La renuncia de Cifuentes (o el ladrón que suelta su bolsa al verse rodeado y pide el indulto)


Cifuentes se merece un master en “formas creativas de agarrarse al poder cual lapa”. Igual que las araÃas, capaces de amputarse una o varias patas para huir si se ven atrapadas a travÃs de ellas, ha renunciado a su master de la URJC. Su carta al rector se resume en un “reconozco que todo el proceso ha estado plagado de irregularidades, pero yo renuncio ahora y aquà no ha pasado nada”. Cifuentes, siempre dispuesta a hundirse un poco mÃs en el fango a cambio de seguir viviendo como Dios, olvida tres cosas relevantes:

-Todos sabemos que se le aprobà sin asistir a clase ni examinarse, pese a que desde el primer dÃa los profesores comunicaron al alumnado la obligatoriedad de la asistencia y los procesos de evaluaciÃn. Pues bien ÂCuÃl fue la causa de que TODOS los profesores aceptasen saltarse la ley con ella y aprobarle por la cara? ÂSe enamoraron secretamente de Cifuentes y, sin que se lo pidiese, decidieron regalarle las asignaturas como el joven que deja en la ventana de su amada un ramo de rosas y huye entre las sombras para que ella jamÃs le identifique? Y lo que es mÃs importante ÂCifuentes estaba tan ocupada con la polÃtica que no descubrià que su expediente se llenaba de calificaciones positivas sin que ella hiciese nada para conseguirlas?

-Si eldiario.es no hubiese actuado, Cifuentes habrÃa seguido abrazando su master hasta el lecho de muerte. Pero, una vez destapado el escÃndalo, ella nos dijo de todo. Sus cambios de versiÃn han sido mÃs que notables, y al principio ha sido secundada por responsables del master e incluso autoridades acadÃmicas. Iban cambiando de coartada conforme la prensa se las iba tumbando. Pues bien ÂTiene Cifuentes un trastorno mental disociativo que le lleva a engendrar diversas realidades paralelas, de forma que los lunes recuerda que siempre se examinà y fue a clase, los martes se acuerda de que no era necesario acudir, los miÃrcoles concluye que estuvo matriculada desde el primer dÃa y los jueves recuerda que se matriculà tres meses despuÃs de empezar la docencia?

-Hay un denominador comÃn en la obtenciÃn del master y las tretas para tapar su ilicitud. Ninguna autoridad se salta la ley (y ademÃs de forma completa y absoluta) para beneficiar a un sujeto influyente si Ãste no se lo pide previamente. Dicho sujeto influyente, al aceptar el favor siendo consciente de su ilegalidad, es doblemente responsable: por estimular a las autoridades de la URJC para que se lo den y por cogerlo. Y ninguna autoridad se juega el pellejo falsificando actas y manipulando sistemas informÃticos si el principal beneficiado por dichas falsedades no se lo pide.

Por tanto, Cifuentes es como aquel ladrÃn al que la policÃa cerca con una bolsa de dinero robado, y pretende solucionar el problema ofreciÃndosela. De nada sirve renunciar al botÃn una vez que te han pillado. Al robarlo (y ocultarlo hasta que te has visto cercado), has causado un daÃo a la sociedad que te obliga a pagar por ello. Y el precio (aparte del penal si hay delito) no es sino la palabra prohibida: DIMITIR.

etiquetas: artículo

» noticia original ()

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s