Camarero, deme un maldito plato, por favor


La revolución del emplatado hipster lleva tiempo en marcha. El clásico mesón de menú casero en vajilla duralex ha pasado a transformarse en un gastrobar de diseño donde se sirve el salmorejo en tejas viejas y los profiteroles en urinales de caballeros. Los dueños son los mismos pero ahora se han dejado barba y llevan gafas de pasta. Cobran más, eso sí. El diseño se paga.

etiquetas: plato, restaurantes, emplatados, extraños

» noticia original (www.vozpopuli.com)

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s