La izquierda no gana elecciones porque los pobres no son progres


Estaba leyendo al colega #pasapollo y su artÃculo en portada sobre las razones por las que la izquierda no gana elecciones y ademÃs de parecerme una aportaciÃn muy interesante, creo que merece una puntualizaciÃn.

Como bien se dice en ese artÃculo, la clase obrera no se identifica necesariamente con la izquierda cultural, pero el caso es que ademÃs rechaza, y muy frontalmente, gran parte de los postulados de esta izquierda cultural, por considerarlos daÃosos para su modo de ver el mundo, su concepciÃn de la sociedad y hasta sus intereses.

Nos acercamos por puntos.

-1- El primero y fundamental, para mÃ, es que la clase obrera tiene ojos. ÂQuienes son los lÃderes de la izquierda? ÂObreros del metal? ÂMineros? ÂGente con treinta aÃos en una fÃbrica a sus espaldas? Pues no: intelectuales con coleta o con barbita que, con una frecuencia terrible, viven en un chalà de las afueras. La “gauche divine” o “gauche caviar”, como llaman lo franceses con toda su retranca a, a esta clase de izquierdistas, es un veneno para lso partidos de izquierda.

Mientras los lÃderes sean profesores universitarios que sacaron la plaza presentÃndose ellos solos, amigos del estrado, el cafà artista y la mesita de velador, los obreros no podrÃn identificarse con esa gente. La izquierda està dirigida por niÃos bien, que hacen test de caridad, jugando a remediar. Gracias Cecilia.

-2- En segundo lugar, lo que molesta a la clase trabajadora es que los lÃderes de la izquierda den prioridad a cuestiones formales o Ãticas sobre las cuestiones materiales que a ellos les preocupan. Hay muchos casos, pero el mÃs tÃpico es el de la inmigraciÃn. Los lÃderes de la izquierda, por cuestiones Ãticas, creen en la inmigraciÃn libre, en la apertura de fronteras y en aquello de que “ningÃn ser humano es ilegal”.

Ellos pueden creerlo desde su plaza de profesor y su chalÃ, porque los ecuatorianos y los senegaleses no van a competir por su plaza de catedrÃtico, pero el obrero de la construcciÃn y la seÃora de la limpieza no piensan igual, y ven una amenaza en esta gente, ven que se van a vivir a sus barrios (y no a la zona de chalÃs de los lÃderes izquierdistas) y que son ellos los que tiene que lidiar con los posteriores problemas de convivencia.

-3-En tercer lugar, y como ya apunta #pasapollo, ser pobre, o de clase trabajadora, no significa ser abiertamente libertario, ni creer que los animales tienen derechos, ni apoyar derechos LGTB, u otros asuntos similares. La gente humilde que yo conozco, crÃa gallinas y las mata. CrÃa conejos y los mata. CrÃa cerdos y los mata. Para la gente humilde, el animal se come. Para el lÃder guay, el animal es el gatito o el perrito.

Creo que este ejemplo resume mejor que ninguno el abismo que separa a la clase trabajadora de los lÃderes de la izquierda: lo que para el votante es comida, para el lÃder es mascota.

Y asà les luce el pelo.

etiquetas: artículo

» noticia original ()

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s