Alicia…


Una primavera de un aÃo, un verano de cinco meses, un otoÃo de tres meses y un invierno de 43 aÃos. Asà podrÃa resumirse mi vida. La frÃa monotonÃa del invierno no merece ser relatada, pero el resto de estaciones giran en torno a ti. Y tà eres el reflejo mÃs fiel del rostro de Dios que he contemplado en este mundo.

Te conocà siendo estudiante, en esa etapa de la vida donde las responsabilidades son llevaderas y las quejas dulces. Hasta aquel dÃa siempre habÃa sentido fastidio al escuchar gritos de jÃbilo sin una razÃn de peso que los justificase. ReÃas y gritabas de alegrÃa junto a otros chicos porque se habÃa suspendido una clase y podÃais iros a la cantina. Pero tu risa arrastraba una melodÃa sencilla y perfecta que transportaba un universo de belleza y profundidad.

Empecà a buscar artimaÃas para cruzarme contigo hasta encontrar el valor para hablarte. Un dÃa, mientras tocabas las cuerdas de tu instrumento, te preguntà quà tema interpretabas, y asà comencà a conocerte. Eras alegre, vital e imparable. QuerÃas viajar hasta los confines del mundo y conocer todo lo que pudiese ofrecerte. No pensabas en el futuro para planificarlo, sino para esbozarlo y correr hacia Ãl. Eras alocada y a la vez profundamente inteligente, capaz de llorar en un teatro y saltar hasta la luna en un concierto. Eras sensible y virtuosa, capaz de crear la belleza mÃs sencilla y perfecta, de sentir tristeza y melancolÃa por la negrura del mundo, pero sin permitir que te atasen a una noche eterna.

Ãramos muy distintos. Yo llevaba dos losas sobre mis espaldas: la primera era una absoluta convicciÃn sobre mi estupidez e incapacidad para hacer algo que no fuese mediocre. La segunda era mi certeza de que, siendo tan inÃtil e incapaz, debÃa dedicar todos mis esfuerzos a asegurarme una fuente de sustento, y planificar al milÃmetro mi vida para no sufrir jamÃs necesidad. Por eso estudiaba sin parar, y esogà una carrera profundamente gris, pero con grandes salidas profesionales. Aparte, mi carÃcter tendÃa a la frialdad en las formas y se agriaba cada vez mÃs con el tiempo.

Pese a ello los dos Ãramos iguales cuando escuchÃbamos ciertas canciones, cuando mirÃbamos las estrellas o cuando nos recitÃbamos poesÃas. HabÃa una conexiÃn entre nuestros mundos, tan distintos, que nos permitià conocernos mucho mÃs allà de lo superficial, y sentirnos iguales. Algo que me permitià amarte con toda mi alma, y que a ti te permitià sentir cariÃo por mÃ. Acariciaste mi tristeza y yo pude gritar de alegrÃa por primera vez en mi vida.

Entonces decidiste hacer tu primer gran viaje, y me propusiste que te acompaÃara. Yo estaba cimentando la vida estable que tanto me importaba, y lo rechacÃ. En el fondo, ansiaba descubrir todas las maravillas que el mundo esconde, y convertirlas en recuerdos eternos. Y sabÃa que si tà estabas en ellos, serÃan divinos. En el fondo, los dos deseÃbamos lo mismo, y Ãramos conscientes de sus peligros. Pero tà tuviste el coraje de afrontarlos, mientras yo echà raÃces en la casilla de salida.

Poco a poco me fui apagando. La ausencia de luz en mi vida, me privà de las energÃas que usaba diariamente para autoconvencerme de que era capaz de todo. Finalmente, terminà asumiendo mi absoluta inutilidad. Lo mÃs terrible fue que no me importaba. Seguà trabajando como un autÃmata y mis negligencias profesionales me arruinaron.

La frialdad de mi carÃcter tiene una ventaja: soy capaz de aceptar cuÃndo ha llegado el final. JamÃs lo prolongarÃa autodestruyendome lentamente. Dentro de unos segundos sabrà si mi sueÃo de una nueva vida reiniciada desde el minuto cero es posible, o si me espera la nada. Si vuelvo a nacer, te juro que no soltarà tu mano hasta que lleguemos a los confines del mundo. Porque tà has sido mi vida Alicia, un parÃntesis entre el purgatorio y el infierno, a travÃs del cuÃl podrÃa haber trepado hasta el cielo.

etiquetas: artículo

» noticia original ()

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s