Le pregunté a un urólogo si el pene del Negro de WhatsApp puede ser real


No recuerdo exactamente cuándo fue que El Negro de Whatsapp invadió nuestros teléfonos. A partir de ese momento, los memes, bromas y teorías sobre su identidad y el tamaño de su pene, se convirtieron en parte importante de quienes usamos internet. El Negro se volvió un personaje mediático concebido en la era de los Instagram Stories y las Fake News, y se viralizó sin hacernos muchas preguntas sobre la procedencia del video. Lo único que hicimos fue abrir la boca y enviar a nuestros grupos de WhatsApp el mejor meme que encontráramos sobre él.

Cuando mi editor me pasó un flyer de la Expo Sexo 2018 que anunciaba la presencia del Negro de Whatsapp, me emocioné. Tenía que ir.

El día de la expo vi al Negro de Whatsapp bailando reguetón sobre una tarima rodeado de actrices porno. Tenía una toalla verde que cubría su larguísimo pene, un sombrero y playera sin mangas. Un par de chicas subieron a tomarse fotos con el Negro y le pidieron que mostrara su pene. El Negro, toreando sin capote pero con toalla, mostró su pene a las chicas. Una de las chicas, decepcionada, gritó “¡fraude, fraude!” y se bajó de la tarima un poco enojada. Platiqué con ella y me dijo que, según lo que pudo ver, “el pene era como una especie de cinturón que tenía amarrado a la cintura”.

No tuve la dicha de subir y bailar reguetón en la tarima con el Negro, así que no puedo asegurar a ciencia cierta si lo que tenía el Negro dentro de su toalla era un cinturón o un pene enorme y grueso. A lo lejos, parecía parte del cuerpo de un centauro y no de un ser humano. Para saciar dudas existenciales y ver qué tan posible era tener un miembro de ese tamaño, platiqué con un urólogo para saber la verdad.

Desde donde yo estaba, se notaba que físicamente debía ser todo un reto cargar con un miembro tan grande. “No es físicamente posible tener un pene tan grande. El pene tiene un pico de crecimiento sensible a hormonas durante un tiempo específico. Y ya que se termina ese tiempo determinado, deja de crecer”, me dijo el urólogo José Antonio Sánchez mediante mensajes de WhatsApp, porque claro, ¿qué otra vía para platicar sobre el pene de el Negro de WhatsApp que por WhatsApp? Aunque sí hay casos de pene de gran tamaño, cuenta el Doctor Sánchez, “son hombres con mucha testosterona en la pubertad o la raza, que generalmente influye”.

Googleando un poco, encontré el caso de Roberto Esquivel Cabrera, mexicano con “el pene más grande del mundo”. Roberto dijo: “con nueve años mi pene comenzó a crecer. Siguió aumentando más y más, y cuando llegué a los 16 años ya tenía 20 centímetros. A los 20 años ya alcanzaba los 30 centímetros, y a los 25 años tenía 50 centímetros”. Estamos hablando de un pene de 50 centímetros. Casi dos reglas escolares.

Usando Google un poco más, encontré varios estudios que desmentían el pene de Roberto Esquivel. Según el doctor Jesús Pablo Gilmore, que examinó su pene, la mayoría está compuesta por prepucio, vasos sanguíneos y piel inflamada. Le envié otro mensaje de WhatsApp al Doctor Sánchez preguntándole sobre el caso: “Esa condición se llama prepucio redundante. De hecho, es un truco para el alargamiento de pene. Lo echas para atrás, pero se quita. Es la piel estirada, no es el cuerpo cavernoso. El pene, como tal, es el cuerpo cavernoso y el prepucio es piel que le cuelga”.

Toda esta plática de penes gigantes me hizo pensar en lo incómodo que debe ser tener el pene como dice Roberto que lo tiene, o el mismo Negro de WhatsApp, que según el video que todos tenemos en nuestros teléfonos (o lo que vi sobre su toalla), es gigante. ¡Qué incómodo debe ser tener un pito gigante debajo del pantalón! No podría jugar futbol o sentarme tranquilamente en mi sofá a ver Netflix. Sería como una tercera pierna y ya con dos estoy bien. Además, los riesgos de cargar un pene tan grande dentro de tu pantalón, pueden ser horribles: “Los riesgos principalmente están en la uretra y el cuerpo cavernoso, ya que éste puede sufrir traumatismos. Y al tener algún tipo de erección, principalmente tienen lesiones en la base del pene. Al tener relaciones sexuales los penes que son demasiado grandes pueden romperse de la base y sufrir una fractura”, dice el Doctor Sánchez.

Casos de penes gigantes que no son tan gigantes en realidad, chicas diciendo que el pene de el Negro de Whatsapp en la expo no era real, me sembraron un mar de dudas existenciales. Le hice la pregunta del millón de dólares al Doctor Sánchez. Le pregunté si cree que el pene de el Negro de Whatsapp es real: “Según mi opinión médica, no es real ese pene, es una modificación. Porque incluso si tuviera un pene de ese tamaño, la persona no podría haber desarrollado esa altura. Ya que al tener tanta testosterona desde la juventud, se cierran pronto las epífisis de los huesos y el crecimiento del sujeto se detiene. Creo que no, no es posible. En el porno se utilizan mucho las prótesis y eso es más factible. Se utilizan incluso para simular eyaculaciones, yo pensaría que es algo implantado, una prótesis”.

Así que, el pene que más ha sido reenviado por cadenas de WhatsApp en la historia del internet, no es real. “No todo lo que ven en internet es real”, amigos, diría mi abuelita.

Puedes seguir a Diego en Instagram.

http://ift.tt/2pbLUxZ

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s