¿Qué motiva a la gente a desear el sexo con aliens?


Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Los enlaces, vídeos e imágenes en este artículo podrían considerarse NSFW.

Hay un montaje de dos minutos y medio de Sigourney Weaver en la película Alien en Pornhub con la que muchas personas seguro se están viniendo, pero eso es solo la punta softcore de un iceberg de sexo alienígena pesado.

El porno alienígena es muchas cosas. A veces tiene tentáculos. Otras veces, es acerca de una fantasía de abducción. Por supuesto, la palpación se presta muy bien a la categoría, y hay muchas de ellas. Hay una largo mitología sobre la abducción alien y la violación sexual: la analogía de palpación anal durante encuentros extraterrestres originada con el primer reporte altamente publicitado de una abducción, en 1961. Barney y Betty Hill, una pareja de New Hampshire, aseguraron que fueron secuestrados por una nave espacial. Después, bajo hipnosis, Barney dijo que recuerda a sus raptores insertando un cilindro en su ano y tomado una muestra de esperma.

https://www.vice.com/es_mx/embed/article/a34dme/vice-tener-sexo-aliens-pinturas-arte-extraterrestres?utm_source=stylizedembed_vice.com&utm_campaign=59amw8&site=vice

El sexo con aliens es un género masivo, denominado “exofilia”, que significa el deseo de tener relaciones íntimas con formas no humanas. Le pregunté al autor y teórico erótico conocido como Supervert por sus ideas sobre sexo alienígena. Supervert ha escrito varios libros sobre exofilia; una palabra que afirma haber acuñado en los 90 al escribir Extraterrestrial Sex Fetish.

Extraterrestrial Sex Fetish inició una conversación entre lectores acerca de sus deseos más profundos por un órgano femenino alienígena. “Una vez salió el libro, la idea empezó a moverse sola”, Supervert me dijo en un email. “Las personas que de verdad tenían fantasías sexuales acerca de la vida alienígena me contactaron y enviaron correos. ‘Exofilia’ entró en el léxico de patologías sexuales. Claramente explotó en algo que no sabíamos que estaba ahí”.

En porno, los aliens sirven como una variable conveniente: un factor X al cual recurrir después de que todas las formas vivientes de la tierra han sido exploradas y aprovechadas. Exofilia, dijo, habla de ese deseo de novedad.

“¿Qué podría ser más inalcanzable que los aliens? Desearlos es adoptar una actitud extraña”.

En sitios web de pornografía, hay varios tipos de exofilia en lo que se refiere a alienígenas; algunos videos son relativamente normales, presentando a un humano teniendo sexo consensuado con un alien. Otros se inclinan a lo no consensual y la abducción, y luego están los de tentáculos, la fecundación y oviposición alienígena, y subgéneros al estilo Alien de extraterrestres succionando caras, todos los cuales abordaremos en un minuto.

Los entusiastas han hecho montones de pornografía animada tradicionalmente o con CGI, la mayoría de calidad cuestionable. Es la musa de muchos novelistas gráficos e ilustradores (mira la colección de Phil Foglio, XXXenophile), así como de autores eróticos (personalmente recomiendo esta colección, simplemente titulada Alien Sex).

En el extremo más convencional, muchas películas tratan el sexo alienígena, pero en realidad no muestran ninguna interacción alien-humano. Barbarella, donde Jane Fonda se folla su escape en un mundo distante y My Stepmother is an Alien protagonizada por Kim Basinger como una extraterrestre encubierta en la Tierra son dos ejemplos clásicos.

Muchos, muchos vídeos pornográficos basados en tentáculos también son pornografía alienígena, y esta es su propia categoría masiva de fetiche. Pero a menudo es difícil saber si estamos hablando de alienígenas con tentáculos o de criaturas marinas (aunque hay teorías más divertidas acerca de pulpos llegando de otros planetas).

Pero en su forma más básica, el porno Alien es simplemente sobre tener sexo con un alienígena. La actuación de Kristal Summers junto a un actor desconocido con una máscara de plástico que parece salida de una tienda de Hallloween, es quizás el ejemplo más minimalista que pude encontrar de esto. Summer es atada y azotada por la criatura de apariencia alienígena más estereotípica que uno se pueda imaginar.

Pero uno no necesita otra persona en la habitación para ponerse en modo pervertido intergaláctico. El “Alien Sex Bath” de la modelo fetichista Reiinapop es un clip solista escarchado, de temática espacial, para fantasear con ver a una nena interestelar bañándose.

Y luego está el público de ovipositores. Científicamente, un ovipositor es un órgano tubular de los insectos o peces hembras, usado para depositar huevos. Como un fetiche, significa utilizar un consolador con una apertura en los extremos para la colocación de un huevo de gelatina degradable, para la inserción en el orificio de elección. Maren Hill demuestra esto como la “anfitriona dispuesta” en un vídeo que presenta abducción e impregnación.

“A muchos les gusta imaginar a una criatura alienígena queriendo poner sus huevos dentro de uno”, le dijo LoneWolf, el dueño de Primal Hardwere y el titular de la patente del ovipositor oficial a VICE en agosto. “Puede ser un poco intimidante o desagradable para aquellos que no fantasean con ser anfitrión voluntario o involuntario de los aliens dentro de ellos. Desdibuja la línea de nuestra propia humanidad para encontrar placer sexual con algo que es tan lejano de lo humano, y para algunos, sólo hablarles de ello los moja”.

Como los tentáculos y la impregnación alienígena, los succionadores de caras crean su propia y extensa categoría porno. Los orígenes de este tipo de porno —donde una criatura alienígena se cierra sobre la cabeza (usualmente) de una mujer y se folla su cara— no son claros para mí en este momento, pero solo puedo asumir que la gente vio Alien y pensó que sería excitante ver a alguien ser atacado por un succionador de caras.

YouTube también es el hogar de bastante pornografía alienígena. Notablemente para nuestros propósitos de alien sobre humanos, está “E.T. 2” por el YouTuber FilthyFrank, que se imagina que ET volvió a la Tierra listo para la fiesta. Como el porno Lego, es ocasionalmente difícil diferenciar entre trabajos serios de fetichismo, y sexo alienígena con fines cómicos, pero este es probablemente lo segundo. Aunque bueno, solo la escena sexual recortada tiene más de un millón de visitas, entonces quién sabe.

Todo esto habla de algo inherente al deseo mismo: anhelar por lo inalcanzable.

“¿Qué puede ser más inalcanzable que los aliens? Desearlos es adoptar una actitud extraña”, dijo Supervert. “En lugar de proyectar su deseo en un individuo que podría causar frustración y dolor, el exófilo lo proyecta en un ser que sabe que no existe. Reconoce la falta de deseo en el corazón, pero simultáneamente le da una cara o una docena de brazos como una deidad hindú. Si suena como un sueño, con sus niveles contradictorios de consciencia y de distorsiones fantásticas de forma, entonces sabemos exactamente lo que Freud podría haber dicho al respecto. Deseo inconsciente”.

https://ift.tt/2x3gm2e

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s