Una lista de feminicidios de mujeres embarazadas en México


El pasado 26 de septiembre de 2016 vi un video que me estremeció. El cuerpo de Lorena, una mujer embaraza, casi por dar a luz, fue arrojada a un río de aguas negras después de ser violada y asesinada. La grabación muestra el cadáver de la joven, arrastrado por la corriente, visible por su embarazo. La escena es dolorosa. El terrible feminicidio fue descubierto en Otzolotepec, en el Estado de México.

Hace unos días, tres mujeres embarazadas fueron asesinadas en México. Dos de ellas, una en Tamaulipas y la otra en Veracruz, fueron víctimas de feminicidas que aprovecharon su vulnerabilidad para arrebatarles de las entrañas a sus bebés. La tercera fue víctima de un feminicida que la violó, la asesinó y la dejó exhibida en un terreno en Tabasco. El tema obtuvo relevancia con estos sucesos.

Es preciso mencionar que a una mujer embarazada la asesinan para borrar un compromiso, robarles a sus bebés o simplemente porque es mujer y el que se encuentre embarazada no impide ser asesinada.

Muchos casos en Puebla nos han mostrado que la mayoría de los feminicidas las asesinan por temor a que el secreto sea revelado, ya sea porque estaban casados y querían evitar que sus esposas los descubrieran, o simplemente porque les “estorbaban” para sus planes futuros.
Así fue el caso de Samaí Alejandra Márquez, una chica de 25 años, embarazada de dos meses, que fue asesinada porque su novio pagó cinco mil pesos para que alguien le diera un disparo en la cabeza.

Paulina Camargo, de 19 años, tenía un embarazo de 18 semanas y fue asesinada en Puebla por su novio, José María Sosa, en agosto de 2015, porque no quiso asumir su responsabilidad como padre. Hasta el momento, los restos de Paulina ni los de su bebé han sido localizados y su presunto feminicida puede ser liberado.

Estos son algunos casos de mujeres embarazadas que fueron asesinadas en México.

El 8 de enero de 2018, María, de 38 años y en sus últimos meses de embarazo, fue asesinada junto a su esposo en su casa en Michoacán.

El 27 de enero de 2016, en Chihuahua, Mayra Luisa Gallardo, de 21 años y siete meses de embarazo, fue asesinada a balazos en la calle. Los medios y autoridades se limitaron a informar que se dedicaba a la venta de drogas. Hasta el momento no hay responsables.

El 14 de marzo de 2016, en Aguascalientes, fue encontrado el cuerpo de una mujer con aproximadamente cuatro meses de embarazo. Hasta el momento sigue sin ser reconocida y no hay responsables del crimen.

El 21 de marzo de 2016, en Zacatecas, Gloria Jazmín, de 21 años y embarazada, fue asesinada a balazos en la calle. El bebé sobrevivió, sin embargo, no hay detenidos ni responsables de los hechos.

El 5 de abril de 2016, en el Estado de México, Miroslava Castañeda, de 18 años, fue asesinada a balazos en un supuesto asalto. Tenía tres meses de embarazo. Un pequeño, de dos años en ese entonces, se quedó en la orfandad. Hasta el momento no hay responsables.

El 5 de abril de 2016, Gisela Díaz González, de 31 años de edad y con 38 semanas de embarazo, desapareció en Michoacán. Fue encontrada asesinada en un barranco el 14 del mismo mes y año. El cuerpo de su bebé quedó expuesto a lado de ella. Hasta el momento no hay responsables.

El 9 de mayo de 2016, en la Ciudad de México, María Isabel, de 16 años de edad y siete meses de embarazo, fue asesinada en su domicilio. Murió desangrada, al igual que su bebé. Hasta el momento, no se ha dado con el paradero del presunto responsable, quien era pareja de María Isabel.

El 24 de mayo de 2016, una mujer de 35 años que tenía cinco meses de embarazo, fue asesinada por su pareja sentimental en el estado de Zacatecas. Hasta el momento el sujeto sigue prófugo.

El 2 de junio de 2016, Diana Valeria Lozano, de 35 años de edad y con tres meses de embarazo, fue asesinada a balazos por sujetos desconocidos. Los hechos se dieron en Chihuahua. Hasta el día de hoy no hay detenidos.

El 8 de junio de 2016, en Guanajuato, Fátima del Rocío Martínez, con cinco meses de gestación, fue levantada y asesinada. Los responsables ya fueron detenidos.

El 14 de junio de 2016, Belén Sánchez y su familia fueron asesinados. Belén tenía ocho meses de embarazo. Este caso sucedió en Puebla y aún no hay detenidos.

El 20 de junio de 2016, una mujer embarazada, con identidad reservada, fue encontrada en un canal de aguas negras. Aún no hay datos de sus presuntos asesinos. Esto sucedió en Guanajuato.

Casandra Velázquez, de 21 años de edad y con cinco meses de embarazo, fue asesinada por su pareja el 24 de junio de 2016 en Comitancillo, Oaxaca. El sujeto, un militar, se entregó a las autoridades.

El 28 de junio de 2016, en Morelos, Graciela y su hija de cinco años de edad fueron asesinadas cuando la recogía en su escuela. La mujer tenía 38 semanas de embarazo. Hasta el momento no hay detenidos de sus feminicidios.

El 27 de junio de 2016, una mujer fue asesinada frente a su hija de siete años. La joven madre tenía 27 años y hasta el día de hoy no hay Justicia. Los hechos sucedieron en el Estado de México.

Abigail Márquez fue asesinada el 12 de septiembre de 2016. Tenía 29 años y estaba embarazada. No hay más datos de sus asesinos. El crimen sucedió en Chihuahua.

El 5 de octubre de 2016, en el municipio de San Miguel El Grande, perteneciente al distrito de Tlaxiaco, en Oaxaca, fue asesinada Leticia López Cruz, de 26 años de edad y con siete meses de embarazo. Las autoridades no han detenido al responsable, su concubino Domingo Cruz.

Nallely Gómez, La china, de 25 años, tenía 33 semanas de gestación cuando murió por las graves quemaduras que le provocó su hermano en el cuerpo, quien derivado de una discusión familiar, la roció de gasolina y le prendió fuego.

El 8 de diciembre del 2016, en Huehuetoca, Estado de México, una mujer con ocho meses de embarazo fue localizada sin vida. El crimen fue calificado por medios de comunicación locales como un crimen pasional. Hasta el momento no hay detenidos.

Uno de los primeros casos de 2017, en Puebla, fue el de Dulce Castillo. La joven tenía 25 años y un mes y medio de embarazo. Originaria de Veracruz, su cuerpo fue encontrado en la carretera. Su novio, principal sospechoso, no ha sido localizado.

El primero de febrero de 2017, Diana Villa, de 24 años de edad y con cuatro meses de embarazo, fue encontrada asesinada en una barranca en Morelos. Hasta el momento no hay detenidos. Diana tenía un balazo en el vientre.

Dulce Félix fue encontrada apuñalada y golpeada. Tenía 17 años y estaba embarazada. Su esposo fue quien la encontró. Hasta el momento no hay detenidos por este asesinato que sucedió en Durango el 10 de marzo de 2017.

El 11 de marzo de 2017, una chica, golpeada severamente, fue dejada en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México. La mujer, embarazada de gemelos, murió al igual que los bebés. El presunto responsable del triple asesinato no ha sido detenido.

Brenda Berenice fue asesinada a balazos el 11 de marzo de 2017, en Sinaloa. Tenía ocho meses de embarazo y tres hijos menores de edad. No hay responsables del doble asesinato.

Jessica Pérez fue encontrada asesinada el 6 de abril de 2017 en campos de cultivo de maíz en el municipio de Coronango, en Puebla. Tenía apenas 19 años de edad y estaba embarazada. Hasta el momento no hay detenidos.

El 11 de abril de 2017, Rosa María Escalante, originaria de Guatemala, tenía cuatro meses de embarazo cuando fue Asesinada en el estado de Chiapas. Su pareja fue detenida como presunto responsable del doble asesinato. Rosa dejó cuatro hijos en la orfandad.

Alondra tenía 16 años y cuatro meses de embarazo. Fue asesinada por su pareja en las calles de Mazatlán el 17 de mayo de 2017. El responsable fue detenido.

Yazmín Pérez Cruz tenía 22 años de edad y siete meses de embarazo. Estaba feliz porque iba a ser mamá, pero el pasado 20 de junio de 2017, su vida y la de su bebé fueron cortadas de tajo en Veracruz. Hasta la fecha, el responsable no ha sido detenido.

Brenda, de aproximadamente 25 años de edad y ocho meses de embarazo, fue mutilada, asesinada y su cuerpo fue arrojado a un terreno en el Estado de México el 24 de junio de 2017.

El 28 de junio de 2017, una mujer, embarazada de cinco meses, fue acribillada en una de las calles de León, en Guanajuato. No hay detenidos por los hechos.

En Tijuana, Baja California, el 20 de julio de 2017, una mujer con ocho meses de embarazo fue asesinada a balazos en la calle. Su bebé sobrevivió. Hasta el momento no hay detenidos.

Elena de la Cruz fue encontrada asesinada con el rostro desfigurado sobre la carretera federal en Tabasco el 8 de junio de 2017. Fue identificada y reclamada por su padre. Tenía 17 años de edad. Hasta el momento no hay detenidos.

En Puebla, Mercedes, de 26 años, fue asesinada por su pareja de un balazo en la cabeza la tarde del 28 de agosto de 2017. El hombre se dio a la fuga. La joven estaba embarazada y tenía un hijo de cuatro años. Familiares revelaron que ella y su pareja ya vivían juntos. Luego de su asesinato, el hombre, de quien no ha trascendido su identidad, desapareció.

El 8 de octubre de 2017, Anayetzín Fragoso fue encontrada asesinada en el clóset de la casa de su novio en la Ciudad de México. Estaba embarazada. El presunto asesino fue detenido días después.

El 13 de diciembre de 2017, Ana Medina, de 29 años, habría sido asesinada a golpes. Tenía 34 semanas de gestación. Elva y su bebé murieron. Hasta la fecha no hay detenidos. Los hechos sucedieron en Tijuana, Baja California.

El 17 de diciembre de 2017, Alexis fue asesinada en su casa en Morelos. La joven de 30 años tenía más de ocho meses de embarazo. Hasta el momento no hay detenidos.

El 17 de diciembre de 2017, Assilem Munguía fue encontrada asesinada. Estaba embarazada. Los sucesos se dieron en Tijuana, Baja California. Hay un presunto detenido.

El primero de enero de 2018, en Tijuana, Baja California, una discusión orilló a la pareja de una mujer embarazada a dispararle y, acto seguido, privarse de la vida con la misma arma.

Una joven de menos de 20 años de edad y alrededor de cinco meses de embarazo, fue asesinada de dos disparos: uno en la sien y otro en el cuello. Los hechos se dieron en Ciudad Obregón, Sonora, el 19 de enero de 2018. Hasta el momento no hay detenidos.

Yénifer Alfaro, una joven madre de 18 años de edad, fue asesinada el pasado 31 de enero a manos de su expareja Saúl Pérez, quien la citó, supuestamente, para darle dinero para los gastos de la bebé, pero en realidad terminó con su vida. Los hechos sucedieron en Chihuahua. Hasta la fecha, el sujeto se encuentra prófugo.

El 10 de marzo de 2018, en el Estado de México, Fátima Zamora, de 28 años y quien esperaba gemelos, sostuvo una discusión con su esposo, Edgar García. Su pareja la asesinó y hasta el momento se encuentra prófugo.

El 28 de marzo de 2018, en Celaya, Guanajuato, el cuerpo de una mujer embarazada fue encontrado en la vía pública. No hay detenidos.

Jéssica Gabriela, de 20 años, fue encontrada asesinada después de que su bebé fue arrebatado de su vientre. Los hechos se dieron en Tamaulipas. Hay dos detenidos por el crimen.

Jenny Seba tenía nueve meses de embarazo y en unos días nacería su bebé. La noche del 3 de abril, el cuerpo de Jenny fue encontrado a 70 kilómetros del puerto de Veracruz. Hay una mujer detenida y en proceso por este feminicidio.

Alba Lisbeth, de 25 años, fue encontrada muerta en Tabasco. El 7 de abril la Fiscalía General del Estado informó que la víctima, embarazada de ocho meses, había sido encontrada el 1 de abril. En este caso, sin embargo, la necropsia descartó que el robo del bebé hubiera sido el móvil del asesinato porque “no hay heridas o cortes en la zona del vientre”.

La saña con que nos asesinan es cada vez mayor. Los feminicidios de estas mujeres embarazadas duelen, asustan y nos ponen a la defensiva porque el peligro lo corremos dentro y fuera de casa.

Desde 2016, cuando inicié con esta vergonzante documentación, tristemente me he percatado de dos cosas:

Que los feminicidios no cuentan frente a tantos agravios cometidos tan solo por este gobierno descabezado por Enrique Peña Nieto porque también están los desaparecidos en Ayotzinapa; Tlatlaya, Tanhuato, Apatzingán, las fosas en Veracruz, Michoacán, Baja California, Sinaloa, Estado de México, Morelos y Tamaulipas.

Las mujeres son invisibles ante tanta muerte y dolor, pocas veces son tomadas en cuenta y cuando llegan a serlo, es por circunstancias que también son de lamentar. Para la mayoría de la sociedad mexicana unos feminicidios duelen más que otros o una mujer es más visible en medios de comunicación y redes sociales que otras.

Y una vez más hago la petición para que dejemos estereotipos de lado. No importan más unas que otras. Importan todas porque no me gustaría ser la próxima y no me gustaría que a cualquiera de ustedes les pasara algo. Esta labor es por todas.

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición o intento de feminicidio, búscame y ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

https://ift.tt/2JFk8nl

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s