La nueva entrega de Lars von Trier hace que 100 personas abandonen la sala


Artículo originalmente publicado por VICE Estados Unidos. Leer en inglés.

Mucho antes de que tomaran asiento, los cinéfilos de Cannes sabían que la nueva película de Lars von Trier, The House That Jack Built, iba a ser brutal. El director artístico del festival, Thierry Fremaux, ya había decidido que la película sobre un despiadado asesino serial era “tan controvertida” que tuvo que hacerla inelegible para los premios, lo que obligó a von Trier a proyectarla fuera de la competencia.

Aún así, parece que el lunes en la noche, durante la proyección de The House That Jack Built, algunas personas no estaban preparadas para lo horrible que sería. Según Variety, más de 100 personas quedaron tan conmocionadas por la violencia, que abandonaron sus asientos y salieron de la sala.

Nunca había visto nada parecido en un festival de cine. Más de 100 personas abandonaron la proyección ‘The House That Jack Built’ de Lars von Trier, que muestra la mutilación de mujeres y niños. “Es asqueroso”, dijo una mujer mientras salía.

The House That Jack Built tiene como protagonista a Matt Dillon, un psicópata de mentalidad filosófica que lleva a cabo cinco actos sangrientos aleatorios. La película lo muestra mutilando a sus víctimas con detalles crudos: en un momento dado, el asesino corta uno de los senos de su víctima. Más tarde, dispara a dos niños en la cabeza, una escena que supuestamente provocó la primera oleada de retirada.

Acabo de salirme de la premiere de Lars von Trier en Cannes, porque ver cómo disparan y asesinan a niños no es arte ni entretenimiento

Acabo de salirme de The House that Jack Built de Lars von Trier. Asquerosa. Pretenciosa. Vomitiva. Tortuosa. Patética.

Me salí de la película de Lars von Trier. Una película vil. No deberían haberla hecho. Los actores son culpables.

La mayoría de los críticos que lograron soportar todo el asunto destrozaron la película, quejándose de que, con sus más de dos horas y media, la película era demasiado sangrienta, demasiado brutal y demasiado larga. Peter Bradshaw de The Guardian la consideró “un calvario truculento”, mientras que Robbie Collins del Telegraph la describió como “dos horas y media de porno de tortura autorreflexiva”. Pero al menos algunas personas salieron de The House That Jack Built impresionadas.

THE HOUSE THAT JACK BUILT: otro viaje por el matadero de las ansiedades de Lars von Trier, ésta es una autocrítica condenatoria de ellas / una apología ajena por la violencia compulsiva de la creación artística. El final es un paradigma. Estoy muy apenado por decir que me encantó.

Tantas, tantas, tantaaaas personas saliendo de la sala durante THE HOUSE THAT JACK BUILT, pero la gente que se quedó, estalló en un aplauso masivo al final. Yo fumé mi primer cigarro en la vida después de verla, lol.

No obstante, Cannes le ofrece una ovación de pie a Lars von Trier después de ‘The House That Jack Built’. Como la persona sentada junto a mí dijo: “Aplaudirán por cualquier cosa”

En resumen, tal vez las personas que terminaron saliendo de The House That Jack Built deberían haber escuchado la advertencia de Fremaux y simplemente mantenerse al margen de la película. No lo sé, quizá el público debería ver Suspiria de Guadagnino, así se habrían quedo en la sala… aunque sea sólo para vomitar.

Sigue a Adam Forrest en Twitter .

https://ift.tt/2L32UAO

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s