Investigadores quieren que los doctores puedan recetar hongos alucinógenos para la depresión


Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins creen que es momento de cambiar la clasificación de drogas de los hongos alucinógenos de narcóticos peligrosos sin valor medicinal, a posible tratamiento innovador para la depresión.

Desde 1970, las autoridades han considerado a la psilocibina un narcótico perteneciente a la Clasificación I, lo que significa que tiene un alto potencial de abuso y ningún uso medicinal reconocido. De acuerdo a los investigadores —quienes realizaron innumerables estudios en los hongos— ninguna de esas afirmaciones es cierta.

https://www.vice.com/es_mx/embed/article/3k8mjk/los-hongos-son-la-droga-mas-segura-que-puedes-consumir?utm_source=stylizedembed_vice.com&utm_campaign=3keppn&site=vice

En un artículo que será publicado en el número de octubre de la revista Neuropharmacology, cuatro investigadores —Matthew Johnson, Roland Griffiths, Peter Hendricks, y Jack Henningfield— plantean que ya es momento de que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) considere trasladar a los hongos alucinógenos de la Clasificación I a la Clasificación IV; lo que significa que es una sustancia con bajo potencial de abuso y pocos riesgos de dependencia. Si la clasificación cambia, los doctores podrían recetar hongos alucinógenos en determinadas circunstancias.

En los últimos años, los investigadores han estado usando en pruebas médicas la psilocibina para tratar exitosamente tanto la depresión como la adicción. En un estudio de 2016, el mismo equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins administró hongos alucinógenos a pacientes de cáncer terminal con el objetivo de aliviar su ansiedad y depresión, consecuencia del final de sus vidas.

“Los estudios han evidenciado que la psilocibina causó reducciones clínicamente significativas en la duración de los síntomas de la depresión y la ansiedad al menos seis meses después de su administración”, explica el estudio recientemente publicado.

La habitación de los hongos alucinógenos en la universidad Johns Hopkins. Imagen: Matthew Johnson

El artículo de 24 páginas sintetiza las variadas investigaciones sobre la psilocibina para brindar la información que necesitaría la FDA para determinar si debería ser clasificada o no. Para determinar la clase de una droga, las autoridades consideran ocho factores diferentes incluyendo potencial real o relativo de abuso, riesgo para la salud pública, y susceptibilidad para la dependencia psíquica o fisiológica.

Cuando se compara con otras drogas, la relativa seguridad de los hongos alucinógenos es increíblemente alta. La psilocibina resultaría en el último lugar si uno clasifica a las drogas en términos de su daño a los individuos o a la sociedad. “Incluso si agregas alcohol o tabaco a la ecuación”, me dijo por teléfono Johnson, un doctor de ciencia del comportamiento en la Universidad Johns Hopkins.

También explicó que el abuso potencial de la psilocibina es bajo. “Nadie es adicto ni ansía su próxima [dosis de] psilocibina”, dijo. Eso no significa que los hongos alucinógenos no tengan abuso potencial. Las personas han consumido hongos alucinógenos de forma recreativa por décadas y no se van a detener ahora, pero a diferencia de la cocaína o la heroína, la psilocibina no es una sustancia con la que la mayoría de los consumidores de drogas quisieran pasar sus noches o sus fines de semana.

“Daños potenciales incluyen comportamiento peligroso en consumidores desprevenidos, sin supervisión, un empeoramiento en las enfermedades mentales en esos que tienen o están predispuestos a los desórdenes psicóticos”, según el estudio. “Sin embargo, el campo de uso y daños asociados son bajos comparado con el prototípico abuso de drogas”.


Relacionados:


Johnson se refirió a historias de terror de los 60 sobre personas drogándose con alucinógenos y cayéndose de los techos porque creían que podían volar, pero dijo que esos casos son raros. “Muchas más personas se han caído de alturas elevadas a causa del alcohol… A pesar de eso, la gente sufre estos accidentes”.

Los investigadores han tenido éxito al usar hongos alucinógenos medicinales en ambientes controlados, donde la dosis es regulada y administrada por un médico entrenado, un psicólogo o terapeuta entrenado, quien guía al receptor a lo largo de la experiencia, y donde hay objetivos muy específicos para la terapia.

En el caso de los pacientes de cáncer, los pacientes terminales experimentan viajes guiados con el objetivo de ayudarlos a confrontar y superar su miedo a la muerte. Esto no es lo mismo a un viaje mientras se acampa el fin de semana en el bosque.

https://www.vice.com/es_mx/embed/article/d3kxkk/tonic-mdma-hizo-por-mi-ansiedad-lo-que-no-pudieron-hacer-medicamentos?utm_source=stylizedembed_vice.com&utm_campaign=3keppn&site=vice

El estudio también es tan solo un paso en un proceso largo. Las personas depresivas o ansiosas no podrán entrar a una clínica y experimentar viajes sanadores con drogas por años, posiblemente décadas, si es que de hecho pueden lograrlo alguna vez. Johnson dice que una reclasificación podría tomar de “tres a 10 años”. Estudios que no se han hecho aún, o que están hasta ahora comenzando, necesitarían ser completados y los resultados necesitarían ser favorables y consistentes.

Incluso el camino hacia la reclasificación no es seguro o sencillo. “La eliminación de la Clasificación I solo puede ocurrir si un producto medicinal que contiene una sustancia de Clasificación I es aprobada como una droga para uso terapéutico por la FDA”, explicó el estudio,lo que significa que algún tercero necesitaría manufacturar psilocibina de uso medicinal, presentar ese producto a la FDA, y presionar para su reclasificación.

Eso podría parecer mucho pedir, pero Johnson tiene esperanza. “Esta es ciencia de vanguardia [y] los resultados son muy prometedores para un gran número de trastornos”, dijo. Aunque ninguna gran compañía farmacéutica le está consultando a Johns Hopkins sobre los hongos alucinógenos, sí lo están haciendo algunas sin ánimo de lucro, incluyendo el Instituto Usona en Wisconsin. Usona o cualquier otro grupo podría presentar una simple pastilla de psilocibina a la FDA para su aprobación como tratamiento para la depresión, desencadenando una revisión de su clasificación. Y cuando eso pase, Usona podría sacar provecho de este estudio.

https://ift.tt/2RJFMdW

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s