Este tipo le dio de comer a sus amigos tacos hechos de su propia pierna


Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos. Leer en inglés.

Si pudieras probar la carne humana de una manera ética, ¿lo harías? Este es el tipo de preguntas que haces después de ver drogado El Silencio de los inocentes. No importa cual sea tu respuesta, nadie espera que lo cumplas. Pero en una publicación reciente de Reddit, el usuario IncrediblyShinyShart compartió la historia de un accidente de motocicleta que lo puso cara a cara con la pregunta hipotética y macabra. Cuando un automóvil golpeó su bicicleta y lo mandó volando a un bosque cercano, su pie se hizo añicos hasta el punto de nunca volver a usarlo. Cuando el médico le preguntó si quería amputarlo, su única pregunta fue: “¿Puedo quedármelo?”

El doctor dijo que sí. El domingo 10 de julio de 2016, tres semanas después del accidente, Shiny, que prefiere permanecer en el anonimato, invitó a 10 de sus amigos más open mind a un brunch especial. Comieron strudel de manzana, pasteles de hojaldre de quiche, tartas de frutas y pastel de chocolate. Bebieron cocteles de ginebra y mimosas. Y luego salió el plato principal: tacos de fajita hechos con la extremidad cortada de Shiny.

Estados Unidos no tiene una ley federal que prohíba el canibalismo. Idaho es el único estado en el que el simple acto de comer carne humana puede llevarte a prisión. Las leyes contra el asesinato, la compra y venta de carne humana y la profanación de cadáveres hacen que el canibalismo sea difícil, pero técnicamente legal en los otros 49 estados. Es raro que alguien capaz de aceptar ser comido se encuentre con alguien interesado en comérselo, pero incluso ese escenario plantea una tonelada de preguntas éticas. Un belga llamado Detlev Gunzel fue condenado a ocho años y medio de prisión por matar y comer a un empresario polaco con su consentimiento.

El caso de Shiny fue muy raro, ya que ese tipo de canibalismo no nada más era legal sino también ético. Documentó todo el proceso, pero debido a la naturaleza gráfica de las fotos, hemos omitido varias de esta publicación. Puedes ver todas las fotos aquí.

Le preguntamos al chico de 38 años de edad por qué decidió comerse a sí mismo junto con sus amigos, a qué sabía y cómo la experiencia lo cambió. La siguiente entrevista ha sido editada y condensada por su extensión y claridad.

VICE: ¿Por qué lo hiciste?
Shiny: Primer había pensado en la taxidermia o la liofilización. ¿Qué tan cool estaría tener mi pie en la casa como una lámpara o un tope para detener puertas o algo así? Todo esto surgió de la idea de que es mi pie. No voy a cremarlo y aventarlo a un basurero. Es parte de mí, y lo quiero conmigo.

¿Cómo convenciste al doctor de quedarte tu pierna?
La mayoría de los hospitales tienen políticas en las que te dan tus partes del cuerpo debido a algunas religiones en las que tienes que enterrarlo entero, así que sólo firmé la documentación. Mi madre, que me estaba ayudando a volver a caminar, por así decirlo, me llevó de vuelta para recogerlo.Aunque no sabe que me lo comí. Entré y el doctor me dio el pie en una bolsa de plástico roja. Lo llevé al coche y lo puse de inmediato en un refrigerador. Fue bastante extraño.

¿Cómo lo conservaste antes de la comida?
Regresé a mi casa y la congelé. No pude encontrar a un taxidermista que me tomara en serio y la liofilización era demasiado costosa. Me hubiera salido en 1,200 dólares. Si tuviera el dinero, lo hubiera hecho. Finalmente, decidí ponerlo en yeso para usarlo como tope para detener puertas, luego le hice una representación en 3D para hacer llaveros pequeños.

Cuando volvimos a mi casa, saqué el pie, y fue muy asqueroso. Estaba cubierto en sangre y tenía yodo por todas partes. Después de limpiarlo, me sorprendió lo bien conservado que estaba. No es como si lo hubieran conservado en formaldehído o algo así. Pero cuando piensas en carne de res, que puede mantenerse fresca durante meses, supongo que tiene sentido.

Estaban cuatro de mis amigos en ese momento, y todo era surrealista. Lo recogimos y jugamos con él. No parecía que fuera un pie. Simplemente parecía un objeto, no una parte de una persona. No hubo conexión emocional. Podía pensar, “Sí, ese es mi pie”, pero no me sentí raro. De hecho, esa fue la parte más extraña, que no era raro.

¿Cómo preparaste el pie para que se lo comieran?
Antes de ponerlo en yeso, saqué un cuchillo de mi cocina y corté un pedazo de la espinilla. La piel ya estaba un poco despellejada por la cirugía, y había un gran trozo de músculo expuesto. Sólo agarré el músculo. Lo puse en una bolsa de plástico y lo metí al congelador.

Recuerdo que pensé, probablemente esto es lo más raro que vaya a pasar en mi vida, espero que no pasé algo más raro.

Después de poner en yeso la pierna, le tomé un montón de fotos, la puse en una caja con flores y la incinere.

¿Cómo convenciste a 10 amigos para que se comieran el pie contigo?
Invité a 11 personas. Les dije algo así como: “¿Te acuerdas que siempre hablamos de –si alguna vez tuviéramos la oportunidad de comer carne humana de manera ética– lo haríamos? Bueno, te hablo para eso. ¿Lo hacemos o qué?” Diez dijeron que sí. Supongo que somos un grupo raro.

Hubo varios grupos de amigos involucrados. Me acerqué a un grupo con la idea y me dijeron: “hagámoslo”. Porque, ¿cuándo volverás a tener una oportunidad como esta? Una amiga me dijo que le pediría a su novio, que es chef, si nos ayudaba a cocinarlo. Perfecto.

El recuento final fue el chef y su novia, mi ex novia, un amigo de la universidad, dos amigos que había tenido durante un par de años, dos que conocía desde hacía más de 10 años, y una de sus hijas, que también me ayudó a enyesar el pie. Fue un grupo cercano.

¿Cómo lo cocinaron?
Le dije mi idea al chef y después de pensarlo un par de días me dijo: “OK, hagámoslo”. Voy a prepararlo, vengan mañana”.

Lo marinó durante la noche y lo salteó con cebollas, pimientos, sal, pimienta y jugo de limón. Luego lo sirvió en tortillas de maíz con salsa de tomate. [Lee la receta completa, transcrita por el chef, aquí.]

Esta es la pregunta más obvia pero necesaria: ¿a qué sabía?
La gente piensa que sabe a cerdo pero no. Recuerdo haber comido cerdo de herencia y fue una de las carnes más rojas y sabrosas que he probado. Era casi como carne de venado. Y creo que es más parecido a eso.

Este corte en particular estaba muy carnoso. Tenía un sabor muy pronunciado y carnoso. El músculo que corté estaba muy duro. Sabía bien, pero no fue la mejor experiencia.

Tu pusiste en Reddit: “Un amigo tuvo que escupirme en una servilleta”. ¿Cómo estuvo el resto de la comida?
Todos estábamos ansiosos. Nos miramos como, “Ok, lo vamos a hacer, ¿verdad? lo vamos a hacer”.

Todos tenemos un humor negro de por sí, y en ese momento estuvo muy presente. Creo que por eso todo salió tan bien. Hicimos bromas todo el tiempo. Hubo un momento en el que dije: “Bueno, hoy fue el día que estuve dentro de 10 de mis amigos a la vez”. Al día siguiente recibí una llamada de un amigo diciéndome: “Oye, para que lo sepas, te vomité”. Lo siento”.

Todos teníamos la sensación de que era una experiencia de unión. Tuvimos la oportunidad de compartir esta experiencia única juntos. Y fue una forma de cerrar un ciclo en mi vida.

Escribiste que esa comida te ayudó a cerrar el ciclo del accidente. ¿Qué quieres decir con eso?
Todo fue horrible. Recuerdo haber volado por el aire. Recuerdo que me golpeé. Recuerdo estar sentado en el bosque, quitarme el casco y sentir un dolor insoportable. Miré hacia abajo y mi pie estaba colgando. La imagen del pie, roto y sucio pasó ya en la ambulancia.

Pero tuve mucha suerte de estar en un lugar donde había gente alrededor. Tuve mucha suerte de que una chava que acaba de graduarse de la secundaria, apareciera y me pusiera un torniquete en la pierna. Ella acababa de tomar un curso de primeros auxilios. Tuve suerte de tener un paramédico a los 15 minutos.

Hay muchas cosas que sucedieron de la mejor manera posible. No tuve otras lesiones. Sólo fue mi pierna y un pequeño corte en la parte posterior de mi cuello. ¡Aparte de eso, estaba ileso! Volví a mirar el lugar, y volé a través de árboles que están a solo unos metros de distancia. Iba a 40 kilómetros por hora cuando salí volando. Así que no sé cómo sólo tuve esa lesión. Pude haber muerto muy fácil ese día.

Recuerdo que me despertaba en el hospital muchas veces y sólo lloraba, preguntándome cómo iba a ser mi vida. Hablé con el médico sobre lo que podíamos hacer, qué era rescatable. Pero faltaban los huesos y todo lo demás era basura. Nunca podría volver a caminar sobre él. Alrededor de una semana después, decidí dejar que lo cortaran.

Pasé por toda esta experiencia. Fue un momento crucial de transición. Soy un chico blanco de clase media. Nunca tuve que luchar por nada en mi vida. Nunca me habían puesto a prueba. No fui al ejército, nunca he sido pobre o he tenido que luchar por comida o vivienda. La he tenido fácil y lo reconozco. Antes del accidente, no apreciaba adecuadamente mi vida ni a las personas que me rodeaban.

El derroche de compasión y empatía que recibí de mis amigos y seres queridos me ayudó mucho a enfrentar el desafío de este gran cambio en mi vida. Así que cuidé esa parte de mi cuerpo que me cuidó durante tanto tiempo. Le rendí homenaje y le di una despedida adecuada.

Tengo las cenizas en un frasco en el altar de mi novia en su sala de estar, y lo llevaré a la tumba. Es parte de mí, y esta experiencia también es parte de mí.

Las cosas funcionaron muy bien después. Mi vida ha mejorado mucho. Dejé la ciudad en la que estaba y un trabajo de 10 años que me estaba matando emocionalmente. Me mudé a otro estado. Tengo un trabajo mucho mejor que disfruto muchísimo. Conocí a una mujer con la que he estado durante más de un año y medio y es lo mejor en mi vida. Estoy mucho más feliz de lo que podía concebir antes. Y es a causa de esta época en que mi vida se vio amenazada y perseveré en ella. El hecho de comerme mi pie fue una manera divertida, extraña e interesante de seguir adelante.

Esto pasó hace dos años. ¿Por qué decidiste contar la historia ahora?
Es una historia muy buena para contarle a alguien que ya te conoce, pero le llama la atención a mucha gente. Me ha llevado tiempo acostumbrarme. Lo puse en Reddit porque es anónimo. Me gustan las cosas escandalosas que algunas personas publican ahí, y sentí que esta era una forma en que podría contribuir adecuadamente a esta comunidad. Lo que hice técnicamente no fue ilegal. No lo vendí. No se lo di a personas sin su consentimiento. Era mío. No pudimos encontrar ninguna ley real contra cosas raras como esta.

Entonces no estoy preocupado por cosas legales. Simplemente no quiero ser conocido como ese tipo de caníbal extraño. Realmente no representa quién soy.

¿Cómo cambió tu perspectiva hacia el canibalismo?
Tiene un estigma. Se asocia con culturas que no se perciben como civilizadas, o situaciones donde las personas se ven obligadas a sobrevivir. Lo ven como bárbaro, por lo que se preguntan por qué lo haría por capricho. Pero hay personas que se comen la placenta después de que nace un niño. Eso es canibalismo, no veo ninguna forma de evitarlo.

Creo que puedes ser un caníbal con ética en ciertas situaciones. No se me antoja ir a cazar gente y comerles la cara. Esta fue una experiencia en la que tuve la oportunidad de hacer algo único de una manera saludable y ética. Lo hice y fue divertido y genial, y tengo una gran historia.

Sigue a Beckett Mufson en Twitter e Instagram.

https://ift.tt/2l8Yi0s

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s