El perturbador experimento de una artista que llevó al público a mostrar su peor cara


En 1974 Marina Abramović (28 años) realizó una peligrosa performance. Se quedó de pie, inmóvil, con un cartel que decía: "Pueden hacerme lo que quieran. Soy un objeto. Me hago responsable de todo lo que pueda suceder en este espacio de tiempo. 6 horas. De 20h a 2h." Cerca había una mesa con 72 objetos, divididos en dos categorías: placer y destrucción. En las primeras 2 horas no pasó gran cosa (algún empujón, besos, poses…), pero eso cambia: le desgarran la ropa con cuchillas de afeitar, le hacen un corte en el cuello y beben su sangre, etc.

etiquetas: arte, psicología

» noticia original (www.infobae.com)

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s