Te decimos por qué no puedes volver a dormirte cuando quieres


Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

La vida sería mucho más fácil si pudiéramos activar y desactivar el modo de sueño del cuerpo humano tan fácilmente como lo hacemos en nuestros teléfonos. Pero para muchas personas, existe una relación inversa entre lo que quieren y lo que pasa una vez que se encuentran bajo las sábanas, ya sea unas pocas horas adicionales de sueño en un domingo de pereza, o la capacidad de salir de la cama sintiéndose llenos de energía y listos para trabajar. Aparentemente, esto es cierto incluso para los más famosos atletas de alto rendimiento, como lo demuestra un tweet que Serena Williams publicó la semana pasada.

Si bien las especulaciones en Twitter no se hicieron esperar, nosotros decidimos preguntarle a una autoridad un poco más creíble. Seas o no una estrella del tenis, el motivo más probable de esto, dice W. Chris Winter, neurólogo certificado, especialista en sueño y autor de The Sleep Solution, es tu rutina de trabajo: Williams, por ejemplo, menciona que no puede abrir los ojos antes de las 9 am en sus días de entrenamiento.

Winter señala que muchos de nosotros, gracias a los horarios de trabajo draconianos que no están en sintonía con nuestros cuerpos, tenemos que despertarnos antes de lo que lo haríamos naturalmente. Eso puede contribuir a la “niebla cerebral” que hace que sea mucho más difícil levantarnos de la cama. Nos sentimos apáticos, aturdidos y fuera de lugar porque nuestro sueño ha sido interrumpido bruscamente. Todo esto tiene que ver con nuestros ritmos circadianos naturales: algunas personas (conocidas como “personas madrugadoras”) tienden a dormir y despertar más temprano, mientras que otras prefieren quedarse despiertas hasta tarde y levantarse más tarde. Estas diferencias están determinadas en gran parte por la genética y pueden ser muy difíciles de cambiar. Algunas investigaciones incluso muestran que los noctámbulos tienen una mutación genética que disminuye su ritmo circadiano, lo que significa que siempre están tratando de ponerse al día con el resto del mundo.

Luchar contra tus ritmos circadianos puede dejarte aturdido y sin interés alguno de salir de la cama. Pero tu cuerpo también puede acondicionarse a una rutina matutina. Winter nos dice que la mayoría de las personas están acostumbradas a despertarse, ver luz, comer, tener interacciones sociales, etc. Esa es una rutina, y el cuerpo se adapta a ella. En el caso de Williams, es probable que también se ejercite en el gimnasio, lo que aumenta la temperatura de su cuerpo y refuerza el acondicionamiento físico. Esta rutina fisiológica es difícil de romper incluso en los días de descanso, por ello dormir hasta tarde en esos días le resultan tan difícil. Esto también se vincula con el hecho de que puedas sentirte cansado aun después de haber dormido.

https://www.vice.com/es_latam/embed/article/xw37pn/tonic-dormir-poco-dificil-ponerse-en-forma?utm_source=stylizedembed_vice.com&utm_campaign=d3bdav&site=vice

Winter también señala otro factor: “A menudo existe la presión psicológica sutil de que cuando una persona tenga la oportunidad de dormir, debería hacerlo”. Sin embargo, esforzarse demasiado para dormir, en realidad lo dificulta más. “A diferencia de en los deportes”, dice Winter, ‘esforzarse más’ es el beso de la muerte con el sueño. Con los atletas, trabajamos en la reestructuración de su percepción de que estar despierto en la cama es un fracaso, para que lo vean como una oportunidad para la meditación y la relajación. Permanecer despierto estando en la cama no equivale a un fracaso”, dice.

En resumen, todos estamos cansados cuando tenemos que levantarnos temprano para trabajar o entrenar porque es más temprano de la hora a la que nuestro cuerpo se despertaría normalmente. Pero debido a que, pese a esto, nos levantamos temprano casi todos los días, nuestros cuerpos están en una rutina y no se pueden ajustar rápidamente a los días de descanso cuando tratamos de dormir más.

Winter agrega que apreciar el tiempo de inactividad en la cama sin sentirse presionado para dormir puede ayudar enormemente a las personas. La meditación consciente también puede mejorar la relajación: Winter recomienda el dispositivo de meditación Muse que tiene un útil entrenador. Él suele usar este dispositivo, junto con algunos buenos hábitos de sueño, para poner a los atletas en la mentalidad correcta. “Al igual que puedes entrenar a alguien para mejorar su revés”, dice, “puedes entrenar a un atleta para mejorar su sueño”.

Por supuesto, los atletas no son las únicas personas que tienen problemas para dormir. Muchos de nosotros tenemos hábitos de sueño malos, pero corregibles. Además, recientemente la “higiene del sueño” se ha convertido en un tema importante, pues cada vez más de nosotros nos damos cuenta de lo importante que es dormir bien. En última instancia, todos podríamos dormir mejor, incluso, una de las mejores tenistas de todos los tiempos.

https://ift.tt/2EeZASY

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s