“Prefiero que me llamen celópata”: Platicamos con personas que revisan el celular de su pareja


Artículo publicado por VICE México.

No lo hagan. Fin. Quisiera que este texto cerrara así porque realmente no hay nada peor en la historia que la terrible fijación de revisar el teléfono de tus parejas. ¿Por qué lo hacen? ¿Por qué la tristeza de sus almas logra que sus manitas tomen la privacidad de sus seres amados y la quiebren? Dejen que tengan su vida privada. Es sano. En el preciso momento en el que rompen esta línea ya no hay vuelta atrás. Todo se va al carajo.

Pienso que invadir la privacidad de tu pareja es una forma para sabotear tu relación. Es algo intrínseco. No estás feliz contigo mismo o con el rumbo que lleva la relación. Es algo bien difícil. Hay que saber proteger la privacidad del otro y entender que no siempre podemos saber todo acerca de sus vidas, y eso está bien, de alguna forma mantiene lo interesante de la vida de cada quien.

Vivimos en un presente dominado por las redes sociales. Preferimos tener interacciones por mensajitos que en carne y hueso. Estamos a un mensaje directo de distancia de cualquier persona en el planeta y quizás es eso lo que dispara nuestras inseguridades a niveles altísimos, así que después de reflexionar sobre esto, decidí contactar a varios seres humanos que realizan estas prácticas para preguntarles sobre el tema.


Fue una mala decisión

Lo he hecho varias veces. Probablemente mi autoestima no estaba en su mejor momento, pero la relación que tenía tampoco lo estaba. Y no sé, empiezas a dudar de todo y cualquier pelea o actitud “extraña” la asocias con que te están engañando. No me siento orgulloso de esto, pero es algo que acepto haber hecho.

La cuestión es que cuando encuentras algo se vuelve una adicción. Vi cómo mi novia platicaba con alguien por bastante tiempo. Unos cuatro meses. Fueron los peores de mi vida pero no tenía el valor de confesarle a mi novia que sabía que estaba coqueteando con otra persona. Dejó de suceder, pero nunca le confesé que sabía todo. Creo que fue una mala decisión hacerlo, pero una vez que lo haces ya no hay vuelta atrás.

—Simón, 32

No tenemos nada que escondernos

Mi pareja y yo no tenemos secretos: mi huella puede desbloquear su teléfono y nunca hay nada que descubrir. Tenemos una relación bastante sincera, así que eso de “revisar teléfonos” no es un problema para nosotros. Sé que quizás para algunas personas esto sea bastante raro, pero a veces es hasta más útil: si yo necesito hacer una llamada, buscar un contacto o algo así; es más fácil de esta forma.

Él también tiene acceso a mi teléfono, realmente es algo muy natural y no nos buscamos problemas o hemos tenido alguna pelea por esto. Como te digo, es algo que se basa más en que somos una pareja estable y que no tenemos nada que escondernos.

—María Claudia, 27

Si tuviese algo que esconder no se lo permitiría

Cambiaría esta pregunta a “personas que no tienen nada que esconderle a sus parejas”. Porque realmente se lee como si fuese un pecado eso de revisar los teléfonos. La cuestión acá es que es consensuado, yo puedo tener su teléfono como ella el mío y hacer lo que nos de la gana. No hay problema alguno.

He estado en otras relaciones donde hacer eso estaba prohibido. Confiaba menos, claro está, pero nunca lo hice sin su permiso ni nada por el estilo. En mi relación actual funciona, y no es ningún tabú o algo parecido. Quizás si tuviese algo que esconder no se lo permitiría y creo que ahí está el secreto: no he sido infiel a ninguna de mis parejas, entonces para mí es natural no tener nada con clave o esconder cosas.

—José, 29

Es un tema importante para mí

Me gusta tener confianza con mis parejas. Platicarnos de todas las cosas que nos suceden en la vida. Nuestros teléfonos se han convertido en un arma de doble filo y han logrado ser satanizados por el acceso directo que tenemos a muchísimas personas en las distintas redes sociales. Esto es un tema importante para mí y creo que es la base de nuestra relación. La confianza y saber que no tenemos cosas que escondernos o estamos coqueteando con cualquier persona que conozcamos virtualmente.

¿Enviarse nudes o decirse cosas, cuenta como engaño? Yo pienso que sí, aunque no haya contacto físico las emociones están jugando un papel importantísimo ahí y a veces es hasta más grave que una aventura de una noche o cosas por el estilo. Por eso, mi pareja y yo llegamos a un acuerdo: no hay problema con andar usando el celular de cada quien.

—Mario, 28

Prefiero que me llamen celópata a perder a mi pareja

Lo hago cada cierto tiempo. No es porque no confíe en mi pareja, sino porque entiendo que estamos en un momento bastante interconectado y cualquier persona puede responderte una historia, coquetearte o qué sé yo. A nadie le importa hoy en día si tienes pareja o no, el respeto por eso ya no existe.

Las redes sociales han abierto una puerta a la infidelidad que está bastante difícil de cerrar. ¿Quién es fiel en estos días? Es muy difícil, y si uno no cuida a su pareja o está en contacto permanente con ella, ¿cómo podemos estar seguros que no nos están engañando o empezando a platicar con otra persona? Prefiero que me llamen celópata a perder a mi pareja por no saber qué está pasando dentro de su teléfono.

—Emma, 28

Puedes seguir a Diego en Instagram, él no le revisa teléfonos de sus parejas

https://ift.tt/2AVBdFP

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s