Las polémicas frases del posible nuevo director del Centro de Memoria Histórica


Artículo publicado por VICE Colombia.


Desde el pasado jueves empezó a sonar fuerte en el país el nombre de Mario Javier Pacheco García. Todo el mundo decía que estaba 90 por ciento segura la llegada de este periodista de Ocaña, Norte de Santander, a la dirección de Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH): la entidad estatal que durante los últimos diez años ha reconstruido la historia de nuestra guerra.

En poco tiempo, Mario Javier se convirtió en tendencia en Twitter. Y personajes como los periodistas María Jimena Duzán, Carlos Cortés, Santiago Rivas, Matador y Víctor de Currea Lugo; el académico León Valencia; y políticos como Aída Avella o Iván Cepeda, salieron en sus cuentas a rechazar su inminente llegada al CNMH.

¿Por qué? Porque Pacheco aspira llegar a un lugar al que se ha referido en oportunidades anteriores como “una estructura infiltrada” que solo busca deslegitimar al Estado, cómo lo afirmó en una de sus columnas de opinión. O porque, según él, este lugar está lleno de “historiadores y sociólogos mamertos” que quieren presentar al Estado y a las fuerzas armadas “como los mayores depredadores” del conflicto. O porque Pacheco sugiere que el lenguaje del Centro “deberá redireccionarse” para corregir “la tendencia de culpar al Estado”.

Pacheco todavía no ha sido nombrado oficialmente. Pero su hoja de vida ya está en el Sistema de Información y Gestión del Empleo Público (Sigep), un trámite que todos los funcionarios de Estado deben realizar. Y esa hoja de vida daría para otra historia. Colombia2020 reveló que en el documento que está en el Sigep, Pacheco no acredita ser historiador, como aparece en la hoja de vida publicada en su página web “Biblioteca Mario Javier Pacheco García”, donde publica la mayoría de sus columnas. Además, Colombia2020 dice que el doctorado en ciencias políticas que asegura estar cursando, es un programa de una universidad a distancia de Hawai (la Atlantic International University), que fue desacreditada en Colombia con resolución 09795 de julio de 2015.

Al final del artículo, Colombia 2020 presenta una entrevista que Pacheco le concedió al portal, afirmando que “el Centro Nacional de Memoria es uno de los estamentos más importantes en el país y pienso que ha estado un poco subterráneo en relación a la potencialidad que tiene”. Así de fácil cambió de opinión.

Porque las mencionadas no son las únicas, decidimos hacer una recopilación de las frases más controversiales del que sería el director más probable del Centro de Memoria Histórica, refiriéndose a diversos temas del país:

Sobre las estructuras infiltradas:
“(el) Centro es otra de esas estructuras infiltradas, pagadas por el Estado para deslegitimar al mismo Estado (…) sus informes lujosos y voluminosos están cargados de omisiones tendenciosas que pretenden minimizar los horrores de las Farc y echar la culpa de los mismos, al Estado y al extinto grupo criminal de las AUC”.

Sobre los mamertos:
“…el CINEP, del padre de Roux y en el Centro de Memoria Histórica, que están en manos de historiadores y sociólogos mamertos, cuyo interés es presentar al Estado y las fuerzas armadas como los mayores depredadores y culpables del conflicto”.

Sobre redireccionar el lenguaje:
“El lenguaje de Santos en el CNMH, deberá redireccionarse, corrigiendo la tendencia de culpar al Estado, y en los cuerpos de memoria de las Fuerzas Armadas, y sus oficinas jurídicas, queda la tarea de estudiar los delitos que se les imputan, para que sean desvirtuados o juzgados por las autoridades competentes”.

Sobre si Colombia es un Estado fallido:
“…La memoria histórica, más que establecer los hechos, pretende esclarecerlos a través de versiones de víctimas y victimarios, esa memoria queda condicionada a la óptica de quien la recupere, o de quien paga la recuperación, y si éste cree que Colombia es un Estado fallido y que sus soldados son más victimarios que las FARC y otros criminales, el resultado será la memoria histórica de un Estado fallido, culpable del Conflicto Armado en Colombia”.

Sobre la memoria que construye el Centro:
“…La memoria que se está escribiendo es un instrumento demoledor contra el Estado, y una estrategia más en la guerra por el poder”.

Sobre el acuerdo de paz (o el adefesio, cómo lo llama él):
“Hoy la nación muestra su escándalo, incluso la mitad que aprobó el Sí de los acuerdos, aunque Semana, La W, Caracol, El Tiempo, El Espectador, etc., defensores del adefesio, le dan poca difusión al hecho”.

Sobre el rol ‘polarizador’ del Centro:
“El papel del CNMH, es fundamental si fuera imparcial, pero al partir de la presunción de culpa del Estado, ejerce un rol polarizador y de desprestigio de la institucionalidad. Acciona contra el Estado, con recursos del Estado”.

Sobre los soldados:
“Un soldado que delinque, no hace al Estado delincuente sino al soldado. La intención de calificar delitos como crímenes de Estado es una estrategia política, en la que avanza la izquierda con apoyo del Estado, que paga para que se le inculpe”.

Y las últimas dos ñapas.

Ya no hay paras:
“Es importante advertir que el término paramilitar fue borrado por Uribe cuando desmovilizó a las AUC y extraditó a sus cabecillas. Pero que ustedes mantienen, convenientemente, aplicándolo a cualquier GAI o BACRIM, incluso de sus propias filas”.

Gallinazos al acecho
“…candidatos como Petro, Fajardo y Vargas, quienes más que candidatos parecen famélicos gallinazos al asecho (SIC) del poder, han sido borregos bien amaestrados por el capataz de la mermelada colombiana Juan Manuel Santos”.

https://ift.tt/2IQISsx

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s