diversidad y unificación. Otra huella importante la dejó en el Barclays Center donde enfatiza la influencia que la música tiene en la sociedad.

Mucha de su obra es inspirada por el expresionismo abstracto de Cy Twombly y por el “action painting” de Joan Mitchell. Sus obras son compuestas de varias capas de pintura, dibujo gestual y efímera encontrada, todo para transmitir las historias de ambientes urbanos. El artista documenta las memorias, experiencias, vida y el caos de una ciudad. La obra del artista prueba que las palabras, los signos, y las marcas tienen su valor y denotan el paso del tiempo.

El artista es representado por diferentes galerías alrededor del mundo. En Nueva York, lo representa Bryce Wolkowitz Gallery; en Tokio, Yuka Tsuruno Gallery; en Londres, Ben Brown Fine Arts; en Milán, Brand New Gallery. Algunas de las colecciones públicas y privadas de las cuales su obra forma parte son: The National Museum of Fine Arts en La Habana; The British Museum en Londres; POLA Museum of Art en Hakone; The Burger Collection en Hong Kong; Nancy A. Nasher and David J. Haemisegger Collection en Dallas; y la más reciente University of Texas en Austin.

Recientemente, Parlá colaboró con el artista francés JR para pintar murales en las calles de La Habana, Cuba. Este año, José Parlá dejó su huella con el mural “Amistad América” en la Universidad de Austin. Este mural es el más grande que el artista ha creado ocupando alrededor de 371 metros cuadrados, transformando la pared en un paisaje. Este paisaje urbano tiene trazos del collage, empastes y marcas caligráficas, muy al estilo Parlá. Un director de la universidad dijo que con este mural se busca motivar a los estudiantes a pensar de manera amplia y creativa, de cuestionar las cosas y de estar cómodo con la ambigüedad. Buscan que aprendan de José Parlá, quien ha agregado valor a su obra canalizando sus observaciones y experiencias en una manera con la que los demás se identifiquen.

A José Parlá no le parece que el término “street artist” lo describa ya que dice que ese término trivializa ambos el graffiti y aquellos que toman su inspiración de este.

Vimos su obra durante el mes de Febrero en Zona Maco en Ciudad de México. Encontramos una pieza que a primera vista parece ser una pedazo de concreto, parte de una pared. Esta obra la exhibe su galería Ben Brown Fine Arts. Las esculturas que produce el artista generalmente evocan a las paredes de La Habana, San Juan y Miami donde la búsqueda del cambio por parte de la sociedad incitó cambios importantes. Estas obras buscan representar vidas que están en el espacio entre la migración y la división política.

Para hacer un mural, Parlá generalmente primero hace una obra a menor escala dentro de su estudio en Brooklyn. Lo planea ahí durante meses o inclusive años para después plasmarlo en espacios grandes, donde necesita de no solamente una grúa y pinturas, pero de una habilidad de mover su cuerpo entero para plasmar su energía, recordando a su actividad en las paredes de las calles de Miami.

Sigue a Adriana Rangel en Instagram.

Relacionados:

Antonin Artaud y la crueldad como forma extrema del arte

La ironía que nos llevó al arte pop: Jasper Johns

Una vida de adicción, fiesta y sexo, las fotos de Nan Goldin

http://ift.tt/2p3J8M5

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s