Salimos a buscar frutas por Buenos Aires con un freegano


Artículo publicado en VICE Argentina

El movimiento freegano tiene origen en Inglaterra y luego se expandió por Estados Unidos. También se practica en países como Corea, Gran Bretaña, Suiza, Alemania y España. Es una combinación de las palabras vegano (persona que no come carne ni derivados) y libre. El freegano critica el concepto de basura porque entiende que tanto la comida que se tira como los objetos que se encuentran pueden ser recuperados, es decir, reciclan todo lo que pueden.

En su mayoría son jóvenes de clase media, estudiantes que alguna vez trabajaron dentro de una rutina, con un jefe y con todo tipo de consumos, hasta que un día decidieron vivir con casi nada de dinero y demostrar a sus pares que son más felices y más sanos valorando al medio ambiente. Su trabajo actual se basa en el autosustento.

Hablamos con uno de los líderes del freeganismo en Argentina. Se llama Mago Scalzullo. ¿Mago? si, no nació con ese nombre, pero se lo cambió hace cinco años en el Registro Civil. Nació en Floresta y vive ahí actualmente. Tiene 47 años pero físicamente parece de 35. Salimos con él a la calle, el lugar donde saca su comida, su ropa y los objetos de su casa.

VICE: ¿Cómo empezó ese estilo de vida?

Mago: No hay un momento en el que decido ser vegano, uno no llega a ser lo que es cuando se recibe o tiene un título. Es proceso largo. Mi manera de militar es esta, y todo va de la mano. El veganismo, el anarquismo, el amor libre; todo se basa en no oprimir a otros seres que sienten. Practico el desapego en todo momento, de las cosas, de las personas. Si estoy viajando y me dicen: “volvé que se está muriendo tu viejo. Yo respondo: ya volveré y tiraré las cenizas en algún lugar”.

Mago Scalzullo

¿Cuándo dejaste de comprar verduras o frutas?

M: En argentina se tiran 25 toneladas de alimento diario en buen estado, con eso se les puede dar los cuatro platos a 600 personas por día. Por año se tira hasta 1300 millones de toneladas de comida en buen estado en el mundo; esto es, un tercio de la producción total de alimentos. ¿y por qué tanto? porque el tamaño de la verdura, porque tiene una forma rara, por muchas cosas. Si una papa es muy grande ya no la quieren, porque pesa mucho, porque venden lo lindo a los ojos. Pasa lo mismo con los animales, de todos los que matan por día hay muchos que van a la basura.


Relacionados: McDonald’s vs McMirta: los Arcos Dorados demandan a una jubilada que vende hamburguesas en la calle


Antes buscabas tu comida en la basura y dejaste de hacerlo, ¿Por qué?

M: Si, antes era fácil, hay lugares específicos, hay quienes sabemos a dónde tenemos que ir, a qué hora y qué sacan. Pero decidí dejar de hacerlo porque no me hacía bien, se estaba deteriorando mi salud. Es gratis pero no es orgánico.

¿Qué tipo de frutas o verduras encontrás en tu barrio?

M: Muchas, esta por ejemplo no esta madura, se llama monstera deliciosa, tiene un sabor mezclado entre el ananá y la banana, vamos a dejarla, prefiero que madure en el árbol y otro día la vengo a buscar. Hay gente que no sabe ciertas cosas, como estas: que hay arboles en tu propio barrio que dan frutas, entonces, por ignorancia, van a la verdulería.

Monstera deliciosa

¿Siempre viviste en Capital Federal?

M: No, viví en una Eco Aldea, en Velatropa (la Eco Aldea detrás de Ciudad Universitaria), también viví en Córdoba. Es que en un momento decidí volver porque necesitaba un equilibro, me puse a estudiar, fuí a la UBA a estudiar Sanidad Alimentaria y medicina tradicional aborigen. Sé que necesito aprender y trasmitir. Creo que cuando elegís este estilo de vida lo común es irte, y es fácil irte, salvarte ¿y los demás?.


Relacionados: Los curiosos helados de Buenos Aires


¿No te parece contradictorio vivir en el centro de Capital Federal siendo anarquista, queriendo buscar lo natural constantemente?

M: No, yo busco el costo-beneficio. Lo contradictorio es irme a una Eco Aldea y estar todo el día tirado tomando sol y nadando. Lo mejor que puedo hacer es vivir en esta ciudad e ir persona por persona explicándole lo que pienso.

¿Cómo evangelizas el free veganismo?

M: Hago las gratiferías por ejemplo. Las gratiferías son espacios dónde damos lo que encontramos. En un momento no teníamos donde dormir porque no entraban más cosas, estábamos repletos de objetos recuperados, entonces decidimos que lo mejor era sacarlas a la calle y contarle a la gente, hacer charlas sobre la alimentación, explicar que se puede vivir sin azúcar refinadas, por ejemplo. La gente elige si nos da algo a cambio, comida, abrazos, plata.


Relacionados: Comer en Constitución: el mestizaje porteño comienza por la boca


¿Cómo suplo los nutrientes que me pueden faltar?

M: Es que no hay que suplir nada, algún día se va a caer el mito de que hay que comer animales, antes te decían que tenias que comer todos los días, ahora una vez por semana. La proteína animal te daña.

¿No pensas que es caro ser vegano en Argentina?

M: Pienso que es más caro comprar un kilo de pollo. El costo está mal planteado, si vos trabajás 11 meses al año para tener 15 días de vacaciones evidentemente no tenés tiempo para dedicarte mucho a tu alimentación. Pero si vos le destinás tiempo a generar tu propia huerta, comerías orgánico y sin gastar dinero.

El dinero que tiene la gente lo gasta en otra cosa. En poco tiempo me puedo gastar 100 mil pesos en falso confort: “¿cómo no me voy a tomar un taxi? Laburé todo el día para llegar al bar, ¿cómo no me voy a tomar este trago? ¿Cómo no me voy a comprar estas zapatillas? ¿Cómo no voy a tener este celular?”. Y bueno, ¿dónde queda lo orgánico?

El Mago rescatando una palta

¿Encontrás todo lo que necesitas en las plantas?

M: Sí, todo. Entro a un parque, busco, encuentro una planta que se llama Diente de león que tiene más hierro que la carne, o Cola de caballo, o lo que sea. Yo como todo lo que tenga carozo y todo lo que tenga semilla. Soy frugívoro, que es distinto al frutariano. El frutariano sólo come frutas, el frugívoro es un animal que va trasladando las semillas para que la naturaleza se vaya reproduciendo. Hace 20 años que no como animales.

Paltas recolectadas

¿Qué opinas de las terapias alternativas?

M: Hay que seguir rompiendo paradigmas. La medicina homeopática es la más asesina. La de los hospitales esa es la alternativa, porque existe hace poco, es el acallamiento de los síntomas por droga: “me duele algo, me tomo una pastilla que no me cura pero me tapa el dolor”. Las tradicionales son las otras, las milenarias, la orinoterapia por ejemplo.

¿Qué haces de tu vida para ganar dinero?

M: Hago shows de malabares y doy clases de autodefensa. No necesito dinero para vivir, ayer fuí a un show de malabares, me ofrecieron dinero a cambio y les dije que no. A veces necesito y lo pido, pero los talleres y charlas que doy se pueden pagar con cualquier cosa.

https://ift.tt/2GzRQN0

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s