Le preguntamos a jóvenes venezolanos si saldrán a votar este fin de semana


Viví 26 años en Venezuela, voté en dos elecciones presidenciales y en unas cuantas municipales y regionales. Este domingo 20 de mayo se celebran unas nuevas elecciones presidenciales en Venezuela —las primeras que me pierdo desde que puedo votar— en medio de la crisis humanitaria, política, económica y social más grande de la historia del país.

Emigré a México hace casi dos años y me volví parte de la estadística de la migración venezolana en el mundo, fenómeno medido en el Primer informe del Observatorio de la Diáspora Venezolana, coordinado por el sociólogo Tomás Páez. Me fui porque sentí que mi país había llegado a un punto de no retorno: me cansé de intercambiar productos básicos para poder completar algo parecido a una despensa, no poder caminar en la calle con al menos una sensación de seguridad, tener miedo a enfermarme de algo mediano o grave y no conseguir los medicamentos, tener un salario mínimo que no pasa de los cuatro dólares al mes, racionamiento de energía eléctrica y agua diarios, escasez de efectivo y una inestabilidad política generalizada.

Ante esta situación y luego de incontables protestas civiles, el partido de la Unidad (coalición de partidos opositores) llamó públicamente a abstenerse de votar en estas elecciones por no contar con las condiciones o circunstancias mínimas para el proceso. Juan Pablo Guanipa, exgobernador electo de Zulia (el estado petrolero de Venezuela) que fue despojado de su cargo por no juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) publicó recientemente en su cuenta de Instagram sus razones por las cuáles no se debería salir a votar en las elecciones presidenciales, descalificando no solo a Nicolás Maduro, quien busca reelegirse para un segundo periodo, sino también a los otros candidatos, Henri Falcón y Javier Bertucci.

Antes de que sucedieran todos estos escenarios políticos, para mí, esta elección iba a ser la más importante de la historia reciente de Venezuela. Con el poder adquisitivo más bajo en los últimos 20 años, condiciones políticas, económicas y sociales tan inestables, esta elección podría poner el candado para las aspiraciones de los jóvenes venezolanos, fuera o dentro del país. Así que contacté a varios jóvenes venezolanos para preguntarles si saldrán a votar este fin de semana. Estas son sus respuestas:

Foto cedida por la entrevistada.

Estoy en la misma situación que muchos: no sé exactamente qué voy a hacer y es el clima general que experimentamos los jóvenes. Para nosotros, las elecciones son algo más que simplemente votar porque van a determinar nuestro futuro (si emigramos o no). Aunque emigrar puede parecer una salida fácil, no lo es. Emigrar desde Venezuela es muy difícil económicamente, y saber que muchos familiares no pueden salir y tienen que quedarse en estas condiciones que no van a mejorar, es bien difícil. Yo me imagino que la persona que no va a votar es porque sabe que el siguiente paso que va a tomar es comprar un boleto de avión e irse.

Creo que es difícil decidir, ya que no es el camino ideal para hacerlo, no están dadas las condiciones. También pienso que es la última oportunidad de expresar el descontento general que vivimos, y quizás valga la pena. Sin embargo, yo creo que la mayoría de las personas vamos a despertarnos el día de las elecciones y tomar una decisión. Yo he cambiado un montón de parecer: he dicho que sí voy a votar y luego que no. Lo veo como una fecha tope, estamos viviendo cosas que jamás pensamos que íbamos a vivir. Como no están dadas las circunstancias y no es un proceso electoral común y corriente, también siento temor de que nos sigan viendo la cara de idiotas. Tomé la decisión con mi familia de que el día de las elecciones vamos a comprar muchas golosinas, ignorar lo que está pasando afuera ya que el día después de las elecciones va a ser muy difícil, gane Maduro o no.

Sea lo que sea, estamos viviendo una crisis que no se va a solucionar de la noche a la mañana. La gente está muriendo porque los hospitales son pésimos. Es preferible no pisar un centro de atención médica porque vamos a salir peor. Estamos viendo niveles donde la gente está comprando efectivo porque no se consigue en la calle, la inflación se come los sueldos, muchas cosas que nunca creímos vivir. Sea quién sea que esté en la presidencia, nos va tocar afrontarlos. El peso recae sobre nuestros hombros, y estas elecciones pueden ser la entrada a un periodo que signifique decir “nos rendimos, ya no se puede hacer nada”. —Laura, 21 años

Foto cedida por la entrevistada.

Es una pregunta que ni yo misma puedo responder ahorita. A lo mejor, me decida el mismo día de las elecciones. Depende de si salgo a la calle y cómo vea el movimiento. Participé en el simulacro de elecciones celebrado por el CNE (Consejo Nacional Electoral), y la maquinaria que tiene el chavismo es demasiado grande. Además, la abstención que va a suceder por parte de la oposición será gigante. Entonces: si voy a votar, legitimo esas elecciones, le doy seis años más a Maduro y voy a reconocer que las elecciones fueron limpias y todo ese dilema. Por otra parte, está el saber que ellos (el chavismo) van a votar, y nosotros estamos aquí y no podemos quedarnos en casa mientras ellos siguen en el poder. Ahora, cuando se supo que gran parte de la oposición no iba para las elecciones, lo primero que pasó por mi cabeza fue “no tengo un candidato”. Y los opositores pesados están llamando a la abstención, y si bien muchas sociedades han sacado gobiernos sin la ayuda de la dirigencia política, yo pienso que nosotros nos dejamos llevar mucho por los políticos, un grupo o una coalición. Sin embargo, ver a la oposición tan dividida, me hace dudar muchísimo, y me hace contradecirme a mí misma.

Mi papá está en Chile, mi prima también, y mi mayor miedo es que las cosas empeoren aún más. Mi miedo va más por los controles que puede poner el gobierno: que de pronto un día digan “ya nadie va a salir de Venezuela”. O a que mí me de tiempo de irme pero a mi mamá no. Es una situación complicada y me da mucho miedo. —Kalena, 20 años.

Foto cedida por el entrevistado.

Tengo múltiples razones para no participar. Aunque no creo que haya camino diferente al ejercicio demócrata de elegir, estas elecciones carecen de confianza colectiva, principalmente por ser anunciadas a través de la decisión de un Asamblea Constituyente cuestionada, la inhabilitación o persecución de los políticos opositores, falta de razonamiento y lógica ante la situación que atraviesa el país, el orden de lo primordial y lo que sigue siendo una condición necesaria a mi parecer: la evaluación de las capacidades de cada uno de los candidatos, previo a las elecciones.

Venezuela atraviesa una crisis severa en casi todos los ámbitos sociales. El motivo más fuerte que me lleva a no votar es que, aunque lo hiciese, las voluntades de los venezolanos hace tiempo dejaron de determinar los caminos del país. En los últimos cinco años, Venezuela ha atravesado las dificultades más crudas de su historia contemporánea. La población ha demostrado el descontento y ni siquiera ese manifiesto, soberano además, determinó puntos de reflexión para el actual gobierno que además piensa en la reelección.

El fomento del revanchismo, las divisiones y las soluciones utópicas en estas elecciones, estimulan el descontento y se convierten en una especie de burla oficial a quienes seguimos creyendo en que las dificultades pueden ser superadas por medio de la estrategia basada en voluntades y propuestas de calidad, no populistas o efímeras. —Harold, 23.

Foto cedida por la entrevistada.

Yo sí voy a salir a votar porque considero que ante esta situación tan grave no me puedo quedar cruzada de brazos. Para mí este espacio es el perfecto para demostrar el descontento tan grande que hay y, por lo menos, intentar salir del gobierno. Evidentemente no hay garantías ni condiciones. Para nadie es un secreto que el CNE está del lado del gobierno. Si más del 80 por ciento de la población está en contra del gobierno, es imposible que de alguna manera hagan algún fraude electoral. No veo tan difícil que el gobierno se pueda derrotar como muchas personas piensan. Dado el contexto, muchas personas se van a abstener de votar y por eso no creo que pierda el gobierno.

Yo no me voy a quedar en mi casa porque si quiero un cambio yo tengo que propiciarlo. La única y última oportunidad que tenemos como país es este domingo. Si hubiese un plan b, o nos dijeran “después de las elecciones hacemos esto esto y esto” lo pienso; pero no lo hay. El llamado es simplemente a no votar y esperar a ver qué pasa. No tengo fe en que la comunidad internacional va a intervenir o algo así. El año pasado, con todas esas protestas que hubo, es como para que ya alguien hubiese intervenido o alguna acción contundente hubiese sucedido. Pienso que si tenemos la oportunidad, deberíamos aprovecharla.

Si derrotaron a Pinochet siendo un dictador, aún sin garantías electorales, ¿nosotros no vamos a poder derrotar a Maduro? Así que yo, por lo menos, lo voy a intentar. —Daylin, 22

Foto cedida por el entrevistado.

Queda muy grande decir que habrá “elecciones presidenciales” ese día. En Venezuela se perdió el entusiasmo de vivir con emoción algún proceso electoral. Desde una óptica positiva, posiblemente el domingo disfrute de 24 horas continuas de luz eléctrica en mi casa. Aparte de eso, no significa nada para mí. Un nuevo y repetido día de adjudicación ilegítima.

Actualmente, en esta juventud que me ha tocado vivir, pienso con detenimiento mis futuras acciones. La madrugada del domingo lo decidiré, o quizás cambie de opinión. Posiblemente nada, mientras nos miramos los rostros. O pensando utópicamente, ocurra una revolución de venezolanos patrióticos. Tengo esperanza porque creo en Dios y en mi esfuerzo por ser mejor humano cada día. Tengo ilusión porque me refugio en el amor, en el que le tengo a mi familia, a mi gente. Amor a lo que me enamora, a mi Venezuela. Absolutamente no. De igual forma lo que pase no determinará mi futuro, cada día conduce a algo nuevo. Sea que vivamos la tragedia o no, es importante sentir y saber que si caemos, existe la oportunidad de levantarnos. Resistiré en Venezuela. —Andrés, 22

Foto cedida por el entrevistado.

Es una decisión difícil, pero sí voy a votar. Creo que como patriotas, como venezolanos, deberíamos salir a votar, pienso que es el escenario ideal. Osea, no importa quién se siente en la silla presidencial, esta situación no se va a arreglar de la noche a la mañana. El clima político está difícil también. Dependiendo de estas elecciones mucha gente va a salir. Imagínate si llega a repetir Maduro, se iría toda la gente que se quedó. Y la gente que está saliendo no sale “porque quiere salir” y ya, sino para ayudar a sus familias, ya que el salario de acá no da para nada. Incluso, tener una familia grande en Venezuela es un gran obstáculo para contar con una buena calidad de vida, debido a los precios absurdos de todo.

A ver, yo soy licenciado en enfermería. Como profesional, no puede ser que yo gane el salario que gano, que no es más de tres dólares. Tantas horas de estudio, tanto tiempo invertido en tu carrera, ¿cómo te puedes sentir como persona? Y pues si gana Maduro, me iré del país sin dudas. Mis compañeras llegan al trabajo llorando porque no han comido y porque no saben qué le van a dar mañana de comer a sus hijos, y con un sueldo que tristemente no les da para nada. Osea, imagínate que si un cartón de huevos cuesta dos dólares y tú mensual ganas alrededor de tres dólares, ¿cómo sobrevives? Mi salario unido a los bonos que me dan (que si de transporte y cualquier otra cosa) me da para comprar una mantequilla, una harina de maíz precocida y un cartón de huevos. ¿Entonces cómo mantienes una familia? Yo siento que si gana Maduro, el éxodo que se viene es mucho mayor que el de los últimos cuatro años. —Ronald, 30

Puedes seguir a Diego en Instagram.

https://ift.tt/2ItHWtm

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s