La guía definitiva para catar marihuana como un profesional


La peor mota es la que no hay. Dicho eso, hay marihuanas que con solo verlas podemos imaginar un futuro mejor: flores esponjosas que brillan con el sol, cubiertas de una resina tan pegajosa que se queda en tus manos y olores desconocidos que despiertan la más genuina curiosidad por la naturaleza.

Platiqué con tres de los jueces de la primera Copa Cannábica en México para que me explicaran cómo saber si una mota es de calidad: Fede Haze es cultivador y editor de la revista Haze en Argentina, especializada en autocultivo; Max Montrose es fundador del Thricome Institute, quienes desarrollaron una manera estandarizada para medir la calidad de las cepas, y Alonso Fumanchú es director del blog y tienda de cultivos Fumanchu, además de organizador de la Copa.

Ésta es una guía para saber cómo reconocer buena mota.

Aspecto

¿Qué es una mota bonita? Más allá de la vanidad, analizar los cogollos (las flores, que parecen grumos) puede ayudarnos a saber si la planta que vamos a consumir se encuentra en buen estado. También si tiene rasgos dominantes de índica o sativa: un primer indicador del tipo de viaje que te puede dar.

Lo primero en lo que hay que fijarse es la estructura de la flor. Las índicas (que relajan y adormecen el cuerpo) tienen hojas más anchas, mientras que las de la sativa (aquellas que dan para arriba) son delgadas y largas. La densidad del cogollo también es útil para saber si la cepa tiene rasgos dominantes de una u otra: un cogollo cerrado es típico de una planta índica, o al menos una híbrida dominante índica; en cambio, los cogollos abiertos y esparcidos sugieren que se trata de una variedad sativa.

En cuanto a la calidad, entre algunos aspectos positivos y deseables son la presencia de resina, tricomas y pistilos. Los tricomas son las pequeñas esferitas que a veces recubren los cogollos y que brillan con la luz como una especie de cristales. Estos contienen los compuestos químicos que le dan a la marihuana su olor característico (terpenos), y los también los compuestos responsables de los efectos físicos y psicológicos (cannabinoides). Los pistilos son unos pelitos blancos o rojos que se ven entre los cogollos. Tanto en el caso de los pistilos como de los tricomas, entre más contenga una planta, mejor es su calidad.

En cambio, algunas cosas que debemos evitar en nuestra yerba son flores con moho o con un tallo grande, visible y con cocos. Por supuesto, antes de fumarla es importante revisar que no tenga insectos o alguna otra plaga.

Candy Straberry. Foto: Cannal MX.

Aroma

Así como con los rasgos visuales, el olor de una planta puede ayudarnos a identificar si está en buenas condiciones y —en una nariz entrenada— a inferir los efectos que puede tener cada cepa.

Primero se huele la flor sin romperla para tener una idea de los olores que genera la planta tal como se encuentra. Dependiendo de la zona en que se perciba el aroma de la yerba, podemos inferir si tiene rasgos de índica o sativa: mientras que las primeras se perciben en la punta de la nariz, el olor de las últimas llega directo a la parte superior del tabique.

Hay que estar atentos a la humedad, que no esté muy seca ni muy húmeda, ya que eso propicia la generación de hongos. La humedad ideal es de 10 por ciento. Aunque esto es difícil de medir, si una planta huele a humedad por lo general quiere decir que tiene moho. Por otro lado, si una yerba está demasiado seca, quiere decir que lleva mucho tiempo de haber sido cultivada, y que probablemente estuvo mucho tiempo guardada. Es fácil saber si una marihuana está demasiado seca porque al deshacerla con las manos se convierte en polvo sin mucho esfuerzo.

De acuerdo con el Trichome Institute, entre los principales aromas encontrados en la marihuana, están los siguientes:

Cítrico: se encuentra principalmente en las sativas. Tiene efectos antibateriales y antifungi, además de ser inhibidoras del cáncer.

Terroso: se encuentra en índicas y sativas. Tiene un efecto inhibidor del cáncer, antinflamatorio, antidepresivo y relajante muscular.

Floral: se encuentra en los híbridos dominante índica y es utilizado como sedante y anti ansiolítico.

Perfume: tiene un efecto sedante y se encuentra en ambas variedades de la planta.

Pino: se encuentra principalmente en las sativas y tiene un efecto eufórico y de concentración.

Especies: es encontrado principalmente en las índicas y tiene un efecto analgésico y antinflamatorio.

Como regla general: entre más olor, más calidad.

El método del porro

La manera más efectiva de catar marihuana es haciendo un porro. Al fumarla con este método, se pueden identificar rasgos particulares de cada flor, como si se utilizaron demasiados nutrientes, pesticida, químicos o si se dejó madurar demasiado.

Lo ideal es forjar sólo con el papel necesario y cortar el residuo que no se utilizará. Así, el papel influye lo menos posible en el sabor. Una vez rolado el porro se hace lo que se conoce como cata en seco, que es de un par de pitazos al porro para absorber el sabor de la planta. Jalarle antes de prenderlo ayuda a relacionar el olor de la marihuana con su sabor, que aunque muchas veces concuerda, en algunas ocasiones puede ser engañoso.

Después de la cata en seco se prende el porro para realizar la prueba con combustión. Al encender el gallo, la verdadera esencia de la planta es liberada y sus secretos son revelados. Una planta bien cosechada producirá sabores cítricos, achocolatados, frutales… Si al fumar un toque el sabor percibido es natural, significa que la marihuana tuvo una buena siembra y una buena cosecha. Por el contrario, si después de fumar quedan sabores químicos, minerales o similares al alquitrán, la yerba fue crecida con demasiados nutrientes o no se limpió de manera adecuada de químicos y pesticidas.

Otra manera de saber si se utilizaron demasiados nutrientes es deshaciendo la ceniza que deja el porro: si es blanca, se trata de un cultivo órganico o sin residuos de nutrientes. La ceniza negra indica la presencia de nutrientes al momento de la combustión.

Marihuana catada por el método del porro en la primera Copa Cannábica México.

Potencia

Medir la potencia de la marihuana es difícil porque cada persona reacciona de diferente manera a los compuestos de cada cepa. Lo que para una persona puede ser una marihuana poderosa podría no tener un efecto notorio en alguien más. Sin embargo, sí hay una manera de clasificar y calificar la marihuana de acuerdo con sus efectos.

Para distinguir la potencia y los efectos se considera el tipo de viaje que produce la yerba. Hay marihuanas que generan un viaje muy lúcido, independientemente de cuánto fumes. Otras cepas producen efectos psicodélicos mientras que una más generan euforia. Las índicas tienen un efecto más corporal, algunas relajan el cuerpo mientras que otras generan hambre y sueño automáticamente. En las sativas el efecto es mental y varía dependiendo de cada cepa.

Aunque ésta es una guía para catar marihuana con estándares profesionales, la realidad es que en México pocas personas pueden escoger entre diferentes plantas, ya que la ilegalidad obliga a los usuarios a recurrir al mercado ilegal. Esto hace muy difícil conseguir la marihuana deseada con los efectos esperados. Aún así, el día en que podamos comprar motas peludas y apestosas llegará. Por lo pronto, podemos analizar la yerba que llega a nosotros para que no nos vendan skunk a precio de Blue Dream.

@FixZion

https://ift.tt/2J5oD9F

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s