Le pregunté a varias mujeres si los hombres podemos ser feministas (y estas son sus respuestas)


Hace unos días leí en redes sociales una opinión de una usuaria de Twitter que, palabras más, palabras menos, decía que los hombres por muy deconstruidos que estuviésemos, siempre seríamos opresores y que eso nos imposibilitaba para ser feministas. Sostenía también que el feminismo era exclusivamente por y para las mujeres. Sobre ese tema ya había sostenido algunas acaloradas discusiones con amigas y amigos. ¿Los hombres podemos o no ser feministas? Quería escribir sobre ello, pero no quería tomar el micrófono, pues supuse que eso sería considerado “mansplaining” o “machoexplicación” —como ha tenido a bien nombrar el Fondéu a aquellas explicaciones de hombres hacia mujeres que entrañan un tufillo condescendiente y paternalista—. Es por eso que pregunté a varias de mis amigas feministas si ellas consideran que los hombres podemos o no ser feministas, y cito aquí fielmente sus respuestas.

“No pueden ser feministas”.
—Tania, publicista, 28 años

Los hombres no pueden ser feministas. Para los hombres, la sociedad en lugar de silenciarlos los ha privilegiado, por lo que “darse cuenta” significa renunciar a estos privilegios y no todos están dispuestos a hacerlo. Que alguien lo haya logrado no significa que la misma estructura social permita a los demás hacerlo.

Entonces, yo sí creo que todos los hombres son opresores, pero también creo que debe haber hombres aliados (y los hay), que se rifan constantemente por no perpetuar esas conductas.

“Sí pueden y deberían ser feministas”.
—Alejandra, 29 años, psicóloga

Por supuesto que los hombres pueden y deberían ser feministas. Es una cuestión política, humana, social, no biológica. Segregar por “no padecer” es el auto-flagelo más ignorante. Es decir, ¿no sabemos de derechos civiles porque no somos negros? Absurdo.

“Un hombre no nace opresor, se vuelve uno”.
—Carla, 29 años, aspirante a Maestra en Estudios de Género

Pienso que lo que oprime es el machismo, el patriarcado, el salvaje capitalismo y todos esos sistemas viven en diferentes cuerpos. Creo que los hombres y demás diversidades pueden ser feministas. Encuentro muchos problemas al considerar al hombre como natural opresor de las mujeres. 1. Porque sólo una mente binarista puede leer el mundo así y dividirlo en hombres y mujeres. 2. Porque contradice cómo una conducta es aprendida y reproducida. Un hombre no nace opresor, se vuelve uno. 3. Se refuerza la paranoia colectiva (que de por sí la población anda muy sensible).

Personalmente no tengo ningún pedo en hablar con hombres sobre feminismo, entre más gente se una a la causa, mejor. Sólo que por favor no reinventen una forma para oprimir y seguirle quitando protagonismo a las mujeres y demás diversidades genéricas.

“No pueden ser feministas, pero sí aliados”.
—Juliana, 29 años, psicóloga

El feminismo es un movimiento de mujeres, llevado por mujeres y para mujeres. Esto no quiere decir que se odie a los hombres, al contrario. bell hooks (sí, en minúsculas) tiene un libro llamado El feminismo es para todo el mundo y habla sobre como los hombres no son el problema: es el patriarcado, el sexismo y la dominación masculina. Lo que se pide (además de su deconstrucción) es que en vez de querer figurar en el feminismo, desde sus privilegios hablen con otros hombres y les hagan ver la violencia que han estado reproduciendo. Que en vez de querer figurar en las marchas, apoyen para que las mujeres podamos asistir y un largo etc. A eso se le llama aliado.

El problema es que muchos de los hombres que traen la bandera del feminismo y se presentan en esos espacios, han violado, abusado psicológicamente o a golpes a otras compañeras.

“Los hombres no tienen espacio aquí. Y tampoco son aliados”.
—Alejandra, 23 años, estudiante de derecho

El feminismo es un movimiento de mujeres, por mujeres, para mujeres. Los hombres no tienen espacio aquí. Y tampoco son aliados.

La pregunta sería ¿Por qué los hombres se empeñan en tener papel dentro del feminismo? ¿Por qué no crean su propio movimiento, donde ellos sean el centro del cambio? Desde lo que les corresponde, claro. Crear nuevas masculinidades, hacerse sabedores de sus privilegios, poner en evidencia el machismo de sus congéneres e irlo erradicando. ¿Por qué tienen que tomar un espacio donde no les corresponde?

Alguna vez leí por ahí que a las mujeres nos toca accionar desde el feminismo, responder a la pregunta: “¿Qué le podemos aportar al feminismo? ¿Qué podemos hacer por nosotras?” La chamba de los hombres es preguntarse: “¿Qué papel tiene el feminismo en mi vida?”. Es distinto.

Cuando las mujeres nos proclamamos feministas, más de la mitad de las respuestas de la gente es que odiamos a los hombres, que estamos locas, que somos “feminazis”. Cuando un hombre se proclama feminista, se le aplaude por tratarnos como lo que somos, como seres humanos dignos y sintientes. Eso habla mucho de cómo se le sigue festejando al hombre porque él tiene derecho a todo. ¿Y nosotras? Pues bien, nosotras recibimos un “mira cómo se pone”.

“La colaboración de los hombres es necesaria, pero es cuestionable”.
—Karla, 34 años, editora y publicista

Nuestra compulsión por ordenar la realidad es conceptos nos obliga a definir nuestra postura. Si entendemos el feminismo como un conjunto de ideas, éstas no deberían tener género sino simpatizantes de las mismas, sin embargo, asumirse como feminista obliga a entendernos como practicantes de una doctrina, es decir, ser partícipes de una lucha donde la diferencia sexual no sea sinónimo de desigualdad social, de derechos humanos, políticos y laborales, ¿puede entonces un hombre ser feminista o sólo es pro-mujer o pro-equidad de género? Hoy, como ha mencionado la feminista Martha Lamas en distintas ocasiones, la colaboración de los hombres en este movimiento es necesaria, pero es cuestionable si en México su organización y acciones ha llevado resultados al fin común: que la diferencia sexual no sea sinónimo de desigualdad social.

Es complejo ponerse o quitarse la camiseta con una declaración, pero nuestras acciones para generar el cambio son las que nos hacen partícipes o no de este movimiento seamos hombres o mujeres. ¿Pueden los hombres ser feministas, en cuanto género? Sí. Pero la realidad es que, en la práctica, es muy difícil que eso pase.

@PaveloRockstar

http://bit.ly/2FlPwIx

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s