El vestuario de Cate Blanchett en ‘Ocean’s 8’ me ha vuelto más gay que nunca


Artículo publicado originalmente en Broadly Estados Unidos.Leer en inglés.

En una época en la que cada noticia pareciera ser un ataque a la salud mental, es importante encontrar un respiro en las cosas que amas, como los atuendos de Cate Blanchett. Cuando era joven, el contenido más queer en el que podía poner mis perversas manos de gay eran las películas que no eran explícitamente queer, sino intrínsecamente homosexuales, como Bend it Like Beckham, Stick It o Bring It On, y sus estrellas fueron mis raíces [roots en inglés]. (“Root” es un término de la icónica película queer But I’m a Cheerleader, que describe lo que te hizo gay). Ocean’s 8 evoca esos mismos sentimientos para mí, porque a pesar de que las dos protagonistas principales de la película de estafa, Debbie (Sandra Bullock) y Lou (Cate Blanchett) no están definidas como una pareja queer, creo que son bastante gay juntas.

https://www.vice.com/es_mx/embed/article/evbzww/broadly-estas-vloggers-lesbianas-ensenan-a-adolescentes-queer-como-tener-mejor-sexo-y-mas-seguro-sexweek2017?utm_source=stylizedembed_broadly.vice.com&utm_campaign=7xm7ee&site=broadly

Al igual que todas las mujeres queer, constantemente me siento decepcionada por las películas que no definen explícitamente a los personajes claramente homosexuales como tales, como el personaje Holtzmann de Kate McKinnon en Ghostbusters o Lando Calrissian de Donald Glover en Solo. Por esa razón, Ocean’s 8 me defraudó, porque Lou es innegablemente queer para mí. Habiendo dicho eso, siempre estoy feliz de ver algún tipo de representación de las mujeres que se encuentran justo en la línea entre lo masculino y lo femenino. Estoy agradecida de que haya personajes como Lou y diseñadores de vestuario que me inspiren a ser tan masculina o femenina como quiera ser, y por los planos visuales de cómo interpretar esos sentimientos de una manera extremadamente chic.

Aunque cada estrella tuvo un estilo memorable, el guardarropa de Cate Blanchett me dejó anonadada de una forma que no había experimentado desde aquellos días de lujuria provocados por Missy Peregrym. Aquí hay una guía de cada traje chic, abrigo suntuoso o audaz chamarra usada por la actriz de la película Carol, los cuales me impulsaron a adentrarme aun más en las profundidades del lesbianismo:

Blusa de botones color mostaza con un chaleco negro muy gay

Los elementos de este atuendo suenan infames cuando los analizas individualmente: ¿una blusa a rayas en color amarillo mostaza? ¿Una corbata delgada al estilo de Avril Lavigne? ¿Un chaleco muy gay? ¿Varias cadenas de oro? Sin embargo, en Cate Blanchett, lucen únicos y espectaculares. El evidente espíritu queer de este atuendo me provoca escalofríos de homofobia internalizada: ¿Por qué le tengo tanto miedo a los chalecos y las corbatas delgadas? Quizás soy una gay amante de los chalecos y sólo tengo demasiado miedo de admitirlo.

Abrigo con estampado de leopardo

Esta pieza impulsó mi relación con la feminidad de una manera inesperada: no puedo evitar asociar los abrigos largos con estampado de leopardo con una especie de feminidad tímida y delicada que me parece inalcanzable siendo una mujer queer, que se encuentra en algún lugar intermedio del espectro de la representación de género. Aunque creo que es el derecho de todas las mujeres usar un elegante abrigo de estampado de leopardo, la cultura pop históricamente me ha hecho sentir mal por no interpretar esta estética tan bien como Audrey Hepburn, Jackie Kennedy o la señora Robinson, todas mujeres icónicas que usaban abrigos de leopardo. Pero cuando veo a una mujer tan masculina, como el personaje Lou, usar un abrigo largo de leopardo con orgullo, pienso, tal vez yo también podría usar algo así.

Traje de tres piezas en terciopelo verde

Este atuendo parece haber sido soñado por una loca científica de la moda lésbica. Al igual que el atuendo amarillo mostaza, es como si el diseñador de vestuario de Ocean 8 hubiera tomado lo peor del mundo —un chaleco de botones, múltiples piezas de terciopelo, el color verde— y lo hubiera convertido en el mejor traje del siglo. Me entristece pensar en todas las mujeres queer del mundo que no tienen acceso a trajes de terciopelo ajustados y corbatas en color marrón. Desearía haber visto a más mujeres usando trajes de terciopelo verde de tres piezas en mi juventud, porque si tuviéramos a más mujeres en trajes de terciopelo verde de tres piezas, tal vez no me habría tomado 23 años darme cuenta de que era gay. La representación importa.

Traje azul claro

¿Alguna vez has visto a una mujer y pensado: “¿Le permitiría arruinar mi vida?” ? OK, ahora imagínala usando un traje azul claro. Este atuendo me cambió. Siento que es mi deber como mujer queer dejar de ahorrar y comprarme un traje azul pastel hecho a medida, para que se ajuste a cada centímetro de mi cuerpo con la delicadeza que éste lo hace al cuerpo de Cate. Es cierto: no tengo dónde usar un atuendo como este, ni siquiera merezco algo tan especial, pero todo lo que sé es que nunca había sido tan gay como en el momento en que vi a Cate usando este traje.

Filipina de chef

De todos los maravillosos atuendos diseñados pensando en la perfección queer de esta película, no sé por qué me interesé tanto por la filipina blanca de Cate, pero aquí estamos. La rígida yuxtaposición de su angulosa mandíbula con el aburrido uniforme de chef —que de alguna manera se ve más como un distinguido abrigo marinero que como un insípido uniforme— me desarmó por completo. Podría haber llamado a mis padres por teléfono y volver a salir del closet, porque en este momento me siento tan gay que hasta parece que estoy ocultando algo.

Jumpsuit estilo fiesta disco

Algo que realmente me mantiene despierta en la noche es el miedo infundado a que me inviten a un evento elegante y no tener nada que ponerme. En estos días, me siento demasiado gay como para usar vestidos, pero no lo suficientemente masculina como para ponerme un traje. Pensar en la ropa de gala me perturba, y lo único que podría convencerme son los jumpsuits. Pero después de ver a Cate Blanchett en ese brillante jumpsuit como de sirena, con zapatos de plataforma y… ¿es un accesorio de pelo? ¿Es un collar de pieles? Bueno, ya no podré usar jumpsuits nunca más, porque ella acaba de hacernos ver ridículas a todas las demás. Muchas gracias, Cate.

Chamarra bomber con otra corbata estilo Avril Lavigne

Finalmente, un atuendo que combina a la perfección la moda de The L Word con las tendencias modernas. Me encanta que el vestuarista de Ocean’s 8 haya vestido a Cate con un gay abandono, combinando el extravagante espíritu queer de la cultura del chaleco con el lesbianismo de la corbata de los años 2000 y que de alguna manera lo hiciera funcionar. ¿No es eso lo que estamos tratando de hacer todos: salir del closet con orgullo, y vernos sexys?

Chamarra de cuero

Toda mujer queer está obligada por ley a poseer una chaqueta de cuero. No hago las reglas, y tampoco Cate Blanchett, pero me alegra que su personaje respete esta ley, aunque en realidad le importe una mierda. Pese a que yo no suelo usar cuero, me siento extremadamente atraída por las mujeres que lo usan, razón por la cual este atuendo casi me asesina.

Mención honorífica: saco de gamuza azul con otra corbata tipo Avril L.

Este decadente saco azul rey de gamuza sobre una playera con las letras CBGB y otra corbata delgada me recordó lo que siente estar enamorada. Si esto no te inspira a ser gay y cometer crímenes, no sé qué lo hará.

https://ift.tt/2LERYJ6

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s