“Soy una diosa del sexo”: ¿En qué piensan las mujeres cuando dan sexo oral?


Hay una escena de la película Boat Trip que se quedó marcada en mi subconsciente: cuando Cuba Gooding Jr y Roselyn Sánchez se meten un plátano a la boca para mostrar cómo se chupa un pene. Comparten conocimiento, pues. Ver a Roselyn Sánchez lamer el plátano, con un ritmo envidiable, me hizo preguntarme en qué estaba pensando para lograr tal sincronía. Parecía algo ensayado, como si pasara horas practicando los movimientos. ¿En qué podría estar pensando? Cosas bonitas, imagino.

En la vida real, creo que cuando das sexo oral tienes que estar concentrado, atento y pendiente de cada cosa que hacer. Estás metiendo genitales de otra persona en tu boca, así que debes tratarlos con cuidado. Busqué a algunas mujeres y les pregunté qué pasa por sus cabezas cuando dan sexo oral. Tal vez así podré entender mejor a Rosalyn Sánchez.

VICE: ¿Hay alguna regla para que decidas dar sexo oral?
Shareana: Sí: jamás voy a estar con alguien que no me parezca lindo. De hecho, en Tinder hay muchos hombres que se ven lindos, pero para contestarles me hago la siguiente pregunta: “¿Me imagino dándole un blowjob?” Literal. Si yo me imagino en ese entorno sexual con él, pues le contesto, si no, no tiene sentido y le quito el match. Gracias a Dios nunca he estado con un tipo feo y todos han tenido el pene divinísimo. Aunque bueno, con mi ex novio me pasó una experiencia horrible. Habían veces que llegaba de trabajar todo el día y pretendía que con mi hermosa boquita le diera sexo oral. Tenía un olor fuerte y le dije: “Mira, si quieres que te chupe la pija vas a ir a bañarte y luego te la chupo, pero antes de eso ni por casualidad”.

¿Qué pasa por tu cabeza mientras das sexo oral?
Me concentro demasiado en lo que estoy haciendo, a menos que esté muy aburrida. Con mi ex, como ya no me gustaba, las últimas veces pensaba: “¿Será que ya va a terminar para poder acostarme o seguir comiendo Nutella?” También he pensado en otras personas, porque cuando la persona no te gusta, el acto pierde todo, estás haciendo algo por hacerlo, es como un trabajo. Entonces me pongo a pensar en la última vez que disfruté mamándola.

Recuerdo una vez que mi ex llevaba todo el día viendo futbol, jugaba Argentina contra no sé quién. Me puse de rodillas, le bajé el pantalón y pensé: “Vamos a ver quién puede más, si Messi o yo”. Ojo, estuvo reñido. A veces, cuando lo hago y no me gusta la persona, pienso: “¡Que no se te ocurra acabarme encima de mi cuerpo!” Es mejor que me acabe en la boca: todo limpio y rápido. Es que cuando se les ocurre acabarme en la cara o en el pecho tengo que ir a bañarme y es muy tedioso.

¿Qué es lo más raro que has pensado mientras lo haces?
Tuve una cita y no me gustó el tipo, entonces se enojó un poco y me pidió un taxi. Cuando me monté en el auto me di cuenta que el taxista era bellísimo. Me empezó a hablar y me dijo: “¿No te quieres pasar para el asiento de adelante?” Lo hice y empezamos a dar vueltas por todo Buenos Aires. Nos besamos y no cogimos porque él pretendía metérmelo sin condón. Le di sexo oral y me puse a pensar en que él no tenía derecho a cobrarme el viaje en el taxi, por eso se lo hice con amor. Sé que se escucha horrible pero tengo razón. Por suerte me dejó en mi casa y no me cobró.

VICE: ¿En qué piensas cuando das sexo oral?
Rosario:
Lo he hecho por compromiso con mi novio y por eso me he puesto a pensar en ropa o cosas del trabajo, nada muy fuera de lo común. Sé que a los hombres les encanta, ¿por qué no complacerlos?

¿Lo disfrutas?
La última vez que lo hice satisfactoriamente fue porque el chico me gustó, nos acoplamos bien y todo eso llevó al sexo oral. Se lo hice por placer, creo que ha sido una de las veces que más lo he disfrutado en mi vida. Quizás tenía que ver con que era algo clandestino, el pene estaba muy bien, el momento y la adrenalina. Una suma de todo eso. Fue un one night stand.

¿Tienes alguna exigencia para dar sexo oral?
La higiene importa. No porque el chico esté guapo significa que voy a darle sexo oral, que esto suceda tiene que ver hasta con cómo me besa. Y claro, cuando ya estás en pareja es muy diferente, el sexo cambia, es más común.

VICE: ¿Qué pasa por tu mente cuando das sexo oral?
Paulina: Que soy una diosa del sexo porque veo sus caras, cómo disfrutan y cómo tiemblan. Me encanta sentir eso. Casi siempre, cuando no me gusta la persona, mejor pienso en otro. Muchas veces he pensado que quiero vomitar con los que no me laten.

¿Tienes alguna regla para decidir si le das sexo oral a alguien?
Hay dos reglas para poder decidirme si se la mamo a alguien: me tiene que hacer reír y tiene que ser higiénico. Lo del tamaño o el físico no importan tanto.

¿Alguna vez has pensado en otra persona mientras lo haces?
Todo depende de a quién se la estás chupando. Si se la mamas a un güey que ni te gusta, todo el tiempo piensas en que acabe rápido, pero que avise antes porque, ¡qué asco tragárselos! o hasta que él se enfade y ya mejor te la meta. Pero si se la estás mamando a alguien que quieres y te gusta mucho, es súper divertido, así sí está padre mamarla porque quieres que tu chico disfrute, no importa si se tarda, aunque duela la mandíbula después.

VICE: ¿Qué es lo más raro que has pensado mientras das sexo oral?
Andrea: Me meto muchísimo en el momento, aunque una vez que estaba en MDMA pensaba en lo salado que sabía el pene. Recuerdo que una ocasión terminaron por accidente en mi ojo y dentro de mi nariz . Me reí y le dije “apunta mejor”.

¿Tienes alguna exigencia para dar sexo oral?
Sí. Me tiene que gustar la persona, que no tenga mucho pelo corporal y que su olor me guste. Y bueno, si tiene el pene pequeño no me gusta, de ahí no pasamos. Si lo tienes chiquito ni siquiera habrá blowjob. Sorry not sorry.

¿Qué es pequeño y grande para ti?
Pues, grande significa que no me quepa en la boca, si me cabe completo mientras está erecto entonces es chiquito.

VICE: ¿Por qué la foto censurada con el emoji?
Ana: Pues porque me pasaron perfiles de Tinder de tres ciudades distintas con mi cara y mi novio se enfadaría si me viera en este texto.

¿Por qué?
Es súper celoso y enojón. No le va a gustar.

Ok, ¿qué piensas cuando das sexo oral?
Hay una canción de Lilly Allen que dice: “I spent ages giving heads”. Es mi canción de empoderamiento, o sea, es como “güey, si no te vienes rápido no es mi pedo”.

¿Por qué?
Porque hay machos bien machos que piensan “no me vengo porque no la mamas bien”. Y no mames cabrón, que seas lento o muy rápido no es mi pedo.

¿Te ha pasado algo raro mientras das sexo oral?
Sí. Una vez estaba mamándosela a alguien y este güey estaba muy emocionado por la mamada, le encantaba. Que se la chupen es lo que más pide. Entonces el tipo empujó mi cabeza tan fuerte, que mi mandíbula se cerró. Y ya sabes qué pasa después de eso.

No sé. ¿Qué pasa?
Me empujó muy fuerte y lo mordí sin querer.

Puedes seguir a Diego en Instagram.

https://ift.tt/2vbF9CR

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s