Contratos ficticios. Estas son las universidades públicas que realizan gastos ‘fantasma’


Artículo publicado por VICE México.

Los últimos días no han sido los mejores para los habitantes de Nuevo León. Unas horas antes de que se jugase el clásico de futbol Regio entre los clubes Monterrey y Tigres, una gresca entre aficiones terminó con un hincha felino masacrado en plena vía pública.

Pero las preocupaciones no son solo por la violencia que envuelve al futbol. La política y las finanzas públicas también mantienen atentos a los regios, quienes tienen poco que celebrar con el regreso de Jaime Rodríguez El Bronco, tras perder las elecciones presidenciales. Desde 2016, su gobierno no ha podido comprobar la erogación de 5 mil millones de pesos, aunque no es el único con cuentas pendientes en la tierra del cabrito.

Los números de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), la tercera con la infraestructura más grande del país, preocupan a la iniciativa Fuiste Tú? . Y es que, de acuerdo con datos oficiales de la cuenta pública, la UANL es la universidad pública que tiene más dinero sin comprobar, ya que desde 2016 no han justificado el uso de más de mil 200 millones de pesos.

La iniciativa Fuiste Tú? analizó y sistematizó datos oficiales de auditorías públicas de 2016, 2017 y 2018.

Si bien la institución que arropa al club de futbol felino encabeza la lista de las universidades opacas, hay tres decenas de escuelas públicas de nivel superior que resultaron deficientes para entregar cuentas claras. En total, son 32 escuelas de 23 estados distintos que no han podido comprobar más de 5 mil millones de pesos, la misma cantidad que le aprobaron a la Cámara de Senadores para gastar este año.

Curiosamente, en 2016, año en que se realizó la primera parte de las auditorías, 15 de los 23 estados que albergan las escuelas opacas eran gobernados por un político del PRI. El PRD tenía presencia en tres estados, incluida la capital, el PAN mandaba en tres entidades, mientras que el Partido Verde y Movimiento Ciudadano tenían bajo su control un estado cada uno.

Cero en matemáticas

Si bien las cuentas de la universidad norteña son alarmantes, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) es la que causa más extrañeza entre la iniciativa impulsada por organizaciones como Oxfam México, Data Cívica, Transparencia Mexicana, Horizontal, Incorruptible, Causa Común e Integralia, ya que tiene un porcentaje más alto de dinero en opacidad con relación a los recursos que reciben.

Mylena Cano, investigadora de la iniciativa Fuiste Tú?, explicó que la situación de la universidad morelense es preocupante, en especial por el mal manejo de los salarios del personal. “Lo que hace hincapié la auditoría es cómo se pagan sueldos que están por encima de las cuotas fijas, o sueldos al personal que ya no trabaja ahí”, indicó a VICE y agregó que hay obras en la UAEM que se debieron llevar a cabo y ni siquiera se han iniciado, a pesar de que ya se pagaron.

De esta forma, de los mil 100 millones públicos que fueron inspeccionados, hay por lo menos 900 millones cuyo destino no se ha aclarado mientras su crisis financiera se agrava. A diferencia de otras universidades, aquí los responsables de las malas finanzas tendrían nombre y apellido. Mientras la escuela se mantiene en huelga y el personal señala la falta de presupuesto para cubrir los sueldos pendientes, el Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos (SITUAEM) ha denunciado la responsabilidad de la administración universitaria, así como al gobierno de Morelos encabezado por Graco Ramírez.

El exrector Alejandro Vera Ramírez fue detenido a principios de año por la Policía de Investigación Criminal del estado, por delitos de abuso de confianza contra el Sindicato de Trabajadores Administrativos (STAUAEM). El otrora funcionario fue puesto en libertad tras recibir el perdón de los sindicalistas, con lo que pudo postularse como candidato a gobernador por el partido Nueva Alianza, aunque finalmente declinó en favor de Cuauhtémoc Blanco.


Monarcas de paso. Estos son los gobernadores que no comprobaron sus gastos.


Vera Ramírez también ha sido señalado por enriquecimiento ilícito y peculado mientras encabezaba la institución educativa. De hecho, su nombre figura entre los implicados de La Estafa Maestra, como presunto cómplice del desvío de 7 mil millones de pesos a través de ocho universidades públicas, entre ellas la UAEM.

Por su parte, Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, recordó que la UAEM ha jugado políticamente, como históricamente lo han hecho las universidades para evitar procesos de fiscalización, aunque ahora están rompiendo esa inercia al exigir la rendición de cuentas y evidenciar los casos donde no hay buen manejo.

“El mínimo es comprobar el ejercicio del gasto público y algunas universidades se amparaban en el tema de la autonomía, pero en términos de fiscalización son idénticas a cualquier otra dependencia de gobierno, se les dan recursos y tiene que comprobarlos, y esa comprobación tiene que estar solventada en documentos que eviten contrataciones ficticias o de empresas fantasma”, explicó el especialista a VICE.

Entidades problema

Las escuelas reprobadas en fiscalización de recursos públicos son un problema que afecta principalmente a alumnos y personal de la institución. En los casos de Campeche, Chiapas, el Estado de México, Guanajuato, Quintana Roo y Zacatecas, la preocupación es doble, pues en cada entidad hay al menos dos universidades con dificultades para comprobar el dinero público que reciben.

En tierras campechanas, las dos instituciones públicas de educación superior están metidas en líos financieros. Mientras la Universidad Autónoma de Campeche (UACAM) sigue sin comprobar 200 mil pesos, la Tecnológica de Campeche (UTCAM) ha omitido la declaración de 90 millones de pesos.

Las universidades de Chiapas también están metidas en un embrollo, tal como sucede con la estabilidad política del estado. Desde 2016 hasta la fecha, periodo que ha gobernado el ahora senador con licencia Manuel Velasco, la Universidad Politécnica (UPCH) y la Autónoma de Chiapas (UNACH) dejaron de comprobar más de 500 millones, provenientes de transferencias de fondos federales.

En el bajío, las autoridades panistas, que controlan Guanajuato desde hace varias décadas, no impidieron el ejercicio de casi 100 millones de pesos sin comprobar en dos instituciones educativas de nivel superior: la Universidad de Guanajuato (UGTO) y la Tecnológica de Salamanca (UTS).

Al sureste del país, en Quintana Roo, las aguas de opacidad que empujó ‘el Pirata’ Roberto Borge llegaron hasta las aulas de las universidades más importantes del estado. Mientras la Universidad estatal (UQROO) debe la comprobación de 5.8 millones, la Universidad Politécnica (UPQROO) no ha aclarado el uso de 97 millones desde 2016.


Yo fui porro: una fiesta de puñetazos y puntapiés.


Estos yerros en la comprobación de recursos públicos también tuvieron consecuencias en Zacatecas. Hasta la fecha, la Universidad Autónoma estatal (UAZ) no ha dicho qué hizo con 28 millones que ingresaron a sus arcas. Por su parte, la Universidad Politécnica del Sur de Zacatecas (UPSZ) desapareció 58 millones de las cuentas públicas sin comprobantes de por medio.

Con los mexiquenses, el problema va por partida triple, pues son tres universidades que peca de opacidad financiera: la Universidad Mexiquense del Bicentenario (UMB), la Autónoma de Chapingo (UACh) y la Autónoma del Estado de México (UAEM). Suman 196 millones sin comprobar, de los cuales 178 son de la UMB, institución cuya creación fue impulsada por Enrique Peña Nieto en su época de gobernador.

Mención aparte merecen la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), ambas con sede principal en la Ciudad de México. A pesar de ubicarse como instituciones de gran calado para la educación en todo el país con reconocimiento internacional, no han podido comprobar el destino del dinero que recibe proveniente del erario. Mientras los pumas no han comprobado 100 mil pesos, a las panteras les faltan más de 185 millones.

A decir de los especialistas consultados por VICE, el problema con las universidades opacas no necesariamente está ligado a actos de corrupción, ya que puede tratarse de mal manejo de recursos que implican distracciones o una mala formación administrativa.

“No podría generalizar como un problema a nivel nacional, pero claramente hay un mal manejo de la administración de los recursos en universidades autónomas”, dijo Cano, quien resaltó que, así como existen ejemplos negativos, hay casos como el de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) con mil 600 millones de pesos sin irregularidades, o la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), quien utilizó más de mil millones de recursos públicos, perfectamente comprobables.

Los otros morosos

Entre las universidades cuyos gastos son motivo de preocupación por la poca claridad que muestran, también está la Universidad Veracruzana (UV) ubicada en el histórico puerto mexicano, donde la estela de corrupción con el rostro de Javier Duarte todavía se pasea.

Al otro lado del país, por las aguas del Pacífico, ni las autoridades de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ni el gobierno del tricolor Mario López Valdez (Malova) supieron a dónde fueron a parar 397 millones de pesos.

Otra que preocupa es la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero (UPFIM), con sede en el estado de Hidalgo. En la tierra de la barbacoa, el departamento universitario de contabilidad todavía no explica cómo utilizaron 185 millones que recibieron.

Donde también carecen de elementos para explicar cómo invirtieron el dinero público, es en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), pues al menos 100 millones se esfumaron de las cuentas universitarias sin dejar ticket o factura de por medio, tal como sucedió en la administración estatal del priísta Rubén Moreira, quien se fue sin comprobar 420 millones.


Ayotzinapa está en AMLO. Estos son los últimos lances por enterrar el expediente.


Al respecto, Cano señaló la importancia de que las instituciones educativas rindan cuentas, ya que está ligado al desarrollo del país y México tiene un bajo nivel de personas con título universitario, en comparación con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE).

“El dinero sí se está destinando a la educación superior, pero cuando hay fuga de recursos se deja de utilizar en cuestiones como becas, mayor infraestructura, computadoras, o inaugurar nuevos cursos (…) si tenemos esta fuga podemos pensar que el costo de oportunidad es muy alto porque no se está utilizando para el desarrollo del conocimiento”, puntualizó la especialista.

En tanto, Bohórquez resaltó la importancia de que las universidades asuman que deben transparentar los recursos que reciben como todas las dependencias de gobierno, pues se trata de mecanismos que naturalmente se endurecerán con el tiempo. “Están administrando recursos que pagan los contribuyentes de todo el país, lo hacen en un tema muy noble como es la educación, pero al igual que los que trabajan en el sector salud, tienen que rendir cuentas por estos recursos”, sentenció el directivo de Transparencia Mexicana.

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

https://ift.tt/2OthMwS

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s